10 de octubre de 2010

!!ESTRELLAS!!


Érase una vez unos niños que estaban muy tristes porque su abuelita se había ido al cielo. Papá ¿y por qué cuando se mueren las personas se van al cielo, si las entierran?.

Veréis niños, cuando las personas se mueren los Ángeles vienen a buscarlos y los llevan al cielo.

Lo que entierran es el cuerpo, que es el envoltorio del alma.

¿Y por qué no los vemos nunca volando por el cielo?.

Porque cuando llegan allí, el NIÑO JESUS los convierte en una estrella.

Y entonces, ¿cómo nos cuidan?.

Porque desde allí nos ven y nos alumbran, nos cuidan y nos hacen guiños para que sepamos que están siempre cuidándonos.

Pero están muy lejos, ¿cómo nos van a proteger??

Por que ellos envían al Angel de la Guarda para que esté a vuestro lado, y les dicen si os habéis perdido, o si estáis enfermos, o una caída.


Los niños, después de las preguntas a su padre, esperan pacientemente que llegue la noche, quieren encontrar a “su estrella”.

Su madre se acerca a ellos, ¿qué hacéis?, pregunta, estáis muy tranquilos, qué raro.

Estamos buscando a la Mamaita, que Papá nos ha dicho que es una estrella.

Pero aún no la hemos encontrado, ¿será que no ha llegado aún al cielo Mamá?.

.No, lo que pasa es que como hay muchas aún no la habéis visto, pero seguid buscando, veréis como os hace un guiño, significa que os tira un beso.

Al final los niños empiezan a gritar: "¡ESTÁ ALLÍ!. Y empiezan a agitar los brazos y saltar tirando besos al cielo.

¡Ven mamá!, corre, mira está allí, mándale un beso mamá, esta allí,

Su madre se limpia las lágrimas de un manotazo, y empieza a tirar besos a “la estrella”.

Cuando entran su padre y los hermanos mayores, a los dos pequeños se les atropellan las palabras para señalar el cielo, señalándole que ya tenían “su estrella".

Les da un beso a cada uno, les manda lavarse las manos para cenar, y ahora a portarse bien ¿eh?. Que la Mamaíta ya está en el cielo y si os portáis mal el NIÑO JESUS, le reñirá.


REFLEXIÓN.


Es una especie de cuento que nos contó mi padre para hacernos menos dolorosa, y un poco entendible, la muerte de mi abuela.

Yo tengo ahora cincuenta años y sigo mirando a las estrellas para buscar a mis padres, y les cuento lo que me pasa, y les he contado la misma historia a mis sobrinos, cuando murió mi madre.

Creo que es una forma hermosa para explicarlo, es mi opinión.

Y simplemente me apetecía contarlo.

P. D, Cuando mi padre me contó la historia de las estrellas mi hermano iba a hacer dos años y yo tenía nueve.

A los cuatro meses del cuento fallecía mi padre.

Se fue a cuidarnos desde las estrellas…

Un beso, muy grande para todas las ESTRELLAS que nos están cuidando desde el cielo.

OS QUIERO PEÑA, GRACIAS POR ESTAR SIEMPRE, BESOS

BOMBÓN”

9 comentarios:

scarlet2807 dijo...

Que historia más linda Bombon, que dulce era tu padre, tienes a quien salir...
Me ha encantado!!!!
Besos; Scarlet2807

Mayte® dijo...

Maravillosa historia, Bombón y un recuerdo imborrable.

Un beso grande

Eres mi heroína.

María-Murcia dijo...

Un precioso cuento, era sabio tu padre, te dió la posibilidad de tener algo dónde agarrarte para siempre a su recuerdo, algo para hacerte pensar que no se van sino sólo se transforman.

Besos

wpaa. dijo...

Precioso Bombon, enternecedor ,los padres son sabios y de forma tan sencilla y tierna , nos hacen comprender , que un dia hay que partir ,pero que en las estrellas queda el alma de los seres queridos .
Yo hace muchos años , que no dejo de mirar cada noche , mis estrellas ,se que estan los dos juntitos en ellas.
Un beso , con lagrimas de ternura por este relato.
Te quiero eres como tu nick un Bombon.

Alejandro dijo...

Entrañable y maravilloso.

Un saludo

* Inés * dijo...

Preciosos recuerdos, entre estrellas y cuidados que sacaste a pasear, desde tu memoria entrañable.
Delicioso cuento, como tú, que tienes esa varita mágica, cuando nos cuentas preciosidades como ésta y otras muchas.
Gracias, un beso Bombón.
Gracias, siempre.

SalvaX dijo...

Tu si eres una estrella maravillosa.
Nos iluminas con tu resplandor y nos guías por la vida con tus historias y tus recuerdos, unas veces dulces y otros amargos, pero siempre sinceros y conmovedores.
En un día gris y lluvioso por nuestra tierra has puesto un poco de brillo en mis recuerdos de niño cuando las noches de verano contemplaba las estrellas desde un pueblecito llamado Serra, en la Sierra Calderona.
Un beso.

Anónimo dijo...

Muy bonito y bien escrito
besos
enric

Anónimo dijo...

Maravillos, entrañable.
Que bien escribis
un beso
enmatojado

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...