11 de septiembre de 2010

Jardin florido. Una historia cordobesa‏

Queridos amigos de Escribimos Pensamientos.

El video con la canción que les envío trata de una historia sobre un personaje muy arraigado en el sentimiento de los cordobeses.

La historia trata de un personaje que curiosamente se supone que no era nativo de córdoba y que posiblemente era un inmigrante italiano que llego a Córdoba desde una provincia vecina Santa Fe .Se trata de Fernando Albiero Bertapelle nacido por los años 1875.

Cuando llega a Córdoba, inicia sus actividades de mozo, o mesero, en restaurantes y bares de categoría del centro cordobés. Gracias a los contactos le ofrecen trabajar para el distinguido Jockey Club de esta capital donde era frecuentado por toda la gente de abolengo. Ni bien comienza el trabajo, el personaje del relato adopta las mismas vestimentas de la aristocracia, frác , galera, un clásico bastón con una bola de billar de puro marfil como empuñadura, y un clásico ramillete de flores en su solapa. No solo esto lo destacó sino, que se paraba en una de las esquinas mas populosas del centro cordobés, la calle 9 de julio y Rivera Indarte, dónde, a todas las mujeres les decía un galante piropo y les ofrecía una flor.

La historia cuenta que logró con sus trabajos hacer un buen dinero, hasta se cuenta que había ganado varias veces la lotería. Con su dinero compra un auto, y nada menos que un Packard, hasta se dijo que era el de Gardel. Y aquí siguen las curiosidades. Ni bien comprado le hace colocar en las puertas, floreros, los cuales mantenía en sus paseos con flores frescas, de ahí, su primer nombre: Ventanita Florida . Luego con el tiempo, el mismo pueblo lo menciona como quedo en la historia, “Jardín Florido”. Pero, por lo general, como pasa con la mayoría de los personajes, no todas sus aventuras son, ni jardines floridos, ni estepas estériles.

Sigue contando la historia, que una vez, haciendo un recorrido con su Packard llega a una intersección de calles donde cruza una dama, el la ve, gira su cabeza, se saca la galera piropeando a la señora, y atropella a tres niños en el descuido. Después de esto, muere en la pobreza ( material ), pero dejando un perfume a jazmines en el corazón de los cordobeses.

No se que dice suspirando el agua,
del rio que cruzaba en su piragua,
el indio aquel que se llamo Suquia.
No se que dicen sus perennes voces,
pero adivino que me reconoces,
y me hace mucho bien! Córdoba mía!

Un cariño grande ! Gustavo


PD : Se le dice Docta a la capital cordobesa debido a la cantidad de Universidades
Suquia: Nombre indigena del rio que cruza la Docta Ciudad (Cordoba Linda)

13 comentarios:

Mayte® dijo...

Qué quieres que te diga? La historia me ha fascinado, pero leerte al ¡FIN!, me ha encantado.

Un besote enorme y ¡Gracias!, sé lo que te cuesta escribir y el esfuerzo que has hecho por nosotros.

T.Q.M. "Línea recta con esquinas"

SalvaX dijo...

Un tipo curioso, seguro que vivió muy feliz a pesar de todo.
Gracias por la historia.

scarlet2807 dijo...

Gustavo, bienvenido.
No sabes cuanto me alegro que al fín, te hayas decididoa a particioar entre nosotros, odos sabíamos de tu existencia por Mayte...
la historia preciosa, siempre hay personajes que dejan una estela y se convierten en leyenda , en que se mezclan los sucesos reales, con las leyendas que se van tejiendo al paso del tiempo.
Me ha encantado!!!, mil gracias.
Un beso, Scarlet2807

PD: Y no tardes ehhh???, esperamos por más.

Bidet dijo...

La historia de "Jardin Florido", refleja de alguna manera a aquellos, que todavia creemos en en la "galanteria" de un piropo y tambien en aquellos amantes a la "antigua" que gustamos regalar flores...:)

Mayte® dijo...

Bidete, me alegra leerte en el blog. A esta "gallega" le encantaría leerte, a ti también lokito.

Un besito a la distancia

María dijo...

Yo no es por nada, pero con lo del Bidet me he llevado un susto, jajaja. Bienvenido Gustavo, lo has hecho con una bonita historia, muy entrañable.

Besos.

P.D. Esta me vuelve loca a mí (ahora dice que es gallega)

Mayte® dijo...

No María, gallega me llaman estos a mi, por más que les digo que soy andaluza.

jajajajaja

Madeira dijo...

Gustavo, me ha gustado muchísimo esta historia. Ahora que todo tiende a uniformizarnos, esta capacidad de defender sus gustos y su identidad de ciertos personajes, se agradece mucho.

Manases dijo...

Dicen que allí donde esta tu tesoro, esta tu corazón….no es la riqueza material lo mas importante en la vida y este hombre lo demostró.Gracias por compartirlo con nosotros

LIA50 dijo...

Gustavo me encantò esta historia, òjala se encontraran hombres galantes todavìa. Bienvenido al Blog un gusto leerte Lìa.

BONBOM dijo...

Una bonita historia Gustavo, gracias por compartirla y bienvenido.

Un beset

* Inés * dijo...

Prometes, convences y se te aplaude.
Mi más sincera enhorabuena, te seguiré leyendo.
Intuyo que aludes a la córdoba argentina.
Me has dejado pensativa y con ganas de leer más de tí.
Gracias, siempre.

D'MARIE dijo...

Guss ayyyy Gussssssssss!! que lindo es leerte nene...hacia mucho te esperabamos...!!Precioso el relato.,la historia o lo que sea...quiero cuentes muchas cosas bonitas de Cordoba,sabes cuanto amo ese lugar..tengo mi corazon alli,junto a gente maravillosa que esta dentro mi alma..y vos sos uno de ellos...asi aun me debas un cabrito jajaja...(me invite sola ehhhh)Besiss

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...