8 de octubre de 2010

El Monasterio rosa I

Este es el que hace no sé cuantos berenjenal en el que me meto yo aquí por no saber tener la boquita cerrada y entrar al trapo al primer comentario (esta vez la culpa es de Mayte que fue la que empezó).

 Pero digo yo, si escribí de "Física cuántica", de "La Vida Social del Bonobo", de "La Vida Social de las Amebas", de "La Selva del blog" y no sé cuantas tonterías más, todo ello como consecuencia de algún "reto" vía comentarios, ¿por qué no voy a escribir de un Monasterio?, vamos ¡hasta ahí podíamos llegar!, así que, como cada vez que me tiro a la piscina, estoy con la pantalla en blanco y la cabeza en ebullición.

Tengo, que yo recuerde, que introducir en el relato del Monasterio en cuestión, pajarracos, cerdos, mayordomos, escoceses, frailes, monte, huerta y el color carmesí, así que, mézclese, agítese, buen potingue y a la olla, es decir, allá voy y salga el sol por donde salga y mis disculpas por delante.

Había una vez un Monasterio moníiiiiiiiiiiiisimo de la muerte porque nada en él era "normal". Resulta que, en sus inicios, aquello no era un monasterio sino lo que se llamaba una casa solariega situada en las faldas de Ricote, en la Sierra del Segura.

La casa pertenecía a una señora mayor, virgen y soltera, muy religiosa ella, y cuyo único heredero era un sobrino al que ella calificaba de muy "crápula". La señora, a las puertas de la muerte, mandó llamar a su amigo el notario y le dijo: "Pepe, toma nota que le voy a hacer un "regalito" a título póstumo a mi sobrino para que no me olvide nunca". Y Pepe, el notario, tomó nota e hicieron el siguiente codicilo porque la mujer no tenía el cuerpo para ir de notarías:

"Yo, María Esperanza Espinosa de los Olivares y Figueroa, en pleno uso de mis facultades mentales, dispongo por el presente codicilo que todos mis bienes deben pasar íntegramente a mi sobrino, D. Borja Mari Espinosa de los Olivares y Pérez de los Cobos.

Para ser beneficiario de ellos, será condición sinequanon que mi sobrino transforme la casa solariega de la Sierra de Ricote en un monasterio, reformando a su costa cuanto fuere necesario para ello y que dedique la huerta, los corrales y montes adyacentes a la casa para uso y disfrute del Monasterio y cuantos religiosos moraren en él".

Estaba cantado que la moribunda había leído a Mihura y su "Ninette y un Sr. de Murcia" y le gustó , si se descuida el sobrino Borja Mari le deja hasta una biblioteca religiosa.

Continuará...

15 comentarios:

scarlet2807 dijo...

jajajajajajajaja, ¡¡¡ eres terrible !!!
Ahora hablando en serio, creo que eres la persona más ingeniosa, divertida y simpática que he conocido...
Muchos besos, Scarlet2807

María-Murcia dijo...

Scarlet, lo terrible va a ser como salgo de esta, jajaja, pero como decimos en mi tierra: "Si sale con barba San Antón y, si no, la Inmaculada Concepción".

wpaa. dijo...

Menudo regalito le hizo la señora,lo que mas me gusta es el color ajaja el rosita le quedo divino y con mucho glamour .
Eres todo un mundo de imaginacion y simpatia.
Un beso
wpaa.

Anónimo dijo...

Divertida la historia,espero no tardes en mucho en continuar el relato.
besos
enmatojado

* Inés * dijo...

Eres deliciosamente creativa, singularmente original,primorosamente documentada en todos los detalles, con los que engalanas tus historias.
Me recuerdas escribiendo a Ussia, a quien admiro mucho.
Promete mucho tu relato y ardo en deseos de leer tu próxima entrega.
Gracias, (me has convencido), gracias siempre.

Manases dijo...

Que imaginación la tuya eres capaz de lo mejor, como ya nos has demostrado muchas veces, pero dime una cosa: ¿pepe el notario, no estará liado con la tía? ¿O es con el sobrino? Un beso

María-Murcia dijo...

A ver, no liemos que la tía murió virgen, jajaja.

Lástima no habérmelo dicho antes oye, igual lo hubiera metido en la trama.

D'MARIE dijo...

Maria tu habilidad para seguir,es increible...todo un arte en tus escritos..besitos

BONBOM dijo...

María eres genial, jajja me encanta, y hoy necesito tú relato como agua de Mayo, así que gracias por partida doble.

Un besazooooooo

SalvaX dijo...

La tie era un abruja cuyo único lío fué el palo de la escoba.
El sobrino, un "pijo" de tomo y lomo.
Asi pues, que haz el monesterio, mete dentro todo lo que decías y nos invitas a todos los "pitufos blogueros" a la inauguración.
La sierra de Segura es preciosa y allí se fabrican unos jamones excelentes.

SalvaX dijo...

Mis capacidades "mecanográficas" siguen siendo de pena.
Lo siento

Rosa Mª dijo...

Muchas gracias Maria-Murcia por tu compañía y por tan interesante aportación. Espero poder seguirla.
Muchos besos. Rosa.

Mayte® dijo...

La lexe que te dieron. Tu imaginación no tiene límites.


jajajajajaja


Gracias genia!

Un besoo

Carmen dijo...

Eres estupenda, te faltaba tocar el "costumbrismo" y acabas de hacerlo y, además, con ese toque de humor tan genuino que tienes.

Un beso

Alejandro dijo...

Pues como de todos los berenjenales
salgas como sales de los de aquí estoy por decirte que nada se te resiste.

Un saludo

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...