5 de marzo de 2010

ATREVETE!!!



Me gusta gustarme, por eso suelo elegir cuidadosamente mi ropa, esas prendas que me llenan de sensualidad tan solo al recordar que las llevo puestas. Me ayudan a sentirme segura, no importa que cualquiera no pueda verlas, estoy convencida que hay algo que hace que transciendan más allá de lo que las miradas que me ven puedan llegar a adivinar a través de las transparencias de mi blusa.
Influyen en mi manera de mirar, de sonreír, de caminar, de seducir, son como un secreto, como un juego prohibido, como vendar los ojos a alguien para que pueda adivinarme, reinventarme a través de su piel, de mi piel.
Lo mismo me sucede con los pensamientos, cada vez los elijo con más detenimiento, los visto de belleza, de calor, de amor, de confianza, de serenidad, de verdad y aunque parezca una simpleza, funciona. Es como si por encima de la mirada que me escucha y me contempla, pudiera sentirme tranquila, en paz conmigo misma, y atractiva por dentro, y en ese instante no me importará que nadie pudiera desnudar mi interior y descubrirme por dentro más allá de mis propias palabras.

http://claraboya.blogia.com

4 comentarios:

Tarzánnnnn dijo...

Plop!...sin comentarios, Fle.

D'MARIE dijo...

mmmmmm,una mujer segura,libre de cuerpo y alma,caminando por la vida y sonriendole al mundo..
Sos la sensualidad echa mujer.Precioso!!

Soñador dijo...

Somos lo que pensamos, por lo tanto y como consecuencia de nuestra propia evolucion debemos ir puliendo , mejorando e interpretando nuestros pensamientos para sentirnos cada dia mas comodos dentro de nuestro ser,Gracias

orujo dijo...

Si señora, sentirse segura, guapa con tu propio envoltorio es estupendo. Si además le añades tu interior, pos.....sin palabras.
Me gusto leerte.
Un beso.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...