* La hora de la escuela *

El anuncio de que el verano, por fin, hace su equipaje, concede un respiro momentáneo a muchas personas anónimas, en hogares dispares.
Cada mañana ordenan aquí y allá, con brillo de espejos, coladas oliendo a flores, platos y ropas, donando sin queja su tiempo y fuerzas, mientras pasa la vida entre sus manos.
Murmullo de voces moduladas, dimes y diretes que cuentan y opinan en la radio de sus casas.
El pulso social o la música de moda, consejos, avisos y noticias que duelen, aunque no se padezcan.
Pan tierno, café recién hecho, cacao, azúcar, con el runrun de la cuchara , callan las voces y despierta el hambre,
Olor a libro nuevo, de tinta impresa, rememora tiempos de niño, en su rictus maduro.
Textura satinada de hojas lisas y nuevas, encierran un mundo de notables ideas.
Relatos y cuentos, números y letras, en operaciones extrañas y ajenas, que encuentran la solución, si bien se piensa.
Lugares de antaño, vidas ejemplares en la memoria de muchos, aunque los tiempos pasen, dejan modelo a tener bien en cuenta.
Horas de fresco, colores suaves tiñen ya, las nuevas mañanas otoñales, de colores dorados y verdes apagados , barajando en el cielo lluvias a destiempo, con días claros.
Mochilas escolares repletas de sueños y libros ordenados, llevan los hijos y nietos que no miran ya, desde la fila impuesta, cuando la sirena avisa.
Madres, padres y abuelos, besaron a sus amores, con la ilusión de que sean mucho en la vida, en el nuevo otoño, a la hora de la escuela.

10 comentarios:

Fibonacci dijo...

Como siempre muy bueno en tus formas Ines.
Al menos yo podre dormir ahora hasta que me plazca sin tener que aguantar a los niños en la calle.
Bienvenido la etapa escolar, tendrian que estar todo el año en clase.
Un beso

scarlet2807 dijo...

Escribes muy bello Inés...
Yo estoy sin inspiración alguna, no sé que me ocurre, en fin...
Un beso, Scarlet2807

María dijo...

Qué recuerdos, yo, que soy rara de narices, lloraba porque no me dejaban entrar al cole de los grandes, al final entré a medio curso, cosas de entonces, igual lo cuento un dia.

Besos

LIA50 dijo...

Que lindo recordar con que ilusiòn se comenzaba el año escolar. Besos Lìa.

Mayte® dijo...

Si los niños leyeran, que ilusión, pero no todos los padres opinan del mismo modo.
Cuando se acerca Septiembre en este país, muchos padres se echan a temblar e incluso pierden el sueño.

Acaso es fácil mandar los niños al colegio?. tengas dinero o no tengas, hasta los 16 es obligatorio. Las becas te las pagan después de ingresar al colegio y siempre con retraso.
En algún centro que coopero, veo bién y a diario, el temor que inspira en algunas familias, el regreso al colegio y la ruina económica.
Quieres lo mejor para tus hijos, pero a veces no resulta tarea fácil dárselo.

Después se quejan que los niños andan como vándalos en las calles, cómo no, si no hay dinero para escolarizarlos.

Un besito Inés, muy bonito tu escrito

D'MARIE dijo...

Ines lo has escrito,como se vive,me gusta leer cosas simples de la vida..muy lindo!!Besis

Manases dijo...

Has despertado mi curiosidad en gran manera, ¡si, el verbo es presente! pero tengo la sensación de que nos trasladas al pasado….un beso

Rosa Mª dijo...

Muchísimas gracias Inés por tu compañía y por tan bello aporte.
Muchos besos. Rosa.

SalvaX dijo...

...y niños con mocbhilas enormes que pesan una barbaridad y les van a deformar la columna vertebral....

BONBOM dijo...

Ines como siempre magistral, eres muy buena escribiendo, siempre escribes bonito me encanta leerte.

besazossssssss