14 de septiembre de 2010

Lo trajo la cigüeña

Cuenta una leyenda que una pareja de cigüeñas, que habitaba en Alsacia, en uno de sus viajes migratorios hacia Africa descubrió una bonita torre en una casa de las afueras de París y decidieron quedarse a pasar ahí ese invierno y todos los siguientes, considerando esa casa como su hogar de invierno.

El azar quiso que la pareja que moraba en aquella casa estuviera esperando un bebé y naciera justamente un día en el que llegaron las cigüeñas.

Cuando nació, el otro hijo de la pareja le preguntó a su padre que de dónde había venido el niño y el papá, que no sabía qué responderle, le dijo: "lo ha traído una cigüeña en el pico".

A partir de ahí empezó a extenderse el mito, durante tanto tiempo tan extendido, de que los niños vienen de París y los trae una cigüeña en su pico.

Hoy en día es muy difícil que se le diga a un niño que a su hermanito lo ha traído una cigüeña desde París, los niños de hoy en día tienen mucha información al alcance de su mano, incluso con fotografías en sus libros de texto. Yo, personalmente, añoro aquellos tiempos de inocencia y, sin pretender en absoluto ser oscurantista, considero que hemos perdido algo de la magia que nos envolvía de pequeños.

9 comentarios:

wpaa. dijo...

Curiosa historia , pero estoy de acuerdo que aunque los tiempos han cambiado y los niños tienen mucha informacion en todos los temas, se ha perdido el encanto y la inocencia de la infancia.
Esa infancia donde creiamos en los Reyes Magos y donde a los bebes los traia la cigueña.
Un beso.
wpaa.

D'MARIE dijo...

wppa que mi madre un dia me trajo una pluma,diciendo que vio a la cig8ueña y corrio para que yo la vea..no sabes que manera de soñar,durante varios años,con esa pobre ave,,que la veia volar con una pluma menos ajajaj
Besis

Fibonacci dijo...

Si a mi me trae una cigueña, la descoyunto de lo gordo que nací, pero esta bien, al menos a las mujeres que se quedaban embarazada por su ligereza y pocos medios, no se le podia achacar nada, ya que era la cigueña la quie lo traia.
un beso Carmen e instructiva historia.

Mayte® dijo...

Amos, se me adelantó

jajajajaja

He dao un respingo al leerlo porque ha sido una sorpresa.

jajajajaj

Ni se de que va la cigüeña.

Besos

María dijo...

Pues a mí me gustaba el mito ese. Qué cosita más tierna.

Besos

SalvaX dijo...

Ahora, con la prespectiva de la edad, añoro los viejos mitos como la cigüeña que trajo a mi hermano, los Reyes Magos o el Ratoncito Pérez que se llevaba los dientes.
Eramos mas ingénuos y menos retorcidos.
Además, como tantas otras cosas, "sin non è vero, è ben trovato" ¿no?

* Inés * dijo...

Tierna historia de tiempos, pasados, que aún me hacen mirar detenidamente, por si alguna cigüeña, remonta el vuelo con un bebé arropadito en su pico.
Mi hija, creyó un tiempo que había nacido en una macetita, como Pulgarcita.
Desde entonces, escudriña las macetas, por si acaso.
Preciosa relato.
Gracias, siempre.

LIA50 dijo...

Ahora si hablàmos de cigueñas, los niños nos dan las explicaciones del caso con lujo de detalles, y nosotros pasmados, nos quedamos pensando que inocencia tenìamos. Besos Lìa.

Alejandro dijo...

A mí también me gustaba, pero todavía más lo del ratoncito Pérez.

Un saludo

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...