Donde nace el sol



Ven conmigo, Amor, a donde nace el sol
caminemos unidos de la mano
y devoremos juntos el camino
descansemos debajo de algún árbol

si aquejan nuestros cuerpos el cansancio
serán también sus ramas el cobijo
para besos de amor y regocijo
gocemos del sonido del silencio

sigamos nuevamente nuestra ruta
por la senda de nuestra felicidad
marcharemos con la mirada enhiesta

hasta alcanzar por fin nuestro Dorado
abandonando atrás con cada paso
males y sinsabores del pasado

8 comentarios:

Scarlet2807 dijo...

Es gratificante,levantarse en la mañana y leer letras tan enamoradas, ya me imagino como estará el destinatario...

Un beso, María


Scarlet2807

BONBOM dijo...

Siempre enamorada, siempre bonito lo que escribes, cuanto os he echado de menos, me alegro de ver que sigue todo igual.

Besos

Manases dijo...

Por un amor como el que tu has descrito yo seria capaz de cambiar el poniente por el oriente, y dejar el sol en lo alto, para que nunca se ponga y se pare el tiempo, besos María genial como siempre

wpaa. dijo...

Nunca es tarde para retomar el camino , si hay amor siempre hay esperanza.
Preciso Maria .
Un beso
wpaa.

Mayte® dijo...

Precioso, María.

Pero no es nuevo en ti que nos hagas soñar amaneceres con tus letras.

Un besote

Rosa Mª dijo...

Muchas gracias María, por tu compañía y por tan precioso poema. Es muy bonito.
Muchos besos.
Con todo cariño, Rosa.

Alejandro dijo...

Yo también lo dejaba todo y me iba si una que yo me sé me dijera algo así.

Un saludo

D'MARIE dijo...

Maria desprendes luz y amor..me encanto .!!Besis