7 de octubre de 2010

Lejos (Fin)

Esa noche apenas durmió, estuvo desvelada y escribió un poema sin saber si él lo leería algún día, pero le sirvió un poquito de consuelo:

Con el refugio que me ofrece el llanto
buscando en el opio de las lágrimas
ese consuelo que no tendré jamás
intento cubrir mi pena con un manto

para no ver la terrible realidad
borrar de mi memoria los recuerdos
arrancar de mi mente los deseos
que me harían hasta perder la dignidad

pero por más que intente disuadirle
mi corazón tiene su propia vida
yo no puedo siquiera controlarle

sólo escucha la llamada del amor
está muriéndose por tus "te quiero"
y mi llanto, más que llanto, ya es clamor

Al día siguiente hablaron durante varias horas, lloraron, rieron, decidieron disfrutar lo poco que la vida les podía ofrecer y pactaron lo que iba a ser su futuro durante los próximos años, hasta que sus hijos fueran mayores y capaces de comprender que su padre era capaz de amar a otra mujer que no fuera su madre. Porque la vida está hecha de pactos y de renuncias por amor y sus hijos tampoco sabrán nunca que su padre y su madre hicieron hace años un pacto similar, cuando ella se dio cuenta de que el amor de su vida no era su marido sino otro y, sin embargo, renunció con el beneplácito de su marido, a vivirlo plenamente por el bien de ellos y pactaron vivir juntos y comportarse como una familia sin problemas hasta que ellos fueran mayores.

Ella se podría separar mañana, su marido es gay, se lo confesó al poco tiempo de casarse y siguen juntos porque se quieren y respetan pero son sólo grandes amigos y compañeros de piso.

Se aproximaba el día de su partida y, durante una cena íntima y temprana, él le preguntó: "¿quieres ser mi mujer?, sin anillos, sin papeles y sin nada más que amor para ofrecerte de momento" y ella, emocionada, le respondió: "si, sí quiero, para siempre".

Ambos saben que pasarán muchos años antes de que puedan pasar juntos algo más que unas horas robadas, que será muy raro que puedan compartir un amanecer, un despertar juntos o unas vacaciones o un viaje, pero también saben que eso llegará algún día, el día en que lo tengan todo excepto los hijos que ya no será tiempo de tener, ella jamás será madre pero, sin conocerlos, quiere como propios a los de él. Mientras tanto, su unión no es completa pero se sienten tan unidos como si estuvieran eternamente esposados por voluntad propia.

10 comentarios:

scarlet2807 dijo...

Que bella historia María y escrita como solo sabes hacerlo tú.
El poema precioso, de verdad escribes bellísimo...
Un besote, Scarlet2807

BONBOM dijo...

Que historia mas bonita, me gusto desde el primer día, porque la ves real.

Porque crees en el amor, por encima de papeles y crees que muchas veces se tiene que renunciar a muchas cosas, así a sido siempre y seguramente seguira siendo.

Por lo demás tienes en mi a tu fan nº uno, eres uníca en todo lo que te pones a escribir.

Un beso enorme

Anónimo dijo...

Hola Maria
Muy bonita la historia y muy bien contada.
Cuídate.
besos
enmatojado

wpaa. dijo...

Maria , cuanto sentimiento encierra tu historia y mucha madurez.
Decisiones asi son dificiles de tomar, entre el deber y el querer.
Me gusto mucho.
Un beso
wpaa.

Manases dijo...

……..Y fueron felices y comieron perdices, bueno ya en serio María me has conquistado, sinceramente se me ha hecho corto tu relato..un beso

D'MARIE dijo...

Precioso Maria!! BESIS

* Inés * dijo...

Muy intenso, con el final más lógico, pensando como la protagonista, desde la mano de la autora.
Me ha gustado mucho el entramado de la historia, el escenario de los amores y el final tan chic.
Gracias siempre.

SalvaX dijo...

La historia es muy buena y los proyectos e intenciones de ambos excelentes.
Lo del marido gay es un "palo" para ella y hace tiempo que debía haberse separado, lo de el no está tan claro, ambos justifican una postura cómoda para mantener las apariencias y tener una relación de amantes.
Si lo tienen tan claro, ambos podrían divorciarse e iniciar una vida juntos.
Los niños lo comprenderán perfectamente, seguro que un porcentaje muy elevado de sus compañero del cole son hijos de divorciados y, si no hay "malos rollos" lo encajan mejor que cuando se enteren de que su padre tiene una doble vida (¡Porque se enterarán, seguro!).
Les desearemos los mejor y que el tiempo ponga las cosas en su sitio.
Un saludo.

Mayte® dijo...

Unos tan largos y otros tan cortos.

Como a Manases, se me hizo corto el relato,ahora estaré pendiente del monasterio y espero que no termine yo, metida en una barrica de vino.

Besitosss

Carmen dijo...

Coincido con Scarlet, la historia muy real, bien redactada e hilvanada pero el poema es de lo mejor que te he leido, es de los que se escriben con lágrimas.

Un beso

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...