Hoy, Papá...


Hoy, Papá, hace cinco largos años
que mi regalo, por el día del padre,
consiste sólo en un intento pobre
de ocultar mi tristeza con engaños.

Engaños son las flores en tu tumba,
intentando embellecer la muerte.
Engaño es pensar que fue tu suerte
ese alzheimer, que llegó cual tromba,

a apoderarse de tu vida entera.
Engaño es pensar que no sufriste
porque, si bien de forma cicatera,

alguna vez brillaba tu memoria.
Y engaño fue, también, el no asumir
que, al morirte tú, parte de mi moría.

8 comentarios:

Scarlet2807 dijo...

María
Me hiciste llorar, no puedo decir nada más...
Un beso, Scarlet2807

María dijo...

Scarlet:

Yo también he llorado hoy, gracias.

Besos

Rosa Mª dijo...

A mí me has puesto los pelos de punta.
Te quiero mucho, amiga. Besos. Rosa.

* Inés * dijo...

Precioso, entrañable y todo un homenaje.. a tu querido padre.
Un abrazo lleno de ternura y besos al cielo.

María dijo...

Rosa:

Yo también te quiero mucho a ti, eres un cielo.

Besos

María dijo...

Inés:

Gracias, un abrazo y besos para tí también.

Rosana Martí dijo...

Un triste día hoy para ti en el recuerdo de tu papá querido, precioso escrito, pero más bello tu sentir.

Un beso preciosa, cuídate mucho.

Manases dijo...

El Profeta Oseas dijo: ”De la mano del Seol los redimiré; de la muerte los recobraré. ¿Dónde están tus aguijones, oh Muerte? ¿Dónde está tu poder destructor, oh Seol”, Si que bonito seria que el aguijón de la muerte llegara a ser cosa del pasado…Besos María