15 de marzo de 2011

Siento que la sangre fluye por mis venas



Siento que la sangre fluye por mis venas,
que el corazón late sin ningún problema,
que tengos dos ojos que ven lo que me rodea,
tengo dos manos, con las que escribo y palpo;
tengo un olfato, que perfectamente la fragancia,
y un sentido que me permite querer y ser querida.


Siento que la sangre fluye por mis venas,
que mi cuerpo precisa de otro cuerpo, otro contacto;
siento que una pieza del puzzle de mi vida no encaja,
o faltan muchas piezas que por el camino perdí,
y ahora, sin prisas y sin pausas, trato de hallar.

Siento que la sangre fluye por mis venas,
que a través de la ventana de mi vida,
puedo divisar todo aquello que yo anhelo,
que no todo es un cuerpo a cuerpo, un fluir el amor;
que el amor es algo que va más allá de ello.


Siento que la sangre fluye por mis venas,
que estoy viva, y eso es un gran sufrimiento;
que amar es bonito cuando existe la verdad;
que la verdad es el mayor tesoro de la humanidad,
que junto a ella, la pasión, el placer y la sensibilidad.

Siento que la sangre fluye por mis venas,
que no me deja dormir porque mi cuerpo vibra,
porque no soy yo quien ahora domina mi cuerpo,
sino que lo dejo llevar hasta donde él me marca,
y sueño despierta que, algún día, tendrá lugar ese amor.


Mientras tanto... siento que la sangre fluye por mis venas.
Autora: Rosa Mª

6 comentarios:

María dijo...

Algún día llegará y dejarás de soñar despierta pero la vida te parecerá un sueño, de tan bonita.

Besos

Scarlet2807 dijo...

Me alegro que sientas que tu sangre fluye por tus venas, es cuna muestra de que estás viva...
Te quiero amiga.
Un gran abrazo y un beso, Scarlet2807

Rosa Mª dijo...

Gracias a las dos, María y Scarlet. Muchas gracias por vuestras palabras.
Os quiero muchíisimo. Rosa

D'MARIE dijo...

Todo llega..todo,despaciosamente o desesperadamente..deja que la sangre siga fluyendo..bess

Rosa Mª dijo...

Muchas gracias D'Marie, gracias por tus palabras.
Muchos besos. Rosa.

* Inés * dijo...

Precioso sentir, Rosa María.
Muy esperanzado, meticuloso y profundo tu poema, como la sangre, escondida corre libre por las venas que dan vida a nuestro cuerpo.
Un abrazo enorme, en la distancia.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...