Quiero regalarte una rosa,
que perfume tu interior,
que recuerdes día a día,
y que quede en tu corazón.
Quiero regalarte una rosa,
roja como la pasión,
sin espinas y con esperanza,
para llenarte de ilusión.
Quiero regalarte una rosa,
con armonía y con tesón,
para que sientas la compañía,
la compañía y la emoción.
Quiero regalarte una rosa,
con cariño y con agrado,
con la sinceridad en sus pétalos,
y la amistad como tallo.
Quiero regalarte una rosa,
llena de vida y de ilusión,
de ti depende regarla,
o dejar que muera sin amor.
Autora: Rosa Mª

2 comentarios:

María dijo...

Esto me gusta, lo de las rosas sin espinas.

Besos

* Inés * dijo...

Precioso.
Un beso.