¿QUIEN ES EL ASESINO? VII



Día 24, nueve horas finca “La Floresta”.

  Matías, junto a los demás componentes que le acompañan, dan por finalizado el registro, no han encontrado pruebas ni indicios que puedan dar con el autor/es del hecho.

Día 24, nueve horas, despacho del inspector Fibo.

   El administrador de la finca se encuentra sentado frente al inspector Fibo, que se halla enfrascado en unos documentos, observa el austero despacho, no le llama nada la atención, tan solo la fotografía de una niña que mira sonriendo, y una botella que parece que contiene jugo de tomate, se encuentra nervioso, no sabe el motivo de haber sido requerido, no lo conocía, tan solo lo que ha oído sobre lo extravagante que es.

   El inspector Fibo levanta la vista y dirigiéndose al administrador le da las gracias por haber sido tan puntual, y le comenta que le hará algunas preguntas relacionadas con la finca.

- ¿Sabe usted si hay testamento sobre las propiedades de la señora?
-Sí que lo hay, el beneficiario de todo es el señorito, salvo una casita en el pueblo y una cantidad muy buena de dinero para el mayordomo.
-¿No hay más beneficiarios?
-No, yo estuve presente cuando se redactó el testamento y ella siempre había comentado que todo se lo quedaría su hijo, así como una parte para el mayordomo.
-En caso de que el señorito, pongámonos en lo peor, hubiera sido asesinado, ¿quién sería el beneficiario?
-Si el señorito no tiene descendencia, pasaría todo al estado, así lo recoge el testamento, ella no quería que pasara a manos de nadie más.
-La parte del mayordomo una vez muerto, ¿a quién le corresponde?
-Al no poder hacerse de nada, quedaría en manos del señorito todo, y en caso de que este no pudiera, también al estado.
-Es decir señor administrador, que en este caso la muerte de la señora solo puede beneficiar al señorito si viviera, y si no al estado.
-Así es señor inspector.
-¿Cómo se llevaban el señorito y su madre?
-La quería con locura. Ella le daba lo que le pedía y le tapaba todo, así como el mayordomo que lo protegía como a un hijo y él lo quería como si fuera su padre.
-En caso de que no apareciera el señorito, ¿qué ocurriría?
-Imagino que si no aparece ni él, ni su cuerpo, se estaría a lo que dice la ley, hasta transcurridos ciertos años no se le daría como fallecido y la finca continuaría conmigo como administrador, ya que tengo los poderes para hacer y deshacer firmados por la dueña de la finca.
-¿Ha matado usted a la señora y ha hecho desaparecer al señorito?
-No señor inspector, entiendo que me haga esa pregunta, pero aunque no apreciaba al señorito ni a la dueña, soy honrado y nunca haría mal a nadie.
-¿Alguno de los trabajadores podría haber asesinado a la señora y hacer desaparecer al señorito?
-Todos son muy buena gente, pero sí, todos tenían motivos para hacerlo incluido yo.
-Explíqueme.
-Usted sabe que tener un trabajo y un lugar para dormir en los tiempos que corren con lo difícil que es eso actualmente, se aguanta de todo, inclusive abusos por parte del señorito en todos los aspectos con las mujeres que trabajan en la finca, los insultos y malos tratos por su parte, la madre consentía y protegía en todo, lo mismo que el mayordomo,y contestantdo a su pregunta, le digo que sí, alguien lo podría haber matado.
-¿No tiene usted sospecha de alguien?
-No señor inspector.
-¿Quién le proporcionaba la jarra de agua y los medicamentos a la señora?
-Todo lo hacia el mayordomo, nadie entraba en las habitaciones de la señora ni la del señorito.
-Una última pregunta, ¿se ha despedido a algún trabajador de la finca últimamente?
-No, desde que yo estoy en ella, no se ha despedido a nadie, ya le digo que todos son buenos trabajadores, y cuando llega la época de la recogida de la aceituna, viene una cuadrilla diferente casi cada año y no tienen nada que ver con la finca, ya que duermen en su lugar de trabajo.
-¿Alguna persona que viviera allí se ha marchado en los últimos tiempos?
-Solo la hija del pastor se marchó hará unos dos años, según sus padres a servir a una casa a la capital.
-¿Esa hija viene alguna vez a la finca?
-No, de vez en cuando sus padres van a visitarla y comentan que está muy bien.
-Muchas gracias por todo y ya le llamaré si tengo que preguntarle algo más.

11,00 horas finca “La Floresta”

Mientras realiza su faena, observa al muchacho que le ayuda, él fué testigo de la visita y el único que le puede delatar en caso que le preguntaran, lo quiere como a un hijo, es muy inocente y no se ha dado cuenta de nada, no sería capaz de hacerle mal aunque en ello le fuera la perdición de su mujer y la suya propia, sonríe y le da un tirón de oreja, sabe que le molesta y lo hace enfadar, se ríe y continua con su trabajo.

Continuara………

5 comentarios:

María dijo...

Esto se está poniendo muy interesante.

Besos

scarlet2807 dijo...

Uffffff, ni lo digas María, yo me levanto , y lo primero que hago es venir al blog a leer que ha ocurrido.
Buenísimo Fibo, me ha encantado...
Besotes guapetón

Scarlet2807

SalvaX dijo...

¡Nos tienes encandilados!

LIA50 dijo...

Fibo sigo la trama, Besos Lía.

D'MARIE dijo...

Siempre atenta...espectante ante tu escrito..besiss