5 de marzo de 2010

Tu sonrisa, amigo(a) lector(a)


Hoy (y ahora), por temas laborales, estoy despierto (6,00 am), y recordando parte de nuestras charlas nocturnas (a esta hora mas no se le puede pedir a mi cerebro, sino que recuerde en trozos).

Pensando en esos momentos que solemos disfrutar, se me cruzó la imagen de las risas y sonrisas que nos echamos con Morgana.

Se dice que una sonrisa es una expresión facial, formada al flexionar 17 músculos cerca de los extremos de la boca, pero también alrededor de los ojos (extraido de la wikipedia); tambien agregaría, personalmente, que la misma es una muestra de alegria o complacencia por alguna situación determinada.

Suena llamativo que la palabra sonreir y reir, no figuren dentro del diccionario de la RAE (al menos en la versión digital).
Quienes me han leído más de una vez, pensarán que mi vida ronda alrededor del diccionario. No es tan así precisamente, aunque me gusta saber sobre que escribo y, mas que nada, asegurarme de terminologías y acepciones. Por eso me remito al famoso diccionario (costumbre de viejos, digamos).

Pero no es éste el tema que quiero tocar, sino la sonrisa, mejor dicho tu sonrisa, la de quien lee este escrito ahora, en este momento.

Me encanta ver a una persona sonreir (un niño, un hombre o mujer, un abuelo, etc.), es contagioso amén de generar armonía en quienes le rodean.

Todos los seres humanos somos diseñadores de sonrisas.

Cuantos kilómetros y kilómetros de sonrisas ha recorrido nuestro mundo, y cada uno de nosotros aportó, en su momento, uno o miles de granitos de arena para construir el camino de la alegría.

Dicen que hacer reír es mucho más difícil que hacer llorar. Lo que no quita que todos intentemos reír y hacer reír.

La sonrisa es la mejor moneda de cambio que pueda tener una persona. Tiene poder.

Existen muchos tipos de sonrisas (no voy a mencionarlas), todas tienen su encanto (y también su momento), pero la mas linda de todas es la tuya lector/a, esa que perfilas ahora mientras lees estas lineas, primero porque estoy piropeándote, y segundo porque sabes que es cierto.

Nunca dejes de sonreir, es y será siempre tu marca registrada. No la ocultes (no sonrias hacia adentro).Muestrala, siéntete orgulloso de ella.

Regála una sonrisa y haras feliz a quien la reciba (no es mia la frase, pero es cierta).

Sonrie, es gratis (idem).

PD: Espero sacar una sonrisa (si es así cumplí mi objetivo)
Un niño de tres años observaba sus testículos mientras su mamá le bañaba.
“Mami” preguntó “¿Es este mi cerebro?”
“Todavía no”, contestó la madre.

En fin…

nuestras charlas nocturnas

4 comentarios:

Soñador dijo...

muy de acuerdo con estas bien ordenadas expresiones , sobre lo que representa ese gesto tan sutil pero de gran poder que es sonreir:Levantarnos un dia mas y sonreir a la vida , a partir de ahi todo es mas facil,Gracias

orujo dijo...

Muy bueno Mario, de verdad, el escrito es magnifico, y hacer reir, también.
En nuestras caras con el tiempo a todos nos salen arrugas, y algunas son de reir.
Un abrazo Mario.

*Inesperada* dijo...

Tienes pendiente hacer sonreir de nuevo a una persona...y esto será si... leyéndote...aquí, las logras.

Si te ausentas, vuelve su tristeza.

Provoca sonrisas y valora amistades.

*Inesperada* dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...