20 de octubre de 2010

Subirse al tren



A veces la vida nos ofrece la oportunidad de subirnos al tren de la felicidad y, empujados por una u otra cuestión o quizás por miedo, la desperdiciamos y luego lo lamentamos.

Hoy, 20 de octubre, hace un año en que mi vida empezó a cambiar de forma radical y sólo como producto de una gran casualidad.

Yo vivía en París, hacía dos años que mi marido me había abandonado por otra mujer sin que yo ni siquiera hubiera tenido indicios de que existiera, no teníamos hijos y yo hacía tiempo que había dejado de trabajar porque no era necesario. Mi ex era mi única familia, mis padres y mi hermano hacía mucho tiempo que fallecieron en un accidente de automóvil.

La separación me dejó sumida en una gran depresión de la que, poco a poco, conseguí salir con ayuda médica y grandes dosis de voluntad. No volví a ser la misma, vegetaba más que vivía, pero me obligaba a mí misma a salir diariamente a pasear, a tener contacto con la gente, a tomar un café fuera de casa.

Un día, en uno de esos paseos, un turista me preguntó en un mal francés dónde estaba un museo que quería visitar y, aunque parezca una locura, noté una luz en él, minutos después estábamos tomando un café, cinco días después hicimos el amor y siete tomaba un avión para irme a vivir con él a Granada, mi tierra natal.

No dudé ni un instante, mi anterior vida dejó de existir también en un instante cuando mi ex me dijo que amaba a otra y se iba con ella, entonces ¿por qué no intentar rehacerla en un instante?, siempre sería tiempo de comprar un billete de vuelta, pensé. Compré ese billete varias veces pero siempre fue con él y de ida y vuelta, para pasar unos días en mi casa o recoger objetos personales. Ahora tengo lo que nunca tuve, su hijo y su nuera son mis hijos y su nieto es mi nieto. Agradezco enormemente haberme subido a ese tren hace un año.

10 comentarios:

BONBOM dijo...

Enhorabuena Carmen, me alegro infinito por ti, la vida te dio una oportunidad y la supiste aprobechar, yo creo que las cosas no pasan porque si, no se quizas soy demasiado romantica, pero pienso que la vida te tenia reservado a "ese turista" en el momento en el que tu lo necesitabas, y me alegro por ti, y brindo contigo en tu aniversario, por tu felicidad y la de tu familia.

Besos

* Inés * dijo...

Qué pensamientos más bellos.
Me alegro de leerte tan feliz.
No nos lo contaste tiempo ha o estoy yo confundida¿?.
Me ha encantado.
Gracias, siempre.

María-Murcia dijo...

Yo también me alegro mucho Carmen, te la jugaste y ganaste, que sigas siendo muy feliz.

Besos

Madrigal dijo...

Qué historia más bonita de amor y desamor !!!
Contada con tanta sencillez y con tanta verdad.
Es de esas historias tan bonitas que no solo conmueven sino que dan envidia.
Mi enhorabuena, mis mejores deseos y la ilusión cargada de esperanza de saber que es posible... que siempre es posible, poco importa el momento cuando triunfa el amor.

scarlet2807 dijo...

Querida Carmen, enorabuena por tu felicidad, me alegro infinitamente por tí.
¡Felicitaciones por tu aniversario!
Y deseo que ése tren pase alguna véz por aquí...
Un abrazo cariñoso y en beso, Scarlet2807

D'MARIE dijo...

Carmen me encanta,leer este tipo de escritos,.de logros con el amor..!! Felicidades y disfruta..gracias por compartir..besiss

wpaa. dijo...

Carmen me alegra mucho que todo te cambiara para bien, me recordastes una cancion :letra del grupo los Secretos titulada "Adios tristeza"

Te oí decir que siempre fuiste triste
y que la vida te ha tratado mal.
Qué poquito cariño recibiste,
qué malas cartas te tocó jugar.
Cómo voy a borrar de tu memoria
esos sueños que te suelen despertar,
dándole vueltas a la misma historia
y abriendo heridas que cerraron mal.
Y las lágrimas que escondes en la lluvia
con tu mala suerte lejos viajarán
porque hoy empieza el resto de tu vida,
adiós tristeza,adiós soledad.
Un arco iris cubrirá tus penas
y la luna llena el lado oscuro enseñará,
y bailará la vida por tus venas,
y la tormenta se disipará.
Secaré todas tus fuentes de tristeza,
hoy será el mañana que soñaste ayer
porque el cielo está detrás de nubes negras,
adiós tristeza no te quiero ver.
Y las lágrimas que escondes en la lluvia
con tu mala suerte lejos viajarán
porque hoy empieza el resto de tu vida,
adiós tristeza,adiós soledad.
Adiós tristeza, adiós soledad.
Espero que te guste.
Un abrazo desde mi distancia.
wpaa.

Alejandro dijo...

Bien hecho Carmen, rara vez podía haber pasado ese tren dos veces.

Un saludo

SalvaX dijo...

Ese tren debería ir dando la vuelta al mundo con muchas paradas.
Felicidades por esa maravillosa oportunidad. ¡Tu si que no perdiste el trén!
Enhorabuena.

Mayte® dijo...

Y YO ENCANTADA DE QUE POR FÍN, VOLVIERAS A TU TIERRA.

UN BESOO

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...