24 de septiembre de 2010

EL AMOR ES ARTE

El amor es el arte de comprenderse, compenetrarse.
El amor es el arte de abrazarse, de besarse.
El amor es el arte de la ternura, de las caricias.
El amor es el arte del cariño, del deseo.
El amor es el arte de fusionarse, tomarse uno a otro.
El amor es el arte del instinto, de la pasión.
El amor es el arte de la paciencia, de la unión.
El amor es el arte del perdón, de la reconciliación.
El amor es el arte de la voluntad, de la verdad.
El amor es el arte de la vida, de la acción.
El amor es el arte de la ilusión y la participación.
El amor es el arte de dar sin esperar devolución.
El amor es el arte de la vida, el arte del corazón.
El amor es el arte de cada uno, en su interior.
El amor es arte, porque sin amor, no existe arte.
El amor eres tú, soy yo, somos todos artistas del hoy.

Autora: Rosa Mª

7 comentarios:

Fibonacci dijo...

Y tambien ROsa,El amor es el arte para hacer daño.
Me gusta como escibes,te leo muy a gusto.
Un besote.

scarlet2807 dijo...

Rosita, el amor es todo lo que dices, pero quiero decirte algo que espero no tomes a mal, para poder amar y sentir todo eso , hay que empezar por amarse a uno misma.
Me alegra mucho que estes entre nosotros, ya sabes donde encontrarme, cuando quieras y para lo que quieras.
Un abrazo de oso y un gran beso, Scarlet2807

María dijo...

Si amas no dañas, es mi teoría claro, cuando dañas es por falta de amor o por otro sentimiento que, consciente o inconscientemente, disfrazas de amor.

Muy bonito, Rosa

Mayte® dijo...

Maravillosa exposición de los mil matices que puede tener el amor, Rosa.

Un beso grande nena.

SalvaX dijo...

Si, el amor es un arte y tu eres una gran artista.
Felicidades.

LIA50 dijo...

El amor es todo eso y mas, muy bonito Rosa...Besos Lía.

BONBOM dijo...

Muy bonito Rosa, aunque yo creo que si amas, no puedes hacer daño, al menos no de una forma consciente.

Un beset

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...