8 de septiembre de 2010

¿ESTAMOS PREDESTINADOS?

Algunos creen que el destino es lo que determina el día de la muerte; otros creen que es Dios quien dirige nuestras vidas. Pero unos y otros concuerdan en que hay acontecimientos claves en la vida que no podemos evitar.

Reflexionemos por un momento. Si de verdad no podemos influir en nuestra vida porque Dios o el destino ya han establecido cómo será, ¿qué sentido tiene rezar?. Por otro lado, si ya todo está predeterminado, ¿para qué tomar precauciones?, ¿de qué sirve utilizar el cinturón de seguridad en un coche, o, ahora que está tan de moda, no conducir bebido?

Los israelitas de la antigüedad no dejaban las cosas en manos del destino, pues la Ley les enseñaba la importancia de ser precavidos. Entre otras cosas, ordenaba construir un pequeño muro en la azotea de las casas para evitar que alguien se cayera del techo. Pero ¿para qué daría Dios ese mandato si de todos modos la persona estaba predestinada a caer y morir?.

¿Y qué hay de las víctimas de las catástrofes naturales y otras tragedias que no podemos controlar? ¿Tenían esas personas “una cita con la muerte”?.

Bien esta es mi reflexión que, evidentemente, puede ser discutible y posiblemente muchos de vosotros no compartáis.
Como señaló el rey Salomón, a cualquiera puede sobrevenirle un “suceso imprevisto” (Eclesiastés 9:11). Sin importar lo extrañas o poco probables que nos parezcan, ninguna de esas desgracias inesperadas está predeterminada.

Pero es posible que muchos piensen que Salomón se contradice, pues antes había dicho: “Para todo hay un tiempo señalado, aun un tiempo para todo asunto bajo los cielos: tiempo de nacer y tiempo de morir,” (Eclesiastés 3:1, 2). Pero ¿apoyan estas palabras que el día de nuestro nacimiento y el de nuestra muerte están predeterminados?

No, con estas palabras, Salomón indicaba que, como tantas otras cosas en la vida, los nacimientos y las muertes suceden todo el tiempo. No cabe duda de que en la vida habrá buenos y malos momentos, o como dijo Salomón, “tiempo de llorar y tiempo de reír”. Así si uno fuera un asesino, tendría la excusa perfecta y podría decirle a Dios que estaba predestinado a ser asesino, yo me niego a pensar de esa manera y más reconociendo a un Dios de amor.

En realidad, aunque Dios tiene autoridad sobre la vida y la muerte, no nos impone un destino. Nunca he creído en los horóscopo ni en las cartas astrales, para mi todas esas personas que dice saber nuestro futuro, son simples charlatanes y unos estafadores, que se alimenta de la ingenuidad de las personas.

Nuestro futuro no depende del destino. Por el contrario, nuestras decisiones, actitudes y acciones pueden influir mucho en el futuro que tengamos.
Esta es mi reflexión, no basada en meras palabras, si no más bien en mi conocimiento y el sentido común.

10 comentarios:

SalvaX dijo...

Absolutamente de acuerdo.
Un saludo

María dijo...

Yo tampoco creo en horóscopos y demás. Recuerdo una noche en Barcelona, cenando en un sitio muy bonito había uno que tocaba el piano y echaba las cartas. Como yo me apunto a un bombardeo le hice sentarse en mi mesa y que me las echara, me dijo que un familiar que tenía enfermo se iba a curar rápidamente (la que estaba enferma era mi abuela y falleció dos dias después).

Yo considero que, muchas veces, al destino hay que ayudarle con tu voluntad, si estás enfermo, por ejemplo, no puedes decir que es tu destino morirte, hay que luchar con uñas y dientes para cambiar lo obvio

BONBOM dijo...

Bueno a mí siempre me gusta ser la nota discordante, a ver como salgo de esta, es cierto que al destino se le tiene que ayudar ( lo sé seguro), pués si no pones de tu parte solo con rezos y dejarlo en manos del destino no te curas y menos, salvarte de algo grave (por ejemplo: tumor) ayer me dieron el alta, ya no tengo celulas cancerosas en el de la rodilla, pero son cuatro años luchando contra él.
horsocopo? no lo tengo muy claro, la verdad.
Tarotistas, videntes etc, ahh ese es otro tema, cuando tenía treinta y seis años sabiendo ya cierto que nunca tendria hijos en pleno centro de Sevilla me leyeron las manos y me dijerón que tendria CUATRO( ya puestos).

Sin embargo me han echado las cartas una vez y esto es lo que me dijeron: ( por cierto hace diez años), tendra una vida entre hospitales, veo muchas batas blancas, un susto muy grande con una enfermedad terrible, no se asuste saldra bién, pero sera larga, en el amor tendra una vida plena con la persona que ama.

Por cierto fué en una feria, y pague la voluntad, después de eso de mis quince operaciones, solo tenia seis.

Que quereis que os diga??.

Manases muy bueno como siempre.

Besos

Madeira dijo...

Manases, hoy sí que has tocado un tema sobre el que he pensado en muchísimas ocasiones. Somos sujetos activos de nuestro futuro? cada día estoy más convencida que sí.
Me ha gustado mucho que me hayas puesto a pensar otra vez.
Un saludo

wppa. dijo...

La palabra estabamos "predestinados "yo opino que se utiliza ,para consuelo de lo males que nos suceden .Cada persona escribe con sus decisiones su propia vida , las cosas buenas y malas suceden porque vivimos , nos rodeamos y hacemos cosas diferentes cada dia ,los accidentes no son predestinados , son consecuencia de errores que comentemos ,las enfermedades llegan ,por diferentes causas , nadie nace con un cartel en la espalda con la lista de males que va a padecer.
Y sobre los horoscopos , opino que son patrañas para llenar espacios en diferentes publicaciones .
Yo tambien creo en un Dios justo , que cuido de su rebaño , no puedo imaginar un Dios cruel llevandose a niños o haciendo sufrir con terribles enfermedades o tal vez causar accidentes donde mueren cientos de personas , esas cosas suceden ,como la vida misma , en mi opinion nada esta predestinado , me repito , cada uno escribe su destino cada dia .
Un tema conflictivo y supongo con diversidad de opiniones .
Una vez màs Maneses te has superado.
Besos
wppa.

scarlet2807 dijo...

Mi querido guardaespaldas, tu como siempre haciendonos pensar.
Yo creo que el destino se lo hace uno, no se puede esperar que las cosas caigan del cielo.
Anque debo confesar que si creo en situaciones mágicas, no tratré de explicartelo, porque caería en un plano de confidencias personales, y no es mi ídea...
Dos besos, Scarlet2807

Tú como siempre genial!!!

Mayte® dijo...

No se si estamos predestinados o no, y prefiero no saberlo.
La vida en si, ya es una debacle para encima analizar si tengo mis dias marcados en un calendario.

Intento vivir como me dicta mi conciencia esperando así, cuando me vaya, al menos haber dejado alguna buena cosa hecha.

Esa es mi máxima, el resto, que sea lo que tenga que ser, no me voy a detener a analizar, o acabo en un psiquiatra.

Muy buen escrito, Manasés.

Un saludo

LIA50 dijo...

Sé que existen los presentimientos, y que hay personas que tienen desarrollado algún sentido que todavía no llegamos a tener los demás, si es el destino , si estamos predestinados, son cosas que todavía me pregunto, y no encuentro respuestas, sólo sé que buscamos los justificativos para que nos consuele de las pérdidas o de las cosas que nos suceden.

* Inés * dijo...

El hombre, como ser en acto, posee la libertad para elegir entre "el bien y el mal", dicha decisión le encamina por un camino en su vida, con aciertos y errores.
Yo no lo llamaría predestinado, sino predestinable, pero por él mismo.
Dios, como Padre nuestro, quiere lo mejor para nosotros, sus hijos.
No creo, en absoluto, que nos desee calamidades, enfermedades, castigos, catástrofes o muertes.
Un padre que ama a su hijo, desea lo mejor para él, siempre.
Tema complicado, muy bien tus preguntas y tu forma tan ingeniosa de exponerlo.
Gracias, siempre.

D'MARIE dijo...

Leo horoscopos..a veces demasiados,solo con trampas,cuando algo no me gusta digo que no existen...cuando sale bonito,,digoque es verdad...jajaj
Un buen escrito Namase..llevas a reflexxionar de verdad...besiss

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...