9 de octubre de 2010

CARTA A MI MADRE


Madre mía, te miro dormir y siento una corriente de ternura que se apodera de mi corazón.
Como me gustaría parecerme a ti, eres tan perfecta, tan llena de virtudes, que dificulto que alguien logre igualarte.
Además de tu belleza de mujer, que aún conservas pese a tener más de 80 años, lo que más admiro de ti son tus innumerables virtudes, tu infinita capacidad de amar, tu fortaleza, tu alegría de vivir, pese a las múltiples dificultades que has tenido en tu vida.
Ningún dolor ha logrado arrancar ésa bella sonrisa de tu rostro., solo la vi. ausentarse por un tiempo, cuando fuiste herida con el dolor más grande que puede sufrir una madre., perdiste a un hijo que aún estaba en lo mejor de su vida.
Creo sin temor a equivocarme, que ha sido el momento más duro que te ha tocado vivir, aún recuerdo tu cara de infinito dolor y te pido perdón, por no haber sabido como consolarte, yo en mi egoísmo estaba muy preocupada, de llorar por la pérdida de mi hermano favorito. Pero no te quedaste estancada en el dolor, no, tú no eres de ése tipo de personas, más temprano que tarde, la sonrisa volvió a iluminar tu bello rostro.
Tampoco te han abatido las enfermedades, has luchado con fiereza, como solo tú sabes hacerlo y a pesar de que el accidente vascular dejó su marca. Tú, en tu coquetería inagotable, te las arreglas para que nadie lo note.
Realmente mamá, creo ser muy afortunada por tener una madre como tú y quiero en el tiempo que nos quede juntas, aprender lo más posible de ti, aunque creo será imposible, pero prometo intentarlo.
Te quiero mamá, creo que el amor que siento por ti y por mi hija, es el motor que me da fuerzas para iniciar mi lucha por ser feliz cada día.
Necesito que sepas que eres la persona que más admiro, de todas las que he conocido en mi vida y que me siento muy orgullosa de que seas mi madre.

Tu hija, Marga.



Scarlet2807

13 comentarios:

Viriato dijo...

Un buen ejemplo de una madre para una hija. El día de mañana tus hijos hablarán igual de tí.
Un beso,

María-Murcia dijo...

Las madres, Scarlet, parecen hechas de otra pasta, más fuertes, más duras y, al mismo tiempo, más tiernas.

Yo me pregunto ¿nos verán así a nosotras?

Besos

scarlet2807 dijo...

No lo sé María,de verdad no lo sé...
En todo caso , me gustaría.
Besitos.

BONBOM dijo...

Precioso Scarlet, la mia hace casí cinco años que ya no esta conmigo, y la echo de menos todos los días.

Y si creo que estan echas de otra pasta, y si estoy segura de que vuestros hijos piensan igual de vosotras.

Muchos besos

Calixto dijo...

Scarlet... siempre digo y no me cansare de hacerlo que las mujeres teneis este don... el de ser madres... yo perdí a la mia por ley natural hace ya muchos años pero siempre esta en mi recuerdo.

Saludos de Calixto.

SalvaX dijo...

Scarlet, la saga de mujeres de tu familia es admirable, esas descendientes de suizos fuertes y maravillosas.
¿Tu futuro nieto es niña?

Anónimo dijo...

Felicidades Scarlet
Que suerte poder hablar asi de tu madre.
Un beso
enmatojado

scarlet2807 dijo...

No lo sé SalvaX, el médico dijo que era muy pronto para saberlo con certeza, (anque él se la jugaba que era mujer).
Lo importante es que está sanito/a
Muchos besos

* Inés * dijo...

Precioso.

wpaa. dijo...

Que bonito Scarlet , que suertes tienes de poder tenerla a tu lado , disfruta mucho de ella y no pares de decirle cuanto la quieres .
Yo perdi a la mia ya hace 5 años y cada dia que pasa màs la echo de menos.
Un beso
wpaa.

Rosa Mª dijo...

Muchísimas gracias Scarlett por tu grata compañía y por tan hermosísima aportación.
¡Te felicito!.
Muchos besos. Rosa.

Mayte® dijo...

Mare mía. No son horas para leer esto. Me has emocionado y aún no me tomé un café.

Eres una mujer generosa, buena, maravillosa y un sinfín de palabritas monas.Pero lo mejor de ti, es ese corazón tan grande.

Te quiero mucho lokita.

Un beso

Alejandro dijo...

Como una madre no hay nada, merecido y bonito homenaje.

Un saludo

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...