13 de febrero de 2010

Tus ojos azules.



Sueño con tus ojos de cielo azul,
cuando me refugio en esa parte de mí,
que desconoces y te muestro,
en la morada que te aloja,
que te llama y que te inventa.

Sueño con el mar tan celeste como tu mirada.
El vaivén de las olas en la playa,
a tus brazos asemeja si me abrazas,
susurrándome tu nombre,
en la inmensidad del amanecer,
mientras te pienso y te extraño.

Me envuelve tu ternura, me inquieta tu fijeza,
me conmueve tu franqueza y me pierdo si te acercas.

Me gusta tanto su reflejo, que nada a ellos, prefiero.
Tanto que contemplar sus tonos, en tus días conmigo, ansío.

Tanto más que cerrarlos con un beso dulce como la miel
y con la suavidad de mis caricias , si pudiera y si estuvieras.

Qué ganas tengo de que llegues a mi vida...
qué ganas de besarte, qué ganas de tenerte,
qué ganas de tus ojos...qué ganas.

5 comentarios:

Mayte® dijo...

Creo que debemos conversar más a menudo.

De cada charla nuestra nace un poema que es un sueño para el pensamiento.

Eres una persona encantadora, que sabe plasmar cómo nadie las emociones.

¡¡Bellísimo!!

D'MARIE dijo...

hasta me enamoro de tus amores amiga...q bonito escribes,.Besiss

orujo dijo...

Que gozo leerte Inés, que lindo poema el tuyo, con que ternura plasmas cada letra que es escribes, precioso poema el tuyo.
Un beso en la distancia.

Soñador dijo...

Creo que me derreti leyendo, disculpar voy a ver si me recompongo, ay...cuanta ternura , gracias inesperada si sigues por esa linea un dia me desintegro y me evaporo y cuando menos lo esperemos una nube blanca como la espuma blanca del oceano , me volvera a descargar otra vez sobre la tierra de las realidades, un abrazo.

*Inesperada* dijo...

Tengo que deciros que me conmueve y me emociona sobremanera,que os haya gustado.

Siempre dije que las musas, aparecen en el instante más inusitado y la musa que dió pié a este texto, fué Mayte.

Justo es reconocer que esta amiga ( Mayte)tan AMIGA para mí, me anima y me achucha, desde la distancia, para que relate, lo que leéis.
Gracias a todos y cada uno, por tanto como me dais, desde mi corazón,que ya es vuestro.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...