16 de septiembre de 2010

Le Mur des je t’aime


En un lugar de París, el Parque Jehan-Rictus, situado en Montmartre, se encuentra la "Pared de los te quiero". Se trata de una gran pared, de 40m2, hecha de 612 piezas de azulejo, en la que hay escrita la frase "te quiero" en 311 lenguas distintas.

La idea fue de Frédéric Baron y fue ayudado por Claire Kito (especialista en caligrafía oriental) y Daniel Boulogne (muralista) y su intención fue crear un muro que uniera en lugar de separar, como lo hiciera el antiguo muro de Berlín.

El muro asemeja las hojas de papel donde se fueron tomando los apuntes para recopilar todos los "te quiero" en los diferentes idiomas, y los trozos de corazones rojos, que resaltan en el azul de la cerámica, quieren representar el dolor por los amores rotos.

Merece la pena visitarlo y, si tienes la suerte de hacerlo con la persona amada, intentar pronunciar lo impronunciable para decirle simplemente que le quieres.

8 comentarios:

María dijo...

Yo he estado ahí y la verdad es que merece la pena verlo, considero que fue una gran idea.

Besos

LIA50 dijo...

Que bonito Carmen, debe ser muy lindo estar ahí con la persona que queremos. Besos Lía.

Mayte® dijo...

Divino, Carmen.

Tienes una manera muy particular de hacernos viajar a tus sitios favoritos.

Un beso

scarlet2807 dijo...

Carmen, ni te imaginas cúanto te extrañé, adoro tus escritos...
Un beso, Scarlet2807

Fibonacci dijo...

Gracias por traernos cosas curiosas a los profanos de no viajar al extranjero.
Un abrazote

SalvaX dijo...

Lo he visitado en dos ocasiones, una como debe ser y la otra solo como guía de turismo...
¡Eché de menos la primera!
Saludos

Manases dijo...

Yo también iría y también se en que idioma lo pondría, anda si me ha salido una rima... besos Carmen

* Inés * dijo...

París, el lugar donde mi amor me llevará, a ese despligue de "te quieros", preciosa idea, para realizar mi sueño desde hace muchos años-
Carmen, vuelve pronto, niña.
Gracias, siempre.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...