20 de septiembre de 2010

¡¡¡GRACIAS PAPA!!!

Hoy es el día en el que quiero dar las gracias a mi padre, y no unas gracias cualesquiera, sino, unas gracias con todo el amor de la que soy capaz.

Soy una mujer en pleno crecimiento y mayor de edad desde el día de ayer, es decir, que ya puedo votar, sacarme el carnet de conducir y más parafernalias que las leyes me permiten a esta edad.

No voy a negar que estuviera deseando llegar a la mayoría de edad, ¿quien no lo ha deseado?

En primer lugar quiero hacer una síntesis de mi pequeña vida; Soy hija única y desde los tres años mi única familia ha sido mi padre, mi madre por desgracia o por suerte nos abandonó cuando yo tenía esa edad, se marchó en busca de otra aventura y desde entonces, en raras ocasiones la he vuelto a ver, aunque en las veces que he tenido contacto con ella es cómo si fuera una desconocida para mí, con el paso del tiempo se han ido alargando las visitas hasta desaparecer.

Tengo un hermano por parte materna, él no tiene la culpa y por supuesto yo tampoco de no tener contacto, aunque si os digo la verdad, nunca me ha importado.

Casi no tenemos familia, la poca que nos queda es lejana y sin contacto de ninguna clase.

En resumidas cuentas, esta es la historia de mi pequeña vida, pero lo que me ha llevado a escribir esto, no es otro motivo que mi padre.
Un padre maravilloso, el más guapo de todos los hombres, trabajador, cariñoso, alegre y mi amigo, eso lo quiero recalcar en letras bien grande…MI AMIGO.

Cuando nos quedamos solo, no sabia nada de cómo criar a una niña, en ocasiones había ayudado a mi madre en todo lo que podía, a bañarme, cambiarme y darme de comer, su trabajo que era mucho y de muchas horas le mantenía fuera de casa, era lo único que le permitía saber y ayudar.

No tenía conocimiento de nada relacionado con la casa, y de cocina no digamos, es aún hoy y todavía se le quema de vez en cuando la comida o le sale sosa o salada, pero nos apañamos.

El día que se marchó mi madre, se le cayó el mundo encima, una niña llorona, con hambre y con el pañal hasta los topes, esto unido a los sentimientos de la huida de la mujer que amaba y con tan solo una misiva en la que le decía que ya no aguantaba más y se marchaba con el hombre de su vida.

Dejó el trabajo que tenía, se dedicó a mí por completo durante cierto tiempo, preguntaba a las vecinas las cosas que no sabia, aprendió a cocinar, a planchar, a todo lo relacionado con la crianza, leyó y aún sigue leyendo jajajajajaja sobre los bebés.

Se buscó un empleo no relacionado con su oficio para poder llevarme con él, he dormido a escondidas de sus jefes durante un tiempo en su lugar de trabajo, su vida por completo la dedicó a mí.

Nunca me ha hablado mal de mi madre, la misiva que le dejó la he leído a escondidas de él y sin que lo sepa, tan solo me dice que nunca deje de querer a mi madre, que las circunstancia fueron esas y así hay que tomarla, para más énfasis, siempre me dice que de esa forma nos hemos conocidos mejor y que al final no nos ha ido tan mal del todo.

Mi padre en todo este tiempo no ha conocido a ninguna mujer, yo le digo de vez en cuando que ya soy mayor y que él necesita salir y divertirse, a lo que él se mofa de mí y dice;¿Quién va a querer un viejo como yo? además estoy bien así.

Papá, gracias por estar ahí, por pasarte horas sin dormir cuando tenía fiebre, por esas trenzas y coletas que tanto me gustaban y tú me hacias, con lo que te costaban hacermelas y yo iba tan feliz a la escuela,por jugar conmigo, por haber tenido la primera comunión más maravillosa del mundo, por ayudarme con mi primera menstruación y preguntar sin darte reparos por ello, por enseñarme a depilarme, por elegir la ropa interior más bonita para una niña, por enseñarme a leer y hacer los deberes conmigo, y por tantas cosas más que he aprendido de tí, sobre todo a ser una buena persona.

¡ ¡¡TE QUIERO PAPA.!!!

8 comentarios:

LIA50 dijo...

Fibo, eres adorable, te quiero amigo, como una hija con semejante padre no iba a escribir una carta así.Besoosss Lía.

Mayte® dijo...

Has conseguido emocionarme y viniendo de ti, no era nada fácil.

Es un escrito maravilloso.

Un beso

María dijo...

Es precioso, me gusta este cambio de estilo tuyo, nada que ver con gran parte de lo anterior y muchísimo mejor, con diferencia.

Besos

* Inés * dijo...

Nada mejor para empezar la mañana que leer una carta así de emotiva.
Da idea del corazón inmmenso del padre, a la mujer que le agradece con ternura, la actitud tan madura, que tuvo en los primeros momentos y de la calidad moral, en los sucesivos, hasta el día de hoy.
Sea real o ficticia, que no lo Sé, es entrañable.
Si eres tú, niña, la hija de Fibo, lee ésto:
Madres, no hay más que una, pero tu padre vale por los dos.
Soy madre de vocación y es maravilloso no perderse ni un segundo de la vida de los hijos.
Me has emocionado y mucho, aunque lamentablemente no pueda decírtelo de otra forma.
Sé, de veras que tú, cuando te llegue el momento, serás una madre excepcional.
Fibo,te admiro aún más.
Has hecho de tu hija una persona agradecida, sin rencores y sobretodo una niña excepcional.
Un beso enorme.

Carmen dijo...

Tremendamente emotiva, me gusta tu cambio.

Un beso

scarlet2807 dijo...

Fibo, me has emocionado hasta las lágrimas, no puedo decirte nada , salvo que te quiero y mucho...
Un beso es muy poco, los que quieras, Scarlet2807

Rosa Mª dijo...

Fibonacci, muchas gracias por tu compañía, por tu presencia, y por aportarnos una carta tan entrañable, tan enternecedora.
Me has puesto los pelos de punta.
Muchísimas gracias, desde el corazón.
Rosa.

D'MARIE dijo...

Fibo que bella carta corazon!!.Mas viniendo de un padre..puedo decirte que cuando leo este tipo de escritos.,siento mas la ausencia de padres que tuve en mi vida..pero no quita lo mucho que desee,tener unos asi,para saber que es el amor,antes de aprender a amarme y permitir que me amen de verdad..MuY BELLO..gracias Besiss

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...