24 de marzo de 2010

ENTRE AMIGOS IV



ENTRE AMIGOS IV

Cuando Silva entró al bar, su cara se congestionó más. En una mesa para dos, Ramírez compartía charla con una mujer, en el centro del salón. Al pasar junto a ellos, no repararon en él, pese a su paso lento y cuerpo de gigante. Algo similar le sucedió a Lafuente. En su avance, pese a insistir con la mirada, buscando hacerse notar, no recibió de Ramírez y la mujer, más que indiferencia. O´Connors, en cambio, no se percató de la novedad, y hasta preguntó por Ramírez, cuando se hubo ubicado en su sitio de siempre. En tanto, la mujer y Ramírez mantenían un diálogo sereno, pero intenso. Sonreían de vez en cuando, y no se quitaban los ojos de los ojos. Cuando Petrocelli pasó, escuchó a la mujer decir claramente: “No sé, Antonio, es demasiado pronto para…”. Se trataba de una mujer común, para nada llamativa, bien vestida y gestos agradables, si. De edad similar a la de Ramírez, seguramente.
Cuando el mozo les llevó la primera ronda de copas, Petrocelli no aguantó y le preguntó:

-Ché... ¿Hace mucho que Ramírez está allí con esa mujer?

Sin darse vuelta, el mozo respondió en voz baja:

-No sé desde cuando. Yo entré a trabajar a las siete y ya estaban. Cenaron y todo. Je je… ¿Qué me cuentan de don Ramírez, eh?

Al tiempo que el mozo acudía al llamado de otros clientes, a O´Connors no le cayó bien un comentario de Petrocelli.

-Shut up, Petro. Lleva veinte años de viudez. Dejémoslo tranquilo hacer su vida, ¡shit!

-Inglés, lo único que digo es que al menos salude, hombre. Para ignorarnos, hubiese ido a otro lugar ¿No les parece?

-Muchachos –dijo Lafuente, siempre contemplativo- él, está compartiendo este momento con nosotros también. Seamos justos, caramba.

Ramírez, con una seña llamó al mozo.

-Dos cafecitos más, Andrés –y dirigiéndose a la mujer, agregó- ¿Algo fuertecito querés tomar?

-Nooo…gracias –dijo la mujer con una sonrisa, que mostraba la perfección de sus dientes.

Cuando Andrés trajo los cafés, Ramírez aprovechó para abonar lo consumido.

-Lo cierto, Elisa, es que siempre te recordé. Por años me he preguntado que sería de tu vida. En general, eso pasa con las primeras novias ¿no? Creo, que para eso son ustedes, para hacerse inolvidables.

-También yo te recordé siempre, Antonio. Reaparecías por algún detalle, alguna anécdota. Y cuánto te quise.

Como excusa, porque el momento crecía en emotividad, bajaron las miradas a los cafés servidos.

-Se nos enfrían –dijo él, con voz extrañamente quebrada, casi tonta.

-No importa, Antonio. Disfruto esta noche maravillosa de reencuentro, y es lo que importa.

-Es cierto. Y no será la última, no.

-Antonio, no…habrá muchas más, verás.

Con finos gestos de dama, Elisa llevaba la taza de café a su boca, cuando azoró el espacio, como un rayo inexplicable, un estornudo tremendo. De las manos de Elisa, voló la taza de café, cayendo sobre la mesa, manchando las ropas de ambos.
Sonrojado, avergonzado, Ramírez sacó a la mujer del lugar, casi corriendo, casi a la rastra, tomada de la mano. Luego, la noche los devoró.

10 comentarios:

Mayte® dijo...

jajaja....... Te mato.

Cuándo más extasiada estaba leyendo, surge ese estornudo y me rompe el encanto.Me estaba viendo ahí, ilusionada recuperando a un amor lejano y me pones una taza en las manos.

Eres divino..

Gracias por el capítuloo

Mayte® dijo...

.

margari dijo...

A medida, que voy leyendo,más y más, aumenta mi intriga.
Vaya,con los estornudos,por Dios.
Cuándo,más emocionante,!ALE!Estornudo,va
Me encantan tus artículos.TARZÁN
Un saludo gracias,mil

scarlet2807 dijo...

Tarzán, que entretenidos tus relatos,¿sabes?, no pude evitar soltar una carcajada cuando llegué a la parte del estornudo, trajo a mi mente un momento de mi adolecencia, en que algo pero que un estornudo, puso fín, a un momento mágico...jajajajajajaja
Espero con ansias el desenlace
Un beso,Scarlet2807

Miranda dijo...

Tarrrrrrrrrrrrrr:

Hombre, no seas tan malo, cuando estoy más absorta en tu relato, zazzzzzzzzzzzz, viene el estruendoso estornudo, jaaaa, eres único!

Besitos.

Madeira dijo...

Primero sufrimos con el gallego.. parece que nos lo salvaste y ahora? pero qué le va a suceder a este pobre policía?
Por lo que leo en los comentarios nos tienes a todos pendientes de "tus amigos".
Yo lo estoy disfrutando mucho.
Gracias

Soñador dijo...

Genial¡¡¡¡es todo , me imagino a los compañeros desde el rincón de ramirez, mirandolo , cada cual con su pequeña intriga en la cabeza , en sus cosas , sin perderlos de vista, luego ese dialogo entre ellos para entrar un poco en ese mundo que han creado alli, y luego ya la carcajada con el estornudo, muy bueno , espero otro capitulo de esta desmembrante comedia de novela negra que me encanta.Gracias

Soñador dijo...

Me sigo partiendo de la risa ufff

D'MARIE dijo...

Tarzan,que intriga,guauuu,,estoy que desesperoo!!Buenisimo,me atrapo te digo.
Besiss

wppa dijo...

Me pregunto¿no tiraria el cafè adrede para llevarse a Elisa fuera de alli?.Tal vez el trasiego del bar, no dejaba transmitir todo el romanticismo que la ocasiòn necesita.
Un estornudo fingido que rompe el frio momento,y es una escusa perfecta, derramarlo sobre las ropas y dejar que la noche los devore...
que intriga, que curiosidad.
Que pasaria esa noche ...?

Genial tarzànnnn
Un beso amigo
wppa

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...