15 de septiembre de 2010

Tickling


He descubierto el "tickling", que significa más o menos "placer sexual a través de las cosquillas". Para ser exactos lo que he descubierto es el nombre porque de lo agradables que pueden ser unas cosquillas moderadas durante el juego previo al acto sexual ya tenía alguna idea.


He leído por azar en una sala de espera algo que hablaba de las claves para ser feliz y, entre los numerosos consejos que ofrecía, se hacía mención especial a la risa, que parece ser que está relacionada con las mismas zonas cerebrales que se encargan de producir placer sexual.


Hay incluso un estudio, realizado por una universidad californiana y con su trabajo de campo incluido, que sostiene que las parejas que se hacen cosquillas mutuamente disfrutan mucho más durante el acto sexual.


Yo estoy dispuesto a probarlo, en realidad, después de lo que he leído, estoy dispuesto hasta a aprender a contar chistes con la gracia de un granaíno y, por descontado, me ofrezco voluntario por si "alguna" quisiera repetir conmigo ese trabajo de campo de la universidad californiana.

11 comentarios:

Mayte® dijo...

jeje

(Sin comentarios)

jajajaja

María dijo...

Qué parcas en palabras que estamos, así cual diva en la alfombra roja, jajajaja.

Pues yo pienso probarlo, mira tú por donde.

Besos

Mayte® dijo...

Mariaaa

Je Je JE

María dijo...

¿Qué habré hecho yo ahora?

jajajaja

Mayte® dijo...

jajajajajja

Ni te digo, ea!

jajajaja

* Inés * dijo...

Será parecido al tantra, versus cosquillas.
Perdemos poco tiempo en conocer al otro y a una misma. lo que consideramos secundario, por triunfar en "el ruedo", debiera ser ejercitado en el preludio y cómo no, porque sí.
Las cosquillas son las risas de la piel y son de las que no paran.
Gracias por tu relato y feliz vuelta al blog.

Manases dijo...

Un abrazo Alejandro y bienvenido….he de decir que yo no me apunto a la moda del
TICLING, me dejarían completamente indefenso y vulnerable.estos es entre tu y yo no se lo cuentes a nadie Espero volverte a leer.

SalvaX dijo...

Yo lo he probado y aseguro que funciona.
No hay nada mejor que iniciar y terminar una relación íntima con unas cosquillas estratégicas y riéndo los dos como niños.
La risa es una terapia para el alma y el sexo también, y además, deja el cuerpo muy relajado y a gusto.
¡Es genial y lo recomiendo!

scarlet2807 dijo...

Me alegra volver a leerte Alejandro.
Y creo que ésa ténica ha de ser fantástica, además si SalvaX dice que la ha probado, creo ciegamente.
Jjajajaajajaja
Un beso; Scarlet2807

Carmen dijo...

No sabía que eso se llamara así.

Un beso

Fibonacci dijo...

A mi, mientras tengan las uñas cortadas a ras de dedo, que me hagan lo que quieran, cualquiera se fia de una mujer con las uñas largas y afiladas como acostumbran ahora, aunque sean postiza.
Un abrazo Alex.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...