10 de octubre de 2010

EL AYER Y EL AHORA

El ayer me sirve para el ahora;
para saber qué no he de hacer;
para vivir el momento presente,
un presente que no quiero perder.
El ayer me sirve para el ahora,
para intentar no volver al ayer,
pues mientras el antes lo viva,
el presente no tiene razón de ser.
El ayer me sirve para el ahora;
para errores no volver a cometer,
para encontrar en el nuevo día,
un camino intenso que recorrer.
El ayer me sirve para el ahora,
pero no para en él permanecer,
pues mientras él viva mi hora,
este instante deja de suceder.
El ayer me sirve para el ahora,
un ahora que no quiero perder,
pues el presente es el momento,
el momento que hay que vencer.
El ayer me sirve para el ahora,
mas el ahora es un gran amanecer,
porque si amanezco en el pasado,
no puedo el presente resolver.
El ayer me sirve para el ahora,
mas en el ahora quiero vencer,
porque si no lucho cada hora,
este instante acaba su renacer.
El ayer me sirve para el ahora,
para que nada deje de suceder,
porque cada instante que pierda,
ese instante no puede volver.

Autora: Rosa Mª

5 comentarios:

* Inés * dijo...

El ayer que se fué, nos permite no anquilosarnos en sus didad, errores y miedos.
La vida enseña, paso a paso a mirar hacia adelante, con alegría y mayor sabiduría.
Me gustó el hoy, que sustituyes por el ayer que dejaste atrás, para siempre.
Gracias, siempre.

scarlet2807 dijo...

Rosa:
Creo que el ayer tal véz nos pueda servir para mirar hacia atrás y tratar de no repetir errores cometidos por la inexperiencia, pero , también creo que hay que pensar en el "HOY",que sin lugra a dudas es más importante que el ayer y el mañana (al menos para mí)
Un beso, Scarlet2807

María-Murcia dijo...

Si, Rosa, vive un Carpe Diem todos los dias.

Besos

SalvaX dijo...

De los errores siempre se aprende, hay que evitarlos, pero no olvidarlos.
Saqumos conclusiones de las vivencias pasadas y caminaremos mas seguros en las sendas del hoy y del mañana.

BONBOM dijo...

SI TE CAES SIETE VECES LEVANTATE OCHO, ES UN PROVERBIO CHINO, QUE YO INTENTO LLEBAR A RAJATABLA.

BESOS

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...