15 de septiembre de 2010

Las Harpías

Las Harpías, según algunas fuentes hijas de Electra y Taumante, eran originalmente dos hermosas mujeres con alas, llamadas Aelo (borrasca) y Ocípete (vuelo rápido) a las que Hesiodo definía como "criaturas de adorables cabellos".

En principio eran conocidas por robar la comida de Fineo, cumpliendo así un castigo impuesto por Zeus que, furioso con él porque era un poco bocazas y reveló secretos de los dioses del Olimpo , le castigó confinándole en una isla con un festín del que no podía comer nada, pues las Harpías siempre robaban la comida de sus manos justo antes de que pudiera tomarla.

Pero como, ni siquiera en el Olimpo, hay mal que cien años dure, llegó Jasón con sus argonautas y envió a los Boréadas (héroes alados) a luchar contra las Harpías con el fin de matarlas aunque ellas, ayudadas por Hermes, consiguieron huir y refugiarse en Creta. En cualquier caso desaparecieron y el pobre Fineo pudo volver a comer tranquilo.

Más tarde, la mitología romana añadió una tercera Harpía al dúo ya existente, Celeno (oscura) y pasaron a ser tres.
Como todo evoluciona y en mitología no hay nada seguro, con el tiempo perdieron su belleza y se transformó a las Harpías en unos bichos alados maléficos, feísimas y de garras afiladas y se decía que, en lugar de robar la comida, lo que hacían era inutilizarla ensuciándola con sus excrementos y también que raptaban a la gente y la torturaban de camino al Tártaro, que era algo así como el equivalente griego y romano de lo que nosotros consideramos el infierno y que Virgilio describía en "La Eneida" como un lugar horrible guardado por una hidra de 50 cabezas.

Más tarde, se llamó a las Harpías "aguilas virgenes" y digamos que se pusieron de moda en heráldica, apareciendo incluso en los escudos de armas de, por ejemplo, Liechtenstein, no sé si esto simboliza algo pero, teniendo en cuenta que Liechtenstein es lo que conocemos como un paraíso fiscal igual lo de las garras es por el fisco.

Ya en nuestros tiempos, las Harpías perdieron la h y se quedaron sólo en Arpías aunque sigue siendo correcto escribirlo con h, no quitan ni ensucian comida ni llevan a la gente al Tártaro y son, según el diccionario, las mujeres aviesas y codiciosas que, con arte o maña, sacan cuanto pueden, o las mujeres muy feas y flacas.

Por cierto, ¿os he dicho alguna vez que estoy a régimen para perder unos kilitos y que no estoy flaca?.

14 comentarios:

SalvaX dijo...

Hace años visité Liechtenstein que es un país minúsculo y precioss con su capital Vaduz donde está el castillo del Gran Duque reinante.
No ví ninguna Arpía por allí, en cambio si he encontrado algunas en esta España nuestra, ¡y algunas están bién gorditas!

SalvaX dijo...

¡Perdón!, el gobernante de este país se denomina Príncipe, el Gran Duque es el de Luxemburgo.

María dijo...

SalvaX ¿tú fuiste a hacer turismo o por la cosa del paraíso fiscal?, jajaja.

Besos

Manases dijo...

Probablemente la enseñanza de un infierno de fuego y atormentador viene de la creencia griega del “tártaro” como un lugar de tormento, los romanos meramente tenían que tomar la Eneida de Virgilio y leer acerca de los benditos en Elíseo y los condenados en Tártaro, que estaba rodeado de fuego y rebosante del pánico del castigo.”Es verdad que me salgo del tema, pero me sirve para confirmar que un infierno de fuego es una enseñanza anti- bíblica..muy bueno como siempre maría

SalvaX dijo...

¡Ojalá!
Fuí a un congreso científico en Suiza que se desarrolló en Zurich y Saint Gallen y organizaron una excusión a Liechtenstein para visitar Vaduz y merendar en una antigua casa de campo entre viñedos junto al rio Rhin.
Todo muy agradable.

* Inés * dijo...

Curiosa historia la de las Harpías, no la conocía.
Sí la palabra actual, definida con rigor por tí.
Me encanta aprender de tí.
Gracias, siempre.

p.d. Me he solidarizado contigo María y tambien necesito perder unos kilitos.
¡¡Mañana cumplo mi primera semana y se nota ya, eh!!
No estás sola, ya somos dos y me comprometo contigo a no " pecar ", ni picar.
Un beso, guapa.

María dijo...

Inés, yo llevo una semana pecando gravemente, jajaja. Y también picando.

Besos

scarlet2807 dijo...

María , tu escrito interesantísimo, como todo lo que escribes...
Un beso; scarlet2807

Mayte® dijo...

Con la de mitos que hay en la mitologóa griega, me has tenido que traer este?

Hablar de dietas de adelgazamiento?

Eres una "Arpía"

jajajajaja

Tan genial como siempre.

Besotes

María dijo...

Eso no es lo peor, May, lo peor es que mis hijos dicen que las de la foto no son Arpías sino Súcubos ¿qué hago yo con estos nenes tan resabiados?, jajajaja.

Besos

Mayte® dijo...

Ponles un colacao

jajajajaja

Te leo luego

Besitosss

Carmen dijo...

Me encanta recordar cosas ya olvidadas por el tiempo que hace que se estudiaron o leyeron.

Gracias por traerlas.

Un beso

Fibonacci dijo...

Yo que pensaba que las "Arpias" eran las que tocaban el arpa, y resultra que son o eran malotas y perfidas, hay que joerse.
Nada, darte las gracias por aclararmelo.
Pd: Yo sería un incubo entonces.
Un besote casto

wpaa. dijo...

Muchas veces oi la frase de ¡¡que harpia eres ¡¡ y nunca me pare a pensar de donde venia.
Una vez màs gracias por traer el conocimiento de una cosa mas.
Un beso
wppa.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...