+ Crónica de un huracán +



Vivo en un puerto hermoso, con clima tropical, frente a las costas del Atlántico.
Cercano al mar caribe, Veracruz un puerto heroico, histórico y turístico, lugar de gente bullanguera, jacarandosa, amable con el turismo donde la música tropical prevalece, donde todo es motivo de fiesta.
Se respira un ambiente tranquilo, aun con todas las modernidades y penurias que la civilización acarrea.
Pero todo ello desapareció en unas cuantas horas, somos concientes de los cambios climáticos y de las características del nuestro en cada época del año, esta es la temporada de las tormentas tropicales y huracanes, los cuales por algún motivo jamás llegaban a tocarnos de lleno, pasaban a un lado no sin asustarnos y prevenirnos por ello.
Este pasado viernes 17 hizo la diferencia, dormimos en espera de que sentiríamos los efectos del huracán Karl en el transcurso de la mañana, los caprichos de la naturaleza nos jugaron una mala pasada, porque esta vez nos pegó un costado del meteoro, durante 4 horas sufrimos la peor de las angustias ante los fuertes vientos, lluvia pertinaz incesante, cualquier cantidad de destrozos hizo a su paso.
Mi bello puerto quedó hecho un desastre, árboles derribados, anuncios espectaculares caídos porque los vientos retorcieron sus estructuras, anuncios luminosos que volaron, tejados que no soportaron la embestida del viento, calles llenas de agua porque el alcantarillado no soportó la precipitación desmedida.

De un momento a otro todo intentó volver a la calma, pero ya era imposible. Como siempre los más afectados en estas catástrofes, fueron las personas de escasos recursos.
Los reportes de lo ocurrido informaron que logramos soportar vientos sostenidos de 195 Km./Hr. y rachas de hasta 210 Km./Hr. Fueron angustia de 4 horas nunca antes vivida por ninguno de sus habitantes. Pero, no paró ahí…
El ciclo del meteoro concluyo azotando con fuertes lluvias la zona montañosa del Pico de Orizaba. Ocasionando que las aguas se precipitaran al caudal del río Jamapa que nace en las laderas de este volcán, su fuerza devastadora se hizo presente en el transcurso de la mañana del sábado 18, llevándose a su paso poblaciones enteras, otras quedando sepultadas bajo gran cantidad de lodo, troncos y agua, siguió su curso llegando las colonias y fraccionamientos de la ciudad, miles de damnificados, esta vez no solo los pobladores de escasos recurso, Karl no respetó condición social ni económica, casas llenas hasta por encima de sus techos, miles perdieron todos sus enseres domésticos, automóviles, todo bajo el agua…y como consecuencia secundaria falta de suministro de energía eléctrica y agua.
Los pobladores menos afectados nos hemos avocado a brindar ayuda a los demás, para la limpieza, para llevarles alimentos preparados, recolectando todo aquello que les hace falta en los albergues…TODO hace falta.
Ha sido una semana de movilidad comunitaria, los ánimos exacerbados, enojo, tristeza, desesperanza para muchos, para otros la oportunidad de confirmarnos como seres valiosos y referidos al otro…la palabra más escuchada y aplicada en estos días ha sido AYUDA... ¿de qué tipo? ¡La que sea es bienvenida!…pero sin duda alguna la más importante es aquella que nace del corazón, aquella se hace dejando atrás nuestras propias necesidades para cubrir las del otro, el mas necesitado…

8 comentarios:

Mayte® dijo...

Que triste Mega.

Por desgracias es algo que cada año se repite. Espero que solo hayan sido pérdidas materiales y no humanas.

Un besito en la distancia

María dijo...

Es terrible, a veces la naturaleza se "venga" y si, por ejemplo, se le quitó el cauce a un arroyo para construir, aunque sea al cabo de los años lo recupera y destruye en su recuperación lo que haga falta.

Besos

SalvaX dijo...

La naturaleza nos demuestra que tiene sus propias leyes y que, al incumplirlas, los hombres estamos desencadenando efectos catastróficos de consecuencias inusitadas.
Los que trabajamos en el campo de la Biología estamos constarando cambios muy importantes especialemente en las plantas con alteraciones de los cultivos.
¿Que pasará en el futuro?¿No lo tenemos nada claro, al contrario, my, muy negro...!
Lo triste es que lo van a sufir nuestros hijos y descendientes.

scarlet2807 dijo...

Mega, lamento mucho lo ocurrido.
Sé lo que es ser azotados por un desastre natural, sino mira lo que nos ocurrió a los chilenos con el terremoto y maremoto...
Te mando un abrazo y un beso
Scarlet2807

Fibonacci dijo...

Mis más sincero apoyo Mega.
Un besote

wpaa.. dijo...

Hay un tipo de naturaleza que no entiende de belleza ,. que arrasa que mata , que crea desolacion y miedo.
Contra todo eso no se puede luchar , es caprichosa y hace de las suyas cuando menos lo esperamos.
Lo siento mucho Mega .
Todo mi apoyo
Un beso
wpaa.

BONBOM dijo...

Lo siento mucho Mega, desde aqui un fuerte abrazo para toda tu gente.

Un beso enorme

* Inés * dijo...

¿Sirve nuestra solidaridad, si se la comunicas tú, desde tu lado?.
Tú, en representación de los del blog haces una labor laudable por ellos, transmíteles nuestro pesar y nuestro apoyo de corazón.
Abrazo Mega.