22 de octubre de 2010

LA SEÑORA IV


La mañana es soleada y calida en las tierras del sur, y Carmela decide ir a cabalgar, quiere ir a su rincón preferido, por donde trascurre el arroyo, en la parte alta hace como un pequeño remanso, donde siempre le ha gustado bañarse en las aguas frescas y cristalinas.

Desayuna ligero un café, fruta y una rebanada de pan y aceite, mientras le ensillan al caballo, tiene ganas de galopar y estar sola aun tiene en su mente los recuerdos de la tarde anterior y las huellas de la noche son visibles en sus ojeras.

Antonio la ve a lo lejos, y la sigue con la mirada, ve en la dirección que galopa y decide que tras darle unos minutos de ventaja se ara el encontradizo con cualquier escusa, ya es hora de empezar a tender las redes, pues no en vano no para de darle vueltas a la cabeza lo que le dijo Juana sobre las intenciones del administrador.

Carmela llega a su rincón, y tras atar a su caballo debajo de la olivera y cerciorarse de que esta completamente sola, se quita la ropa para bañarse le gusta zambullirse en esa parte del arrollo, no tiene más de dos metros de profundidad y la sensación de nadar desnuda le da una libertad indescriptible.

Lo que ella no sabe es que Antonio la esta observando desde hace rato. El no sabia que ella había ido a bañarse, pensó que simplemente habría ido a pensar, que era lo que estaba haciendo el pensar, si se acercaba la podía asustar y provocar incluso el despido, pero si le salía bien…


Se acerca al borde del arroyo y tocándose el ala del sombrero saluda a la patrona.

¡Buenos días!

Ella que estaba con los ojos cerrados, en la otra orilla da un salto, intentando cubrirse con ambas manos.

Al no conseguirlo se mete otra vez en el agua, hacia el centro de la orilla, desde allí le lanza unas miradas encendidas en una mezcla, de odio, rabia, y también admiración por su osadía.

¿Pero como te atreves?.

Él le sonríe, desde la orilla con el sombrero en la mano en señal de respeto, y con mucha seguridad y mirándola fijamente le dice._ no sabia que se estaba bañando, le doy mi palabra, solo quería hablar en privado con usted, pero ahora creo que es lo mejor que me podía pasar, porque no tendrá más remedio que escuchar lo que le tengo que decir, sin marcharse.

._ Y que es tan importante para que me abordes estando desnuda??, has pensado que te estas jugando el puesto?.

._Si, claro pero no me importa yo no sabia como decírselo, al fin y al cabo solo soy un empleado y usted es la dueña de todo.

¡Por DIOS! , habla de una vez. Me estas poniendo nerviosa, y estoy muy incomoda en esta situación.

._ Carmela yo estoy enamorado de usted, desde el primer día que la vi. , sueño con sus ojos, con su boca, con tenerla en mis brazos, con hacerla mía……

Conforme esta hablando se despoja de sus botas de montar y de su camisa, y se va adentrando poco a poco en el agua,

Ella lo mira perpleja, no le sale ninguna palabra, esta tan anonadada que se queda inmóvil, flotando en el agua ni siquiera hace intención de salir, solo se queda mirándolo, incrédula, en su mente las imágenes de anoche viéndolo con Rocío, pero ni siquiera le salen palabras para decirle que como le habla de amor hacia ella, cuando anoche le estaba haciendo el amor a otra.

Cuando llega junto a ella le toma suavemente la cintura, muy despacio por nada del mundo la quiere asustar, y ella…….

Ella se estremece, hace demasiado tiempo, si demasiado tiempo que sueña con las caricias de ese hombre, y ahora esta con él, y no puede pensar, no quiere pensar, solo sentir, cuando se inclina a besarla ella responde a su beso con más pasión del que ella misma quería, pero lo deseaba, si por encima de todas las cosas deseaba a ese hombre y ahora lo tenia, y ya no importaba nada más.

Antonio la saca del agua y sobre la misma orilla le hace el amor, primero despacio, lentamente, pero al ver la respuesta de ella, ya no tiene miramientos, sabe que lo desea, la pasión que pone en sus besos, se lo dice, y él conocedor de tantas y tantas mujeres le da lo que quiere.

Después, una vez que se han vestido ella no se atreve a mirarlo, y él no esta dispuesto a perder tiempo, por lo que le apremia a una respuesta.

Antonio. Yo no se…… estoy aturdida, y confundida, lo siento ahora mismo no se que decir.

Lo entiendo, quizás fui muy deprisa pero no podía más, te quiero demasiado, y ahora no me podré contener, ni disimular cuando te vea, ahora que he estado contigo no quiero estar con ninguna otra.

Déjame respirar, tengo que pensar, me has cogido por sorpresa, no te puedo contestar ahora compréndelo.

De acuerdo, no me respondas, simplemente déjame amarte, me conformo con eso, hasta que tengas claro si tú también me amas, pero no me niegues el que yo te pueda amar, déjame entrar en tu habitación, no te arrepentirás.

Ella con las mejillas, encarnadas de golpe, se gira para evitar que él se de cuenta, y le dice._ No se por favor déjame pensar, quizás mañana, pero déjame pensar, estoy hecha un lío.

Él le da un suave beso en los labios y murmura._ como quieras amor.

Y montando en su caballo se aleja a todo galope mientras fustigándolo, grita un ¡Maldita sea! ¡Maldita sea!

Continuara

8 comentarios:

scarlet2807 dijo...

Qué quieres que te diga Marga, detrás de la Bonbomcito, que tímidamente narraba, las historias de su vida, estaba escondida la gran escritora que eres, yo lo sabía...
¡Felicitaciones!, lo haces de maravilla, espero ansiosa la continuacion.
Un gran beso,Scarlet2807

SalvaX dijo...

¡Esto se pone interesante!el escrito es excelente, en cuanto al tema, me recuerda el escrito de ayer en que la chica excitaba la pasión de su pareja para conseguir que le regalase un abrigo.
Este tipo es mas listo y quiere conseguir mucho mas.
¡Todo es una forma de manipulación!

María-Murcia dijo...

Bombónnnnnnnnnnnn, qué cara más dura tiene ese hombreeeeeeeeee.

Te está quedando genial, me tienes enganchada.

Besos

wpaa. dijo...

Con que sencillez y frescura lo narras , tiene ese toque personal que me engancha a tu historia,eres estupenda ,
Un beso
wpaa.

D'MARIE dijo...

Me encanta como llevas el relato..besiss

Alejandro dijo...

Buena historia, me está gustando mucho.

Un saludo

Mayte® dijo...

Bomboncito. Esto que solo sea el principio eh!.

Menuda escritora llevabas escondida dentro de tí.

Te felicito de corazón. Eres genial!

Un beso grande

Carmen dijo...

Está muy interesante esta historia, la sigo con atención.

Un beso

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...