11 de octubre de 2010

El Monasterio rosa IV

Juaquinico pensaba en aquella tarde en la que Jacinta lo pilló haciendo aquello pero vio venir un imponente mercedes negro y, alejando de sí aquel pensamiento, se puso a dirigir el aparcamiento del coche.

Se bajó de él el director del Banco Hispano de Murcia, que llegó especialmente alarmado por si al "Señorito Borja Mari" le daba por sacar todo el dinero que heredara de su tía y llevárselo a algún banco de Madrid, así que al hombre le faltó llorar y por poco asfixia al pobre Borja Mari con el abrazo interminable que le dio para expresarle sus condolencias, y es que Borja Mari era un poquito enclenque aparte de, según Jacinta, un poco sarasa y raro, con esos pelos rojos que nadie en la familia tuvo jamás.

La casa ya estaba llena, entre las autoridades, los que habían venido de fuera y las comadres del pueblo en el salón dónde habían colocado el féretro de la "Señorita" no cabía un alfiler. Las comadres con el rosario en la mano, simulando que rezaban pero, en realidad, cuchicheando de todo y de todos, que si la mortaja no era apropiada, que si el Borja Mari debía llevar una cinta negra en el brazo, que si qué pena de joyas que llevaba la muerta, que si a Jacinta le había crecido la verruga de la nariz, aquello no tenía fin y ellas estaban en su salsa, eso sí, antes de cada crítica, decían aquello de: "Dios me libre a mí de meterme donde no me llaman pero digo yo que...".

Jacinta, que en realidad ejercía de "anfitriona" del velatorio, pensó que las doce de la noche era una buena hora para ofrecer un tentempié a los presentes que, al fin y al cabo, iban a pasar toda la noche velando a la "Señorita", así que dispuso en la salita de al lado una mesa con un mantel muy bien planchado y almidonado y, sobre ella, unas cuantas viandas y bebidas que ella consideraba que eran lo suficientemente serias para un velatorio y lo suficientemente consistentes como para hacer más llevadera una noche en vela.

Cuchicheando, les fue diciendo a las comadres que podían pasar a tomar algo y le dijo lo mismo a Borja Mari para que él se encargara de decírselo a los señores. Borja Mari, que estaba el pobre medio muerto de hambre, fue el primero, junto con Pepe el notario y el director del Banco Hispano, en ir a la salita y, al ver lo que había sobre la mesa, casi pierde los modales y se abalanza sobre ello.

Había puesto allí Jacinta unos rollicos de vino, mantecados de aceite, cordiales y un enorme bizcocho partido a cuadraditos, también había un gran termo con café, otro con leche, una botella de aguardiente, otra de vino dulce de Ricote y el Agua del Carmen por si le daba algún soponcio a alguna señora, cosa que solía ser muy típica en los velatorios.

De pronto se oyó un grito del Juaquinico seguido de un gran revuelo y el cuchicheo aumentó indecorosamente de volumen, salió Jacinta, dispuesta a poner orden, y se dió de bruces con lo más extraño que había visto en su vida, un hombre con falda escocesa. A la pobre por poco le da un "colapsico", que es como llamaba a ella a un vahído, y le tienen que dar Agua del Carmen.


Continuará...

16 comentarios:

* Inés * dijo...

Me encanta leerte, desde el rincón invisible que me hallo, ví todo, con la nitidez que lo describes.
Tuve apetito con tus mantecados y bizcocho, pero algo distrajo mi gula, la curiosidad del grito de "juaquinico" y ese señor de tamaña guisa.
Delicioso relato que sigo con devoción, como supones y te dije.
Gracias, siempre, desde mi lado.

SalvaX dijo...

Es que hay una confusión, Borja-Mari será sarasa pero el de las faldas no tiene mucha pinta de eso, aunque en los pueblos le ponen a uno el sanbenito enseguida.
Ya salen los escoceses, a ver si ahora vienen el mayordomo, los cerdos, lor pitufos y toda la otra fauna que hemos de ir al monaterio en ese barco tan raro que hace "pi,pi".
A lo mejor tiene problemas de próstata por exceso de ventilación de los bajos con la falda.
Por cierto, conozo a dos amigos catalanes que se apellidan uno Sarasa y el otro Condom y los pobres lo pasan fatal por las risitas...

SalvaX dijo...

¿Habeis notado que la falda lleva "parachoques"?
¡Debe ser pos si se escapa algún puntapié malintencionado....!

wpaa. dijo...

Pobre Jacindica , que cruz lleva la pobre, no se como tiene cuerpo¡¡.
Para tener a punto el Monasterio Rosa (que ya el nombre se las trae), aguantar al Señorito Borja Mari, todo el dia perdiendo aceite , tener las viandas a punto , ademàs ordenadas para el evento , aunque creo que falta el anis del Mono, tener que vigilar al Juaquinito ,para que deje alguna cabra virgen , y si algo le faltaba , se le presenta el escoces calvo con falditas a cuadritos verdes con ese colgante protegiendole ciertas partes con las borlitas a flecos , hace falta ser mucha Jacindica.
Espero que el susto no le de un jamacuco al Juaquinito y se le quede babeando ,
No se ,, no se como va a terminar esto.
Desde mi isla de Avalon ajaj un besote y animo.
wpaa.

Anónimo dijo...

Me gusta el relato, me gusta como escribes, envidia me dais de lo bien que lo haceis.
besos
cuidate
enmatojado

Joaquinito dijo...

Pero Wpaa, que yo no me entero. ¿Estás ya en Avalon?. Si es así, ¿para qué quieres la chalupa que hace pi piiii ?. Mi barca tenía tres palos, tres palos tenía mi barca ....! Jajajajjja Así cantaban aquellos del ¿cómo están ustedeeeeeeeess??. Saludos y a ver si me entero en qué sitio estás,¡cachis!.

wpaa. dijo...

Tu que te crees que yo he llegado a Avalon nadando o que¡¡. pues noooo , pues yo he llegado con mi tripulacion y mi chalupa que hace piiiiiiii piiiii porque esta tuneada jolines que hay que explicarte todo.
Lo que pasa que esa isla es solo para los privilegiados , es magica e invisible a los ojos de algunos mortales ,por eso no me ves ..ajajjaj
Saludosss piiiiiiiiii piiiiiiii

SalvaX dijo...

Es que hay gente que no sabe de cine.
Estamos en Avalon y no estamos, estamos planeando el viaje y ya hemos llegado.
¡Eso se llama "flashback" tío!
..y ¡ojo con las gallinas que te María te está vigilando!
¡No faltaría mas!

Joaquinito dijo...

Pero, amos a ver que yo me entere. Leo y no veo que se haya fletado el paquebote, sino que hay una aspiración y una convocatoria para que se llene el susodicho batel. ¿Estás en Avalon o en Madrid? Que uno ya no sabe como haces para surcar las aguas del Manzanares, del Jarama, del Tajo y salir por Lisboa a mar abierto. Que llegará "la" María y dirá que todo a estribor y tu que a babor. Porque para eso eres la dueña del batel, ¡amos anda la lista esta! pensarás y pensarás bien. Jajajajaja. Y leyendo a alguno , estoy yo pensando que lo que vosotros tenéis es ¡el barco pirata de Famobil ! Jajajajaja y que jugáis en el parque del Retiro, por mantenerle algo de "feeling" naviero e insulario, cuasi "baratario", por no decir en la bañera de casa. Acabáramos. Saludos Wpaa. Jajajajaja

BONBOM dijo...

Pues que quereis que os diga??, a mi el de la falda a cuadros me pone, la verdad, mas que el juaquinico,por que como se que al lado de la jacin, y la cabra no tengo na, que hacer, pues..... na, haber si conseguimos algo del de la falda.

Besos

SalvaX dijo...

¡Pa mi que el Joaquinico este es "de secano"!
Aqui el de familia marinera soy yo (Mi abuelo era capitán mercante) y tengo un barquito, bastante viejo ya el pobre, en el puerto de Gandía con el que he hecho viajes geniales. ¡Hasta Ibiza y Formentera he ido y es una gozada, si no coges "mala mar" que te puede hacer pasar malos ratos y hasata miedo a veces!

scarlet2807 dijo...

jajajajajaja, Que bién me lo estoy pasando...
Joaquinico no sabe que para entrar a Avalón es necesario soñar y al pobre parece que nadie le enseñó.
¡que pena me dá el pobre Joaquinico!
Snif, snif...
Besos para todos, Scarlet2807

scarlet2807 dijo...

María, te está quedando genial la historia, como todo lo que escribes guapa.

D'MARIE dijo...

Muy interesante Maria.,Como siempre despliegas cultura.Besis

Mayte® dijo...

No te voy a comentar el escrito, solo, la fotico

Mira que está "gueno" eh!. Es el único hombre que conozco que cuanto más viejo, más... ejem..

Mayte® dijo...

Anda! ya se quién es el Joaquinito, tamaña socarronería solo podía provenir de el.


jajajajaja

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...