3 de febrero de 2010

ENTRE LAS SABANAS


Oigo la lluvia fría arañar los cristales, y la
noche me atrapa con su oscuridad, su tranquilidad,
contigo junto a mi, entra las sábanas.
Oigo también tu corazón, tu respiración lejana,
noto tu cuerpo desnudo junto al mío, por eso
agradezco tu presencia, estar aquí junto a ti.
Son las noches de lluvia como esta, las que
desata la pasión, el deseo, si, hay un deseo
apacible, un privado y especial amor.
Oyendo la lluvia, después de mirarte, al acabar
de besarte, después de contemplarte solo
deseo saciarme de ti. Te miro, me sonríes,
tu sonrisa, capaz de iluminar los días más
lluviosos, me enamora, me llena.
Quiero tus besos, tengo ganas de ti, quiero
toda tu, quiero llenar tus labios de besos,
los llenare de besos y escribiré en tu piel
porque hoy tengo tiempo de quererte,a
estremecerte con caricias, tengo tiempo
para amarte.
Las noches de lluvia como esta, nos confirman
que la vida es hermosa, que todavía podemos
sorprendernos temblando de pasión, ......., por
eso mientras llueve, agradezco tu cuerpo entre
las sábanas, sábanas que esconden caricias sinceras
y cuerpos que añoran su punto de encuentro sin
prisa ni tiempo.

4 comentarios:

Soñador dijo...

el amor que podemos expresar desde cualquier forma, es bello como lo que expresas..es ternura seguro que todos aprenderemos a expresar esa ternura gracias

Mayte® dijo...

Yo cómo siempre paso de puntillas, sin hacer ruido, que mis pisadas no perturben la calidez de tus letras.

Te extrañaba demasiado y me doy cuanto al leerte de nuevo.

Bienvenido a tu casa.

Besitos a la distancia

margari dijo...

Realmente orujo, solo te lei una vez,pero eres inconfundible.
Es algo indescifrable,el sentimiento de esa noche
Mientras las gotas resbalan por los cristales
Cada relàmpago, lleva un beso,cada trueno portador si cabe de màs amor.
Maravillosa noche entre sàbanas
PRECIOSO ORUJO
Un saludo,Margari

Inesperada dijo...

Qué puedo añadir... a tan bello sueño, con el tintineo de la lluvia afuera...?

Dibujos de besos a la amada, amor de silencios necesarios, por suspiros quedos...créeme...que...nada, añadir puedo.

Tú...y en tu sueño, lo dijiste todo.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...