16 de septiembre de 2010

INFIELES


Se ajusto los anteojos, bajo su cara. No quería que nadie la viera, a paso ligero, cruzo la plaza.
Lo había hecho, había prometido no volver a verlo, pero como siempre rompía sus promesas.
Culpa, si siente culpa, pero al mismo tiempo se sintió maravillosamente.
Nunca había sentido tanto placer, tanta pasión.
Todavía sentía los besos en su boca, un escalofrío la recorrió.
Mira su reloj va retrasada, apura el paso. Necesitaba hacer alguna compra, algo que justificara su tardanza.
Cómo iba a decírselo a su esposo, todavía no encontraba la forma. Hacía mucho tiempo que ya nada era lo mismo entre ellos. Rutina, aburrimiento, se había terminado el amor.
Sabía que no iba a ser fácil, además de tener que enfrentar a sus hijos. Si, ellos tenían su vida hecha pero la iban a juzgar.

Hoy se lo diría, ni un minuto más con este engaño, además, faltaba su decisión para que su amante dejara también a su esposa, por supuesto ya no la quiere, nada pasa entre ellos.
Espera el semáforo. Ansiosa. Sabe que llegará ya muy tarde, de repente lo vé, a su amante y va en el automóvil con otra, no puede ser!. Mira nuevamente, si es él. Se están besando, ríen, es su esposa!
Inconfundible con su cabellera roja. Si, le había dicho que estaba de viaje. Mintió.
Tiembla, se controla para no llorar.
Le había creído, siempre le creyó. Todo fue una gran mentira, y sus palabras de amor, lo eran?
Llega a su casa, como cambiar su cara?
Hola amor! Te estaba esperando!
Estas fría! ven acercate al fuego, que necesidad de salir con este frío.
Ella lo mira, y se abraza a él. Si amor, hace mucho frío…

8 comentarios:

María dijo...

Dura historia, supongo que no la quería porque si, como da a entender, sus hijos tenían su vida hecha y en sus matrimonios se había acabado el amor, lo honesto, incluso por amor propio, sería poner las cartas boca arriba. Ahora bien, cada persona es un mundo.

Me gusta tu prosa, Lia, me has sorprendido.

Besos

Carmen dijo...

Yo lo sufrí en mis carnes, le hubiera agradecido que fuera honesto conmigo.

Un beso

Mayte® dijo...

Parejas de conveniencia.

Se acaba el amor pero no quieren que se acaben las comodidades. Mejor hacerse la sueca y que te sigan manteniendo.

Muy bueno Lia
Un besote

scarlet2807 dijo...

Lia cada día me sorprendes más, eres muy buena en todo lo que escribes, aparte que eres absolutamente creíble.
Sobre el tema me reservo la opinión, cada pareja es un mundo...
Un beso , Scarlet2807

Fibonacci dijo...

Mis felicitaciones Lia,cada día creces más y más y soy afortunado al leerte, sigue demostrandome lo que sabes, que es mucho.
Un besote

SalvaX dijo...

Historia dura y real, engaños, ilusiones, desengaños, alejamiento, retorno, el frenesí de la aventura, la seguridad de lo cotidiano aunque sea rutinario y aburrido.
¿Qien puede juzgar a quien?
Dejemos que ella sola decida lo mas conveniente.
Le desearemos suerte.

Manases dijo...

lia marivillosa y dura a la vez esta historia que nos has traido, solo una cosa, ¿porque siempre tiene que ser el hombre el que mienta? besos

* Inés * dijo...

Lia, qué síntesis más acertada de un amor que no lo era, sino en la clandestinidad.
Sufren ambos, más el engañado, sea él o ella y... la vida sigue con lo que " está bien hecho y lo que conviene más".
Me ha gustado mucho.
Gracias, siempre.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...