TELARAÑAS

Que envuelven, protegen
el cuerpo se estremece y
despliega muchas de ellas
ante un peligro, ante un delirio

delante de todo se colocan
impidiendo el goce, y el sufrir

la vida caprichosa igual se hace paso
para que los vaivenes del querer
permitan el vivir

5 comentarios:

D'MARIE dijo...

Cuan sabio,nos hacemos,cuando padecemos,lo que !!.Precioso,me encanto!!
Besis.-

Tarzánnnnn dijo...

Rafa, decir más con menos, es una virtud básica del poeta. Y la tenés, te habita, disfrutala. Obvio, que me encantó. Gracias, y espero más- Abrazo-tzn

Mayte® dijo...

Vaivenes de la vida y caprichos del destino.
Cuánta profundidad en tan pocas letras.

Me ha encantado Rafa

Gracias!.

Soñador dijo...

Para vivir con cierta intensidad cada minuto de esta vida quizá haya que estar muy al tanto de todo lo que nos hace gozar y sufrir , y aún queriendo esquivarlo todo nos encontramos siempre ahi, sufriendo gozando y si podemos defendernos pondremos alguna telita de araña y si cae algo mejor .Gracias

*Inesperada* dijo...

Lo bueno si breve, dos veces bueno.

Mucho dices en poco espacio.

Me encanto pararme en tu relato y disfrutarlo, despacito.

Gracias, siempre.