15 de diciembre de 2010

Chau nùmero tres


Te dejo con tu vida
tu trabajo
tu gente
con tus puestas de sol
y tus amaneceres

Sembrando tu confianza
te dejo junto al mundo
derrotando imposibles
segura sin seguro

Te dejo frente al mar
descifràndote sola
sin mi pregunta a ciegas
sin mi respuesta rota.

Te dejo sin mis dudas
pobres y malheridas
sin mi inmadureces
sin mi veteranìa.

Pero tampoco creas
a pies juntillas todo
no creas nunca creas
este falso abandono.

Estare donde menos
lo esperes
por ejemplo
en un arbol añoso
de oscuros cabeceos

Estarè en un lejano
horizonte sin horas
en la huella del tacto
en tu sombra y mi sombra .

Estarè repartido
en cuatro o cinco pibes
de esos que vos miràs
y enseguida te siguen.

Y ojalà pueda estar
de tu sueño en la red
esperando tus ojos
y miràndote.


MARIO BENEDETTI





7 comentarios:

Scarlet2807 dijo...

Wppa, no sabes cuánto te agradezco tu publicación, adoro a BENEDETTI
Un besote, Scarlet2807

PD:Te quiero mucho...

María dijo...

Benedetti es de lo que nunca te cansas de leer, gracias por traérnoslo Wpaa.

Besos

BONBOM dijo...

Que maravilla, gracias Wpaa, siempre encuentras cosas tan bellas como esto para traerlo, eres genial.

Muchos besos

Manases dijo...

Este blog tiene muchos fans de Benedetti, se nota que tenemos muy buen gusto…besos Wppa

Mati® dijo...

Bellísimo, Wappa.

Un abrazo enormee

D'MARIE dijo...

WPPA Hermosa poesia de Benedetti,gracias por compartirlo..besisss

Viriato dijo...

Qué bonito.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...