19 de febrero de 2010

VENECIA



Siempre tuve una terca decisión, volver a
Venecia, pero esta vez de una forma diferente,
esta vez, acompañado de esa persona que
te hace sentir esas cosas especiales, el
cosquilleo permanente en el estómago,
las ganas de cantar y gritar al mundo lo
feliz y enamorado que estás.
Típico y tópicos los deseos y los sueños.
Cada ciudad tiene su propio campo de
sueños, sus propios escenarios donde el
ser humano interpreta sus propios guiones,
de tal manera que la ciudad juega un papel
importante en la vida de las personas, se
convierte en primer elemento de esas
páginas de la novela que es la vida.
Venecia tiene todos los escenarios y
complementos para los románticos,
enamorados, y que quiera a una mujer
con todas las fuerzas de su ser.
La primera vez que vi Venecia ,me
prometí a mi mismo volver a este lugar
de ensueño, pasear por los canales, puentes
y calles de ésta ciudad, envolverme de
amor y bailar melodías románticas con
esa mujer que te hace sentir ese sentimiento
que saca lo mejor de ti, que te hace sentir
ganas de sonreír, de caminar junto a ella,
de convertirla en la razón de cada día, de
robarle un beso, un sentimiento....., todo
esto me hace sentir Venecia, y como dice
Aznavour, que calmada quietud, que belleza
sin igual tienes tu Venecia.
Venecia, volveré.

2 comentarios:

*Inesperada* dijo...

No puedo añadir, ni matizar nada, porque está dicho ya todo por tí.
Nunca fuí, supongo que no me lo hiceron ver ni sentir, como tú.
Deseo que ese viaje, cuando lo hagas, dé lugar a una segunda promesa de un tercer viaje, con ella.
Un aplauso, desde mi lado.

D'MARIE dijo...

Que la persona que te acompañe,sienta lo mismo que tu,.esa sensacion que no se trasmite sino se vive...me encanto!!

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...