17 de febrero de 2010

EL RELOJ


Ahora que se detenga el reloj, cuando te
tenga en mis brazos, que se detenga el
tiempo, que no corran las horas. Ahora
conozco el verdadero significado del
verbo amar, recorro el verbo querer en
cada instante y en cada momento.
Ahora ya se lo que es la gloria, pero no
se como quererte más.
Ahora, que quiero más allá de la pasión
y de los sentimientos, que saboreo el
sentir en ti con el beso en tu boca......,
que se pare el reloj.
Ahora que se detenga el tiempo cuando
te beso en la boca, cuando te haga mía,
que se detenga para amarte, para tenerte,
que no corran las horas, que no quiero
despegarme de ti, de tus besos, de tus
caricias, no me quiero ir de tu lado, te
quiero cada día, cada instante, cada
pensamiento, cada mirada....., te quiero
en el recuerdo, en tu presencia y en la
añoranza de ti, simplemente te quiero.
Que se detenga el reloj, que se pare el
tiempo cuando vuelva a tus brazos y
que un minuto sea la eternidad.

3 comentarios:

*Inesperada* dijo...

Cuántas veces hemos pensado en bajarnos del mundo, porque era perfecto con la persona amada... cuántas quisimos eternizar esa sensación de plenitud,apurando cada segundo de esos instantes mágicos y qué...efímeros resultan.

Orujo,impresionante balada de amor.
De aquí... a la eternidad ( sonrisa).

Gracias, siempre.

Mayte® dijo...

A veces rompo cosas, para arreglarlas y volverlas a romper y así paso mi tiempo y el tiempo pasa y la vida no espera.

Precioso Gabriel.

Besitos desde el alma

D'MARIE dijo...

el reloj,siempre se para y nos da una nueva oportunidad,de decir todo lo que sentimos
me encanto!! besis

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...