7 de marzo de 2010

HOY, NO MAÑANA...




Cuantas veces has mirado a alguien, a un-a amigo-a, a un compañero-a, a un conocido-a y has pensado, sentido, que te gusta, que esa persona es como un paisaje que invita a la calma, a la belleza, a la sensualidad, que de alguna manera ha sido capaz de extraer un reflejo de ti mismo que sentías olvidado, casi perdido, lo agradeces por dentro y esperas que esa persona sepa intuir la calidez de tu pensamiento, ese pensamiento que reservas como un avaro para ti mismo y por miedo a exponerte lo callas.
Cuantas veces lees o escuchas a alguien hablar y sientes tanta afinidad, como si fueras tú quien habla, aunque permanezcas en silencio perdiéndote quizás una valiosa oportunidad de descubrir algo nuevo, a alguien, que quien sabe, si podría abrirte la puerta a nuevas posibilidades de autoconocimiento, porque a veces, a pesar de que nos cuesta enormemente escuchar a otros, aun nos cuesta más escucharnos a nosotros mismos.
Cuantas veces nos perdemos la oportunidad única de regalarle un bello momento a otro ser humano a quien incluso tal vez amemos de alguna manera, robándole un bello recuerdo, una parte de su historia que en el momento en que decidimos callar quedará en blanco para siempre, le negamos nuestras más hermosas palabras, pensando tal vez que ya sabe lo que sentimos, lo que pensamos, que tal vez nuestra mirada nos delate y no nos damos cuenta de que al callar silenciamos nuestro propio reflejo, amordazamos la voz de nuestra alma, por pudor y nos perdemos un poco en nuestro silencio.
Tal vez mañana no podamos ofrecerle la belleza de nuestras palabras, ni podamos sentir nuestro reflejo en ellas, tal vez el mañana no exista.... Díselo hoy, cuéntale con palabras bonitas lo que piensas, las palabras siempre encontrarán el camino para regresar a ti a través de otro ...


http://claraboya.blogia.com

4 comentarios:

*Inesperada* dijo...

Mucha gente debería leer tu texto y muy despacito.

Yo me he sentido así, negada, apartada, sin la mínima posibilidad de esos momentos mágicos. Fuera en el contexto que fuera.

Y nunca entendí el porqué.

Qué no tengo? qué error cometí?

Nunca supe, pero niña, cómo de bien describiste tu parte, para sentir el otro lado!!!.

Me has emocionado.
Un beso Vene.

Tarzánnnnn dijo...

Excelente, Flequi. Para colmo, ese razonamiento, desde mi punto de vista tiene dos planos: Uno grave, el que sabemos que no hemos dicho todo. Otro más grave aún, el que no sabemos que hemos callado. Me encanta como das estructura a tu pensamiento, tu claridad de conceptos. Gracias, amiga. Un beso-tzn

Mayte® dijo...

Una reflexión muy acertada Vene.

Demasiadas veces hacemos de lado a alguien sin pararnos tan siquiera a darles una oportunidad de expresarse y menos aún de darse a conocer.

Besitos a la distancia

D'MARIE dijo...

Me dejas pensando,ciertas situaciones a resolver..precioso!!
Besis

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...