MARCO

Salí muy cansada de mi trabajo , el fin de éste mes y todo el próximo son fatales en mi quehacer, en abril, no tendré ni sábados ni domingos libres, pero, ya después, se relaja, y toma su curso normal .
Bajé del metro con más sensación de agotamiento , luego de 20 minutos, de viaje, en un carro atestado de gente, con su típica mezcla de olores, y un calor pegajoso.
Al salir de la escalera de la estación, un niño pidiendo limosna, estoy acostumbrada a encontrarme con mendigos, pero no sé por qué éste llamó poderosamente mi atención, era un niño pequeño, yo le calculé no más de 7 u 8 años, vestido de harapos, con su cara muy sucia, donde brillaban un par de ojitos negros que relucían en medio de tanta miseria y mugre .Era muy delgado, con el cabello enmarañado y pegoteado por la mugre.
Mas allá , como escondido, un hombre que lo miraba, mas bien dicho lo vigilaba, como llevaba a cabo la tarea encomendada, era un hombre de edad indefinida, también vestido con harapos y muy sucio, estaba absolutamente ebrio. No necesité mucho tiempo para darme cuenta para quien, o para qué , pedía limosna el pequeño.
No sé por que , ésos ojitos me estremecieron, así que olvidada de mi cansancio, lancé la oferta..
- Te propongo algo, ¿qué te parece si tú y yo, nos vamos a servir algo al restaurante de la esquina?
Me miró muy sorprendido, le lanzó una mirada de temor al hombre que no le quitaba la vista, pensó unos minutos , y luego se animó , y respondió.
-vamos!
Caminamos sin hablar hasta el local, apurando el paso, como si los dos tuviéramos mucha prisa, en terminara luego la tarea.
El restaurante estaba prácticamente vacío, salvo dos o tres mesas ocupadas, cosa rara, ya que ésa es la hora de más concurrencia de público.
Entré y me dirigí a la mesita del rincón, que generalmente ocupo, cuando paso a comer algo antes de llegar a casa, el chico me seguía. El mozo, hizo el intento de detenerlo, pensando que me estaba molestando, pero, se detuvo ante una seña mía indicándole que “ era mi invitado”.
Nos sentamos ambos, me extrañó la soltura de él, como si estuviera acostumbrado a comer en restaurantes, para nada asustado o tímido, eso si miraba todo con curiosidad.

Continuara...

9 comentarios:

D'MARIE dijo...

Scarlet .Es buen comienzo,asi que esperando tu continuancion.Besitos linda!!

Miranda dijo...

Scarrrrr:

Justo cuando más interesante estaba la lectura, zazzzzzz, me encuentro con "continuara". Esperaré con ansias el siguiente relato.

Besitos

Mayte® dijo...

Creo que ese gesto aparte de decir lo gran persona que eres, te hizo sentir liviana todo el resto del dia y que tu cansancio se evaporara.

Me gusta leerte y compartir estos ratitos contigo.
Espero el final de la historia.

besitos

Soñador dijo...

Corazón de oro tu tienes , enternecedora experiencia que compartes con todos y yo agradezco.Quizás todos deberiamos a diario hacer alguna pequeña obra en pos de algun ser que a nuestro lado , no más lejos , los tenemos al lado.. sigo.. a nuestro lado padece la furia desgraciada de la codicia y el desamparo humano .Gracias por este emotivo ejemplo de tu corazón de oro

tarzán dijo...

Scar...puedo reservar mi comentario para el/los pxmos capítulos??? - besos, chilenita - tzn

junco dijo...

Espero ansioso los proximos capitulos
eres enternecedoramente buena
besosss

LIA50 dijo...

Scarlet un placer leerte, y encontrarnos aqui. Un beso
Lia

Anónimo dijo...

Margarita (Marga pa los amigos)...

Perdoname scarlett pero este comentario es para la protagonista de tu historia.. jajaja

En algunos dias màs estrenaran en mi cuidad una pelicula ganadora del oscar.. "the blind Side (un sueño posible)" La ganadora, una actriz a la que sigo de años por su brillante actuacion.. pero mi admiracion es doble, ya que el tema de la pelicula habla sobre el mismo tema que trata tu historia sobre marco.. la solidaridad humana.. ir mas alla de los prejuicios sociales, brincar ese muro de desigualdad entre la extrema pobreza y los que nos mantenemos a flote.. brindar una mano al necesitado, facil es levantar la voz de protesta contra la injusticia infantil.. pero lo dificil es pasar a la accion..
Tu relato es hermozo y me conmovio mucho..y desearia que miles, millones de seres humanos puedan leerlo y quizas algunos sigan el ejemplo de Margarita...

Scarlett, una pelicula con un Oscar y tu relato de Marco, me dan la ilusion de que aun quedan rasgos de humanidad en el mundo.
No todo esta perdido.

un beso

Eric_sbn

Anónimo dijo...

Perdoname Scarlet, el otro día crei ponerte un pequeño comentario y veo que no salió, no se que fue que no hice bien para que no saliera, muchas cosas son las que seguro que yo hago mal, será una más.
Te pido disculpas.
Es una hermosa historia contada por una maravillosa mujer
Besos
enmatojado