! LA SEÑORA ! V


Cuando Carmela llega a La Hacienda, ve estacionado el coche de su amiga Trini, le parece extraño que se presente así sin avisar, pero bueno la verdad es que le venia bien, necesitaba despejarse, y el hablar con ella le serviría para quitarse un poco de presión, pues si bien lo que pasó en el arroyo fue algo que ella deseaba desde hacia tiempo, lo que no esperaba fue la declaración de amor de Antonio, y mucho menos el que le dijese que se convirtieran en amantes… ¿o era algo más?.

Cuando entra en la sala con una enorme sonrisa se dirige con los brazos abiertos hacia Trini.

_Pero que haces por aquí?

_He venido a verte, a invitarte a mi casa por unos días pues doy una fiesta y me tienes que ayudar con los preparativos y… a traerte a alguien.

Entonces Carmela repara en los dos hombres que están mirando la escena con una sonrisa en la cara.

_ Perdón, no me di ni cuenta, ¿cómo estás Juan?, y le da dos besos al prometido de su amiga.

_ ¿Y a mi? ¿No me das dos besos?.

Carmela se queda mirando al hombre, le recuerda a alguien pero…

_ ¡No! ¿Fran? Eres tú, ¡Dios mío!, no es posible.

Fran la coge en vilo, la levanta, le da dos vueltas, bajo las carcajadas generales y, al dejarla en el suelo, le da dos suaves besos justo en la comisura de los labios, provocando la turbación de ella, y la mirada cómplice de Trini y su hermano Fran.

Carmela, se queda mirando a Fran y Trini. Pero qué cambio ha dado este hombre, sólo lo he reconocido por los ojos tan azules, ¿cómo se puede tener esa espalda de armario ropero si era un larguirucho súper delgado, y míralo jajjajaj?.

_ Pues yo te habría reconocido en cualquier sitio, tienes la misma sonrisa de niña, el mismo pelo castaño y el mismo cuerpo de adolescente,

_¿En serio me ves así?, ufffff , ¿has oído Trini? han pasado veinte años desde que no nos hemos visto y me encuentra igual, es un cielo de hombre, jaja.

_Bueno parejita y ¿Por qué no seguís recordando cuando érais novios en el camino de regreso? Aún nos queda que prepares una maleta y mas de una hora hasta mi cortijo eh?.

_Pero… Es que no sé así, tan de repente, me habéis cogido desprevenida…

En eso que ve llegar a Antonio, descabalgar y dirigirse a la cocina, entonces se cruzan sus miradas y en ese momento toma la decisión de que quizás sea una buena idea marcharse unos días, sí, lo mejor que puede hacer es despejarse y poner en orden sus ideas.

Mientras le prepara unas bebidas a sus invitados se dirige a la cocina para decirle a Antonio y Juana de su marcha y darles instrucciones de lo que tienen que hacer, cuando está a punto de entrar la voz de Juana la deja paralizada.

_ Entonces, ¿cómo te ha ido con la dueña?, ¿vas por buen camino para convertirte en el nuevo amo y señor de la hacienda?.

_ No sé, la verdad es que pensé que una vez que le hiciera el amor se rendiría a mis pies, pero es dura, a propósito, ¿de quién es el coche que esta fuera?.

_De la señorita de Montoro, amiga intima de la Señora, no sé pero vino acompañada del novio y su hermano Fran, a propósito ¿sabes?. El señorito de Montoro fue el novio de la Señora cuando eran jóvenes, pero luego D º.Manuel envió a Carmela a estudiar al extranjero y la casó con el viejo, dicen que por el dinero claro.

_Y que hacen aquí?

_ Les oí decir algo de una fiesta, pero me tuve que venir tenia miedo que me descubrieran,

_ Pues tenemos que evitar que se marche, no podemos correr riesgos, así que ve pensando qué le decimos, pero no se tiene que ir, ahora no nos interesa que vea a antiguos novios, cuanto antes consiga una respuesta mejor, si es preciso me la llevo a la ciudad y nos casamos en secreto.

_No quieres perder tiempo ¿eh?, jajajja.

_ Y por cierto, ¿lo sabe ya la Rocío?

_ Claro que no, la muy golfa seria capaz de contárselo a la patrona, ya sabes lo celosa que es.

_ ¿Y que harás luego con ella?, si te casas con la patrona digo.

_ Pues lo mismo, jajjaa , si le interesa el trabajo, si no pues... mujeres hay muchas.

Carmela está blanca como la cera, se apoya contra la pared, no puede dar crédito a lo que esta escuchando, su humillación es tan grande que no sabe qué nota más, si el dolor o la burla, era todo un plan para quedarse con su fortuna, un plan en el que Juana, la mujer que trabajaba en su casa desde que ella recordaba, también estaba implicada.

Se retira poco a poco de allí, no quiere que la vean, no, ahora tiene que pensar, porque no basta con despedirlos, seria demasiado fácil, quiere humillarlos, quiere vengarse como sólo una mujer es capaz de hacerlo...

Continuará

6 comentarios:

Miranda dijo...

Bonnn:

Rayos!!!, esta historia cada vez se pone más interesante, por qué tenías que cortarla justo en el mejor momento???, por favor no tardes en el próximo capítulo.

Abrazos afectuosos y besitos a la distancia.

María-Murcia dijo...

Qué bicho más malo el tal Antonio, me imagino que la venganza de la Señora será terrible.

Y lo de Juana no tiene nombre.

Espero el proximo para yaaaaaaaaaa.

Besos

scarlet2807 dijo...

Bonbóm, yo sabía que eras buena narrando, ¿recuerdas que te lo dije en el msn?.Solo te falataba atreverte...
Eres más que buena, lo haces ¡genial!
Yo también quiero luego el proximo
para yaaaaaaaaaaaa!!!!
Besos, Scarlet2807

wpaa. dijo...

Cada capitulo me enchancha mas .
Eres estupenda ¿lo sabias?..aja
Un beso.
wpaa.

SalvaX dijo...

¡Oye!¡Te esta saliendo "que ni pintado".
Estupendo paisana.

D'MARIE dijo...

Buen estilo,significa que va encaminado para leerlo con mucha atencion...besiss