17 de diciembre de 2010

¿Hay vida despues de la muerte?

Pasamos por la vida por muchas experiencias amargas, pero la peor de todas es ver como alguien muy querido se nos va, mientras más cercano sea el parentesco, mayor es el sentimiento de pérdida y de vacío.

No sé si en esas ocasiones tan dolorosas que todos hemos vivido alguna vez nos hemos preguntado esto: ¿Hay vida después de la muerte?” o: “¿Volveré a ver alguna vez a esta persona a quien tanto he querido?”

Con esto que expongo quiero abrir el debate para poder reflexionar sobre este asunto que vivimos todos tan de cerca, pero del que nos cuesta tanto hablar.

Cuando hablo de debate, no hablo de frases hechas como “Bah, si a los 100 años todos calvos”.

Lo primero que debemos entender es qué es la muerte, aunque quizás lo más fácil sería considerar qué es la vida. Vida en realidad es existencia, eso lo sabemos todos.

Podemos ver, podemos oír, podemos movernos, podemos sentir el calor y el frío. Podemos estar alegres o tristes. Sí, con vida podemos experimentar toda la gama de emociones y sentimientos humanos.

Pues bien, la muerte es exactamente lo contrario de la vida. Uno no puede ver, oír, hablar ni moverse. No puede sentir calor ni frío, ni estar alegre o triste. Es un estado de inconsciencia, de inexistencia.

Claro que alguien podría preguntarse: si eso es así ¿qué pasa con el alma?.

Si analizáramos la palabra hebrea para alma (“néphesh,”) notaríamos que no se refiere a algo que esté separado o se pueda separar del cuerpo. Sino todo lo contrario la idea de esa palabra Hebrea denota que se refiere a la criatura misma. Fijaros lo que dice el relato del Génesis, con relación a la creación de Adán:

(Génesis. 2:7)”Y Jehová Dios procedió a formar al hombre del polvo del suelo y a soplar en sus narices el aliento de vida, y el hombre vino a ser alma viviente”.

Néphesh,” esta palabra que estoy analizando, literalmente significa “un respirador.” Y,, si os habéis dado cuenta, no dice el relato de Génesis que tenga “un alma” Más bien dice que llegó a ser “un alma viviente” por eso si el alma, es decir la vida, deja de respirar muere, es decir, el alma muere.

¿Pero cómo puedo decir que el alma muere si siempre nos han enseñado que el alma es inmortal?. Fijémonos en lo que dice otro pasaje de la Biblia. (Ezequiel. 18:4) “¡Miren! Todas las almas... a mí me pertenecen. Como el alma del padre, así igualmente el alma del hijo... a mí me pertenecen. El alma que peca... ella misma morirá.”

Entiendo que para muchas personas todo esto que estoy comentando sea difícil de creer, el resultado ha sido que se han desarrollado una cantidad de creencias y costumbres que no están en armonía con los hechos acerca de la muerte.
Entonces todo eso que nos han hablado de la ultratumba y demás enseñanzas ¿son falsas?

Retrocedamos al origen de la vida desde un punto de vista creativo y no evolutivo. Para la primera pareja humana. Adán y Eva ellos vivían en un ambiente idílico en el que podían disfrutar de vida humana perfecta.

Pero ese derecho de continuar viviendo dependía de que obedecieran. La desobediencia era lo contrario de la vida, es decir, la muerte.

Pero algún tiempo después se oyó otra voz (la serpiente) que afirmó: “Positivamente no morirán.” Aquello era una mentira como luego más tarde se demostró, todos más o menos conocemos el relato. Eva comió del fruto y luego también se lo dio a Adán y por lo tanto todos sus descendientes incluidos nosotros heredamos, por decirlo así, esa maldición, es como si aquellos primeros padres nos hubieran trasmitido un gen maligno.

Como resultado, fueron expulsados de su hogar paradisíaco y todos sus hijos nacieron bajo la maldición de la muerte.

Son muchas las tradiciones religiosas a este respecto. Cuando se nos muere alguien muy cercano se nos suele decir que esa persona esta viva en el mundo de los espíritus, que ha sido un ser maravilloso y que ahora esta en los cielos como un ángel.

Algunas religiones enseñan, ya menos todo hay que decirlo afortunadamente, que hay un lugar que está entre el cielo y el infierno: el purgatorio. Los sacerdotes u otros líderes espirituales piden que la gente pague por misas, oraciones y otras formas de intercesión para garantizar que los difuntos con el tiempo lleguen al cielo o a nirvana.

Si recordáis la segunda pregunta que planteé al principio tenia que ver con la posibilidad de volver a ver a nuestros seres queridos.

Algunos para ello hacen oraciones o rezos, otros ponen velas u ofrecen incienso a los muertos ¿se puede esperar que los muertos sean restaurados a la vida aquí en la Tierra, tal como Jesús lo demostró cuando fue hombre? Y digo bien en la tierra y no en ningún otro sitio. Yo sé que este es un tema conflictivo, pero sólo me remitiré a lo que dice la Biblia. (Juan 5:28, 29)” No se maravillen de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz y saldrán, los que hicieron cosas buenas a una resurrección de vida, los que practicaron cosas viles a una resurrección de juicio.” O, como dice el Salmo 37:29, “Los justos mismos poseerán la tierra, y residirán para siempre sobre ella”.

¿Qué quiero decir con todo lo expuesto? Sencillamente que Dios crea de nuevo a la misma persona, con la misma personalidad. Él sacará un cuerpo nuevo de los elementos del suelo, y en ese cuerpo implantará las mismas características, las mismas cualidades distintivas, la misma memoria, el mismo patrón de vida desarrollados por la persona hasta el tiempo de su muerte. ¿Es realmente posible tal cosa? ¿Me estaré volviendo loco?, sé que a Galileo lo condenaron por mucho menos de lo que yo he mencionado, pero reflexionar por un momento.

Si todo esto fuera posible sólo nos queda plantearnos una última pregunta ¿Te gustaría estar allí presente para dar la bienvenida de regreso a aquellas personas que estuvieron en estrecha relación con nosotros, como nuestros amigos y familiares?

10 comentarios:

María dijo...

Afortunadamente para tí, naciste en el siglo XX en lugar del XVII pues, como tú bien apuntas, la "Santa Inquisición" bien podría haber ido a por tí.

Siempre que publicas algo me haces pensar, pero con lo de hoy lo has conseguido especialmente y el principal motivo ha sido mi padre.

Nunca, por muchos años que pasen, me acostumbraré a su ausencia ni la aceptaré, así que yo sí quiero estar allí cuando Dios lo recree, me da igual el cuerpo que tenga, me da igual su voz, en realidad me da igual todo, sólo sé que sí, que quiero estar y también sé algo más y es que lo reconocería entre millones, por un pequeño gesto, una mirada, no importa como pero lo haría.

Te superas cada vez, gracias.

Besos

BONBOM dijo...

Manases creo de verdad que cada vez te superas,( si es posible claro), dominas la teologia como nadie que conozca y es un verdadero placer leerte, me es muy ameno y comprensible la lecura y te lo agrazco.

En cuanto a tu pregunta te digo como María, daria cualquier cosa sin importarme que, contal de estar presente cuando llegue ese día para ver y abrazar a mis padres, de mi padre al que perdi con solo nueve años es extraño pero me acuerdo mas ahora que antes, y cada vez tengo mas recuerdos y su imagen es ma clara. De mi madre que el día 16 de Febrero ará cinco años que se fué, puedo jurar que oigo su risa, huelo su perfume,y si me apuras aun la escucho llamarme.

Los amo por encima de mi misma vida.

Un gran beso amigo

Scarlet2807 dijo...

Manases, sin lugar a dudas , eres el mejor en éste tipo de temas, por la gran información que manejas y lo documentado que estás.
Es un orgullo tener un guardaespaldas tan culto...
Con respecto a tu pregunta, si que me gustaría estar, para darle la bienvenida no tan solo a mis familiares tan queridos que han partido, sino también a un puñado de amigos/as, que he querido con el alma.
Dos besos, Scarlet2807

wpaa. dijo...

Ojala fuera verdad que hubiera o hubiese vida despues de la muerte.
Porque a tu pregunta que si me gustaria estar alli, te dire que nada en la vida ,ni mas alla de la muerte me gustaria tanto.
Es tanto lo que ame a los que se me fueron y me senti tan querida ,que yo me senti morir cuando los perdi.
Para mi ellos no estan muertos ,porque siguen vivos en mi mente y mi corazòn, de pensamiento , y si alguna vez los encontrara reencarnados o revividos, no se bien cual seria la expresion ,seria la persona mas feliz del mundo,porque para ser completamente feliz , solo me faltan ellos.
Si volviera a nacer de nuevo , no cambiaria de mi convivencia con aquellas personas en estrecha relaciòn conmigo ni un lapice.
Maneses es un placer leerte todos tus textos son exquisitos, y sabes que ?... si fuera posible tu "locura" seria maravilloso volverte a tener como amigo.
Un beso.
wpaa.

Mati® dijo...

A veces leyendo este tipo de reflexiones siempre me hago mil preguntas.
Si hay vida detrás de la muerte casi damos por sentada la reencarnación no?. Creo que en alguna parte de la biblia se habla sobre eso; entonces bién. Si empiezo a dar por sentadas estas dos cuestiones y nos paramos a analizar el asunto pensemos. Reencarnación. Se supone que lo hacemos en otras personas no?, cada vez que morimos, lo hacemos con unas cargas familiares. Distintas vidas, distintas familias etc..

Os imagináis la vida después de la muerte, el encuentro con nuestros seres queridos por ejemplo no?, y cada uno de nosotros arrastrando mil familias junto a los integrantes. Seríamos una amalgama de integrantes dispersos. Encontramos a nuestro padre o tía o abuelo y estos a la vez están con otros miles...

Creo que es un jaleo..

Mejor dormir la verdad

Manases dijo...

Me gusta se abre el debate, pero quiero aclarar una cosa no menciono en ningún lugar la palabra reencarnación, esa no es una enseñanza bíblica, creo que María en su comentario si ha dado en la clave, al referirse a la recreación, pero esto me abre la posibilidad para que en un siguiente articulo hable sobre la reencarnación…gracias a todos por los comentarios

María dijo...

A tí, por traernos estos análisis tan precisos pero, a la vez, explicados de forma sencilla y comprensible.

Besos

D'MARIE dijo...

Manases,de verdad admiro,la calidad que tenes de brindar informacion,donde las dudas estan latentes..Hay formas de ver la muerte,depende de cada cual.Eso nos hace grandes en investigar o dejar de lado la busqueda..En mi caso,me niego a saber mas de lo que se,ya que me ayuda a no esperar mas de lo que la vida me brinda,sino intentar vivirla...ya que la vida es lo contrario al tema que tocastes..Cuando llegue el momento de partir,solo me gustaria que mis seres sean practicos ,me recuerden como lo pesada que soy jajaja..y por el aroma de algun pastel,que se deslice desde algun hogar...Lo demas es para mi parte de la evolucion..nacer,crecer y morir...Cuando mas conocimiento,mas padeciiento,...(supe leer por ahi),asi que deseo no conocer mas..que me sorprenda lo que halla que venir..Me encanta como describes,..de echo.,soy una admiradora de muy poca gente,pero cuando supera lo leido..Lo digo..Muy bueno lo tuyo..!!
Besis

Viriato dijo...

Hay vida después de la muerte, o este mundo no tendría ningún sentido.

Rosa Mª dijo...

Muchísimas gracias Manases por tan estupendo artículo y por la capacidad que tienes de abrir un debate tan impactante al tiempo que estremecedor.
Desde mi punto de vista, no creo que haya nada tras la muerte, no sé; quizás, sea por mi falta de creencia o por ignorancia. Dado que he estado dos veces muy grave, a punto de perder la vida, ahora sólo intento vivir cada instante, cada segundo de ella, sin plantearme este tipo de cuestiones, pues me dan un poco de pánico, sinceramente.
No obstante, agradezco Manases tu artículo, lleno de cultura y de buen escribir, y espero y deseo que estés disfrutando de este día.
Con cariño, Rosa.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...