25 de octubre de 2010

No te echaré la culpa

No te echaré la culpa
Tampoco tu me culpes.
Las ofensas, fracasos, desengaños,
Que ha habido en nuestra vida, que nos hieren,
Proceden sólo de enfados del destino,
Celoso de que fuéramos felices
Sin debérselo a él.
Yo sé que no estás lejos cuando no estás conmigo,
Porque habitas en mi,
Porque llevas mi carga noche y día.
Hay un flujo incesante entre nosotros
De dar y recibir.
No te echaré la culpa y tampoco me culpes.
Lograré con mi esfuerzo aliviar esta carga,
Desataré los nudos de nuestra terquedad,
Que no haya vencedores y que no haya vencidos.
Me olvidaré de mí.
Recorreremos juntos,
sin luchas, sin violencias
Los caminos del mundo
Desterrando temores.
Y compondremos juntos la nueva melodía
Que se eleve hasta el cielo.
Emprender un camino de concordia
Donde no haya alabanzas ni censuras
Para mover el fiel de la balanza,
Atreverse a olvidar y arriesgar el futuro,
Juntos, en una sola dirección
Es entrega, es renuncia, es compartir,
Recordar, renacer, revivir,
Reiniciar el futuro por un nuevo sendero
Sin fantasmas ni sombras
Sin borrascas, ni miedos
Es ilusión, es vida, esperanza, es deseo
Es cualquier cosa, menos partir de cero.

5 comentarios:

scarlet2807 dijo...

Exactamente así, quiero que me amen...
Un beso, Scarlet2807

Mayte® dijo...

¡Maravilloso!

Me dejas sin palabras al leerte.

Un beso

María-Murcia dijo...

Cuanta verdad y cuanto sentimiento, me encanta leerte.

Besos

Miranda dijo...

Maddd:

Wowwwwwww, que bien escribes, coincido con María, derrochas sentimiento puro.

Abrazos afectuosos y besitos a la distancia.

Rosa Mª dijo...

Muchas gracias Madrigal por tu compañía y por tan maravilloso escrito.
Con todo cariño, Rosa.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...