17 de septiembre de 2010

* Mi callada memoria *

¿Qué me queda de tí?.

Apenas nada más que un recuerdo dulce y una voz impresa en mi memoria, como homenaje a tu tiempo conmigo, en días que no volverán.
Tu camino fuíste trazando con mimo y sueños de mil colores, con la maestría de tu acierto y mucho, mucho esfuerzo.
Fué regado por lágrimas amargas, que dieron un giro importante en tu alma, haciéndote más intimista y reservado en tu soledad elegida, como homenaje a tus afectos más amados.
Aún, de tarde en tarde, evoco aquellas imágenes de tu sonrisa incompleta, fiel reflejo de la serenidad de tu alma, impregnada en un dolor que sólo sabes tú lo que duele.
Algunas más, pienso en si tus ojos siguen brillando de aquella forma, cuando miras un momento un reloj de pared cualquiera.
Otras, distintas a las anteriores, te evoco leyendo, como siempre hacías, abstrayéndote del mundo en la historia elegida por tu interés y tu tiempo de descanso.
Unas pocas más, pienso en las melodías que adorabas, permitiéndoles que inundaran dulcemente el ambiente de tu hogar, entre violines y pianos acompasados, sentado en tu sillón favorito de piel oscura, con los ojos entornados.
Parece que aún te veo, trajinar por la cocina, con vapores deliciosos y platos de porcelana blanca. Te gustaba tanto agasajar a tus amigos, que todo te parecía poco, cuando celebrábais cualquier cosa, incluso nada.
Echo de menos, mucho, las rosas de tu jardín, lozanas y de mil colores.

Siempre me hablabas de sus perfumes tan delicados, de los matices distintos entre unas y otras, según fuera el día y el sol, con su cielo aturquesado o su capota plomiza, cuando se estremecían entre tus dedos, recién cortadas.
Y te pienso en esta mañana soleada, mientras un rayo de sol se cuela entre mis recuerdos y se adormece en el papel satinado en el que te escribo, sin pedir respuesta de tu parte.
Porque cuando miro al cielo, es tan azul como lo fué tu franca mirada, en mis días contigo.

Mi callada memoria tendrá siempre un lugar muy especial para tí, con tus rosas frescas y mi cielo en azules, aunque nunca lo sepas.

13 comentarios:

María dijo...

No es que me asombre, porque sobradamente sé de tu valía, pero de verdad que últimamente me sorprendes cada día más gratamente con tus escritos.

Tienes esa facultad, harto difícil de conseguir, de hacer que lo que narras se te convierta en imagen.

Besos

* Inés * dijo...

Prometo, María escribir algo que te emocione, pensando en tus recuerdos, desde mi lado. Lo tengo en mente.
Un beso Maria.

Mayte® dijo...

Magnífico escrito Ines, pero me tienes que explicar como se escribe sobre los recuerdos de otra persona?.

Es algún tipo de biografía?

Un abrazo niña

* Inés * dijo...

Depende de la mañana, de los rayos del sol y del silencio.
Minutos antes de escribirlo, ni sabía que lo haría.
Se llama querida amiga, imaginación.
Así de sencillo.
Un abrazo.

Fibonacci dijo...

Te felicito por la imaginación Ines, quien no la tiene no sabe lo que se pierde, es lo mismo que soñar, pero despierto.
Un besote Ines, cada dia me gustas mas

scarlet2807 dijo...

Yo ya no sé que decirte Inés, ya te he dicho que cada día escribes mejor,y no sé como lo logras, ya que superarte a tí mismna, no es tarea fácil
Un beso, Scarlet2807

SalvaX dijo...

Hermoso escrito intimista y nostálgico.
Me trae recuerdos de una persona muy querida, las circunstancias son diferentes, pero los sentimientos evocados son los mismos; Añoranza de instantes perdidos y momentos mágicos que no volverán.
Felicitaciones.

wpaa. dijo...

Para poder escribir algo asi hay que tener varias virtudes , ternura memoria sensibilidad grandeza de alma y sobre todo mucha imaginacion.
Si todo esto lo metemos en una coctelera , el resultado sera ,un sabor dulce quizas con algun toque de tristeza ,pero con mucho cuerpo y vida , un coctel llamado Ines
Un beso
wppa.

Manases dijo...

Más que una callada memoria, yo lo veo así: NOSTALGIA Y A menudo la presencia o ausencia de la nostalgia depende de la actitud de uno. Muchos besos y muy bello todo lo que tocas como siempre Inés

Mega009 dijo...

Inés cada uno hace su propia coctelera, con los recuerdos, con las experiencias, con los sentimientos y con esa imaginación, pero ademas con esa capacidad para ponerlo en palabra escrita.
Comparto contigo los mismos momentos al recordar a ese ser especial en nuestras vidas...momentos que regresan, solo así en calidad de recuerdos evocados.

Gracias y un abrazo en la distancia.

Mega009 dijo...

Inés... algo mas, este comentario lo escribí en tu escrito "A tí" lo copio aquí, por si no lo haz leido...

Ines querida:
Creo es justo en este agradecimiento que haces a toda la comunidad de los que Escribimos Pensamientos, en que debo disculparme, no solo contigo, sino con todos aquellos (as) que comparten sus escritos, por no hacer un comentario sobre lo leído, debo ser sincera y he dejado de entrar por un buen tiempo o no lo hago diariamente por lo mismo se me pasan, o bien leo rapidito algunos y no me da tiempo de poner un cometario en todos.
No lo hago elgiendo a quien si y a quien no, es cuetión fortuita.
Gracias por hacerme la obsevación, Gracias por tu honestidad, Gracias por tu bello pensamiento de agradecimiento...y nuevamente mil disculpas.

Besos.

D'MARIE dijo...

mUY BUENO LO TUYO INES...Y MEGA,ES FAVORABLE TU COMENTARIO,PARA QUE NADIE SE SIENTA MAL,POR SI,NOS OLVIDAMOS COMENTAR..PIDO DISCULPAS POR TODOS LOS NO COMENTARIOS QUE NO HICE BESIS

Rosa Mª dijo...

Muchísimas gracias Inés por compartir con nosotros tan bello escrito. A mí me ha impactado mucho. ¡Te felicito!
Con todo cariño, Rosa.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...