27 de septiembre de 2010

¿QUIEN ES EL ASESINO? V

Una vez leídos los informes por parte de Matías, se lo ofrece de nuevo al inspector, el cuál le hace la siguiente exposicion.

Primero: Tenemos la ropa manchada de sangre y su tipo y también prueba de que hay piel humana en el lodazal.

Segundo: Una persona desaparecida con el mismo tipo de sangre.

Tercero: Esa persona es adicta a marcharse por un tiempo sin comunicar donde se encuentra, además, no muy querido por los trabajadores de la finca.

Cuarto: Un mayordomo muerto al parecer por muerte accidental.

Quinto: He comprobado que no hay denuncia de ninguna persona desaparecida de los alrededores.

Sexto: He dado orden de busca y localización del dichoso señorito que me está tocando las narices.

Séptimo: No tenemos ni idea de nada, así que dígame Matías, ¿Qué hacemos ahora?Y como comprenderás no soy de los que se rinden, tenemos que averiguar de quién es la ropa o quien la ha puesto en ese lugar.

Señor no se me ocurre nada, he tomado todas las manifestaciones y sin cuerpo, sin motivos que conozcamos, no sé por dónde empezar.
Bien Matías, retomemos el asunto y desgranemos lo único que sabemos, ¿Qué es?...

Señor, la ropa es lo único que sabemos que existe y no hay nada más.

Exactamente Matías, la ropa es lo único que tenemos, pues por ahí tenemos que empezar.

¿Y cómo señor?

Fácil Matías, ¿Quién sabe de la ropa del señorito y quien la puede manejar libremente?

La mujer que se encarga de su limpieza y planchado de toda la de la casa. Pero también el mayordomo sabía de ella, yo me pregunto señor inspector y,¿si en vez de un accidente, su muerte hubiera sido un suicidio? su médico dice que le recetó los somníferos cuatro o cinco días antes, y ¿si tuvieron alguna disputa y a causa de esta le sobrevino la muerte al señorito?, posiblemente los remordimientos le hubieran llevado a quitarse la vida

Entonces Matías no tendríamos nada, quedaría un crimen sin descubrir y un posible autor muerto, por lo tanto, lo único que nos queda, es indagar sobre esa mujer de la limpieza. Sabemos que el señorito no era trigo limpio, ¿Quién sabe si esa señora ha tenido algo con él? Por otro lado si aparece el niñato, tan solo nos quedaría esperar que alguien denuncie la desaparición de alguien y que coincida con el grupo sanguíneo.

Bien señor, iré a entrevistarme con esa señora, pero si me permite, quisiera descansar un poco antes, ya que llevo desde ayer prácticamente sin descanso, si a usted le parece bien.

No hay problemas Matías, descanse y mañana a primera hora, lo quiero allí y apriétala todo lo que puedas, asústela si hace falta, pero que le cuente ,aunque sean los chismorreos de la casona!.

Día 23 de septiembre, nueve horas, finca “La Floresta”.

Una vez Matías, personado en dicha finca y solicitado el querer hablar con la señora de la limpieza, esta se presenta y se le comunica el motivo por el que se la quiere preguntar, la cual muy nerviosa accede a las preguntas que le pueda realizar, por medio de su documento de identidad, acredita llamarse Dñª Consuelo de la Paz Hermoso, de 40 años de edad.

Preguntada el motivo por lo que está tan nerviosa, manifiesta que no se esperaba que la policía fuera a interrogarla, que no tiene nada que ocultar y que es la primera vez que le ocurre.

Se le advierte que se muestre tranquila, que es un trámite más de la investigación y que si no tiene nada que ocultar, nada debe temer.

Preguntada por su misión en la casa donde trabaja, dice que se dedica exclusivamente a lavar y planchar la ropa de la casona.

Preguntada: Si está casada o tiene hijos, dice que no, que es soltera y no tiene hijos.

Preguntada por su domicilio, dice que es en la finca, donde posee una habitación para ella sola.

Preguntada por el trato que tiene por parte de la dueña, dice que muy bien, (aunque duda y tiene un poco de nerviosismo mirando a los lados)

Preguntada si el señorito se porta bien con ella, dice que sí, (aunque también duda)

Preguntada cual fue la última vez que vio la ropa que el administrador le había nombrado del señorito, dice que hace días no la ve, que cuando se lo comentó, la buscó y no la halló.

Preguntada como accede a la ropa para lavar, dice, que normalmente la de la dueña, así como la del señorito, las sacaba el mayordomo a una cesta al pasillo y de allí la recogía diariamente y una vez lavada y planchada, las depositaba en un estante y el mayordomo las colocaba en las habitaciones.

Preguntada quien hace las camas, dice que el mismo mayordomo las hacía, solo él entraba en las habitaciones.

Preguntada si alguna vez le ha faltado ropa cuando la tiende, dice que no, que nunca le ha faltado nada y se hubiera dado cuenta si desaparece alguna.

13,00 horas, despacho del inspector Fibo.

El agente Matías, acude rápido a la llamada del inspector para que se persone en su despacho.

Una vez en el mismo, este le comunica que la investigación ha dado un vuelco de 180 grados, la señora de la casa que había sido ingresada el dia anterior en el hospital general, la misma ha fallecido y según los análisis efectuados, contiene una gran cantidad de fósforo blanco en sangre.
Continuara………

6 comentarios:

SalvaX dijo...

¡Ostras Pedrín! ¡Cada vez estose lía mas.

María dijo...

Yo contaba con que se muriera la madre, estaba casi cantado. Ahora bien, podrías ir dando alguna pista porque como se me ocurra morderme alguna uña y me la estropee te hago absolutamente responsable.

Besos

Fibonacci dijo...

No quiero que se te estropee nada María, en la proxima entrega te daré un poquito, que la intriga continue, tengo que llegar al menos a las cuatrocientas paginas y tan solo llevo 20, así que paciencia.

LIA50 dijo...

Ahora si que me has líado, no se por donde irás me perdí, pero lo que si te digo, es que tienes que escribir para editar un libro...besos Lía.

D'MARIE dijo...

No se si podre esperar tantas paginas..Maria comprendotu ansiedad ajajja..buenisimo Besis

scarlet2807 dijo...

Cada véz se enreda más ésto y aumenta mi curiosidad, yo también quiero pistas al igual que María, no puedes ser tan malooooooooooooo
Besos, Scarlet2807

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...