24 de octubre de 2010

Mi sueño

Yo estaba inmersa en un precioso sueño:
la casa que hace poco que moramos
miraba los cristales emplomados
tras ellos el maravilloso otoño

recorría mi mirada nuestra casa
pequeña pero muy acogedora
bañada por la luz del sol ahora
destella una tonalidad preciosa

detuve la mirada en nuestros libros
recordé que, cuando leemos juntos,
me aíslo y sólo existimos nosotros

fui viendo con ojos emocionados
y divisé dos cuerpos abrazados
éramos tú y yo, amor, aún dormidos

9 comentarios:

SalvaX dijo...

Bonita experiencia extracorpórea.
Me encantan las ventanas emplomadas de vidrios multicolores tipo Art Decó (o Modernista) las casas de Gaudí en Barcelona y algunas edificaciones en mi ciudad son preciosas.

Anónimo dijo...

Precioso sueño, que bonito escrito, como todos los que escribes.
un beso
enmatojado-

Madrigal dijo...

Bonito sueño. Espero que no sea tan solo el fruto de un deseo, sino más bien el revivir de una experiencia en la que el despertar afiance y fortalezca el abrazo que cierra tu poema.

scarlet2807 dijo...

Precioso sueño.
María , me encanta leer tus poemas de amor, aunque disfruto todo lo que escribes, tus poemas de amor, tienen una simplicidad y autenticidad que emociona, al menos a mí...
Un besote, Scarlet2807

Rosa Mª dijo...

Muchas gracias María-Murcia por tu compañía y por tan precioso escrito.
Espero y deseo que tengas un hermoso día.
Con todo cariño, Rosa.

wpaa. dijo...

En el subconciente , se nos queda grabado lo bueno y lo malo ,y nos lo transmite a traves de los sueños.
Cuando se sueña cosas bonitas ,que pereza da despertar.
Gracias Maria por compartirlo.
Besos
wpaa.

BONBOM dijo...

Que maravilla de sueño María, y que preciosidad de ventanal, la verdad es que dan ganas de estar hay con un buen libro y la persona que amas.

Un besazo

Mayte® dijo...

Oye, la cristalera qué?, Es una maravilla y buen complemento para un escrito magnífico.

Un beso

Miranda dijo...

María:

Tus poemas siempre me erizan la piel, realmente son maravillosos. Gracias por compartirlos.

Abrazos afectuosos y besitos a la distancia.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...