9 de septiembre de 2010

Vuelve, recuerdo, vuelve

A veces, sólo de vez en cuando, aunque el olvido se haya apoderado de la mayoría de los recuerdos de una persona, parece como si Dios hiciera un gran milagro y le devolviera alguno de los que marcaron su vida de una forma muy agradable.

Hace un rato he tenido el gran placer de oír de labios de una persona muy querida uno de sus recuerdos más bonitos, el de como conoció al que luego sería su marido, es un recuerdo de hace más de 60 años pero era nítido como si fuera de ayer mismo.

Lo recordaba tan bien que incluso ha sido capaz de relatarme como era, en aquel entonces, la puerta del teatro donde se conocieron, he buscado fotos antiguas y era así, tal cual ella me lo ha dicho, era tan auténtico como el amor que le sigue profesando al que fue su marido y al que hace ya cuatro años que perdió, también víctima de otro ladrón de recuerdos, del Sr. Alzheimer.

Ella sonreía con sus recuerdos, yo lloraba de emoción y le he pedido a Dios que mañana le devuelva ese recuerdo que la ha hecho tan feliz por un ratito, ese u otro similar.

He querido ponerlo aquí como un pequeño homenaje para todas esas personas que, víctimas de tan terrible enfermedad, pierden sus recuerdos.

No son los de la foto, aunque confieso que he estado tentada de poner una suya, pero podrían serlo porque la foto es de esa época y el entorno y las ropas similares.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

María, sólo mandarte un beso y un abrazo.
Madeira

Manases dijo...

Para mi lo mas importante que uno puede hacer cuando se encuentra con alguien enfermo de Alzheimer es ayudarle a mantener si dignidad, por eso el ayudar al paciente con sus tareas cotidianas contribuye a que conserve su dignidad…..besos María

SalvaX dijo...

Mi madre falleció hace unos años de esa enfermedad, al principio se le olvidaban las cosas, los lugares, poco a poco las personas, el lenguaje y al final se olvidó de tragar la comida y un día se olvidó de respirar.
No conocía nuestros nombres pero algo debía retener del tono de la voz o de la forma de andar, porque cuando alguien de la familia se acercaba, le tomaba de la mano,le miraba fijo y unas lágrimas llegaban a sus ojos. Creo que lo último que se olvida es el cariño, la afectividad, el amor en definitiva, porque ese comportamiento no lo tenía con personas ajenas.
Gracias por traer el tema que es muy importante en estos tiempos.

BONBOM dijo...

María, solo decirte que te entiendo muy bien, muchisimos besos.

scarlet2807 dijo...

María , me has hecho llorar, nada me inspira más ternura que los ancianos y si padecen de ése mal, más aún.
Te deseo fuerza, paciencia, y que sepas que si necesitas hablar con alguien, sabes donde ubicarme.
Un beso en el alma y un abrazo de oso, Scarlet2807

PD: te quiero mucho

wpaa dijo...

Maria , mi madre murio con 87 años y hasta el ultimo dia de su vida conservo todos sus recuerdos ,pero reconozco y puedo imaginar ,lo tristre y doloroso que puede llegar a ser para las personas encargadas de ocuparse de enfermos de Alzehimer el tener que estar las 24 horas del dia pendientes de ellos ,aunque si son seres queridos lo unico que inspiran son ternura y se hace con todo el amor.
Yo tambien me uno a ese homenaje hacia esas personas, pero sobre todo hacia sus familiares , aquellos que con tanta paciencia y amor los cuidan.
Un beso
wppa.

Mayte® dijo...

Un beso Maria y un abrazo también, que bien que te lo mereces.

María dijo...

Gracias, a todos, la verdad es que ponerlo me ha servido un poco de catársis, hay veces que resulta muy duro y, sobre todo, muy injusto que tu padre ya fallecido tuviera Alzheimer y tu madre, 4 años después, demencia senil que viene a ser casi lo mismo.

De nuevo gracias, sois encantadores.

* Inés * dijo...

Sabes que, aunque no conozco a tu madre le profeso un afecto especial, que te pido que le des besitos en la frente, por mí.
Que me hubiera gustado a mí, fíjate, tener la suerte que tu tienes, con cuidar a tus padres hasta que se van al cielo.
Un homenaje a tí, muy especial, por ser como eres,como hija, madre, esposa, persona y amiga.
Me has emocionadó.
Gracias, siempre.

lord dijo...

María, por lo que he leído, debes tener un pedacito de cielo ganado,

ERMITAÑO dijo...

María, mi padre murió de ésa triste enfermedad, así que sé de lo que hablas.
Paciencia, fuerza y mucho amor, me has emocionado tristemente y traído recuerdos dormidos.
Un abrazo
ERMITAÑO

junco dijo...

Maria lo conozco muy bien
mi nabuela murio de Parkinson y mi madre (su hija) tiene Alzheimer,una terrible enfermedad que requiere mucho amor por parte de los cuidadores y familiares te has ganado un pedazo de cielo
besos y mi mas ferviente apoyo

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...