10 de febrero de 2010

Poema Del Fracaso de Jose Angel Buesa

A veces queremos compartir y no surgen las ideas, por eso os traigo uno de mis poemas favoritos de Buesa

Mi corazón, un día, tuvo un ansia suprema,
que aún hoy lo embriaga cual lo embriagara ayer;
Quería aprisionar un alma en un poema,
y que viviera siempre… Pero no pudo ser.

Mi corazón, un día, silenció su latido,
y en plena lozanía se sintió envejecer;
Quiso amar un recuerdo más fuerte que el olvido
y morir recordando… Pero no pudo ser.

Mi corazón, un día, soñó un sueño sonoro,
en un fugaz anhelo de gloria y de poder;
Subió la escalinata de un palacio de oro
y quiso abrir las puertas… Pero no pudo ser.

Mi corazón, un día, se convirtió en hoguera,
por vivir plenamente la fiebre del placer;
Ansiaba el goce nuevo de una emoción cualquiera,
un goce para él solo… Pero no pudo ser.

Y hoy llegas tú a mi vida, con tu sonrisa clara,
con tu sonrisa clara, que es un amanecer;
y ante el sueño más dulce que nunca antes soñara,
quiero vivir mi sueño… Pero no puede ser.

Y he de decirte adiós para siempre, querida,
sabiendo que te alejas para nunca volver,
Quisiera retenerte para toda la vida…
¡Pero no puede ser! ¡Pero no puede ser!
 

5 comentarios:

Miranda dijo...

Mayyyy, simplemente sin palabras ...

Mario dijo...

Lo que no puede ser, jamas lo será. Es una alegoria al renunciamiento, mas que al fracaso. Muy bonito lo que has encontrado, Buesa supo exponer sus sentimientos en poesia.(tanto como Benedetti)

Mayte® dijo...

Es cierto Mario.
Los dos plasman cómo pocos los sentimientos, tanto uno cómo otro tienen un poema para cada estado de ánimo.
Adoro leerlos a ambos.

Besitos corazoncito.

D'MARIE dijo...

Toda expresion tiene un porque,tambien cada expresion se interpreta de una forma diferente..eso nos hace UNICOS.Me encanto Mayte...besitos linda

*Inesperada* dijo...

Es un autor que leo y que me conmueve especialmente.

Escribió tan acertadamente, que me resultaría ridículo el comentar una sola de sus líneas, así que callo y saboreo... cada renglón, de esta poesía.

Gracias, siempre.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...