EL DILEMA DE LA MANZANA


Llevaba días con un deseo, nada especial, pero me apetecía, ¿sabes que era?. !Siiiiiiiiii manzanas, me apetecía comer manzanas!.

Así que me fui a comprarlas y observé unas manzanas enormes, rojas, que entraban por los ojos. Me compré un kilo y al llegar a casa lo primero que hice fue lavar una para comérmela, lo confieso, incluso le saqué un poquito de brillo.

Me la llevé a la boca para darle un mordisco y ummmmmmm, estaba deliciosa, con ese puntito ácido que hace el sabor mas intenso….le di un segundo mordisco con mi boca bien abierta y ohhhhhhhhhhhh. ¿Qué estaban viendo mis ojos?, asomaba Gusanin, para desgracia mía estaba entero, parecía como si me saludara .Sin salir todavía de mi asombro, exclame ¡mi gozo en un pozo!, se me presentaban dos dilemas, primero. ¿Qué haría?, ¿Tiraría la manzana entera? o, por otro lado, ¿sólo tirar el trozo que tenía al pobre gusanin? esperando que no hubiera más parientes del pobre bicho.

Bueno ahora toca ponerse serio y ver si este ejemplo tiene un paralelo en nuestra vida. Verás, muchas veces hemos deseando algo con mucho anhelo y hemos luchado hasta por fin conseguirlo. ¿Quizás aquel primer amor?. Bueno ahora te toca a ti echarle imaginación. Son muchos los ejemplos que podríamos poner.

Dimos aquel primer mordisco que nos supo a gloria, pensando que éramos la persona mas feliz del mundo, por fin teníamos todo por lo que habíamos luchado pero, al dar el segundo, fue cuando nos llevamos la sorpresa y nos dimos cuenta que no es oro todo lo que reluce.

Figurativamente hablando, posiblemente alguna vez nos pasó, sólo nosotros sabemos lo que hicimos ¿tiramos la manzana completamente?. O más bien ¿sólo aquel trozo, esperando no llevarnos más sorpresas?.

7 comentarios:

María dijo...

Yo a este lo mato, jajaja, primero por casi morderle a su hijo adoptivo, segundo por insinuar que lo va a tirar, ¿no te das cuenta, hombre de Dios, que te pueden quitar la custodia de la criatura?.

Ahora ya en serio, ¿por qué nos pones siempre a pensar al final de cada cosa que escribas?. Yo te contesto mañana que se me ha roto una uña y estoy muy disgustada y no puedo pensar.

Besos

Gusanín dijo...

Papi, qué susto me has dado
con la cosa de morderme
yo prometo comportarme
tendré el móvil apagado

sé que te he sacado un ojo
con la última factura
sé que tengo cara dura
pero voy a tener un hijo

Ay, por Dios, tú no me muerdas
ni me nombres la basura
pues ya viene esa criatura
¿no las querrás enlutadas?

a tu nuera y a tu nieto
por una simple manzana
que te mordí esta mañana
y a la que sólo di un tiento


Fdo. Gusanín

chus dijo...

jajaj Maria ponte una tirita, y vamos di lo que piensas

Mayte® dijo...

Todos tenemos algo de gusanos en algún momento de nuestra vida.

Demos gracias que supieron quitar el trozo que nos afeaba y no nos desecharon..

Muy buena reflexión, Manasés.

Un abrazo

BONBOM dijo...

Manases, depende del momento y la situación personal que estemos atravesando, personalmente he echo las dos cosas, alguna vez lo mande todo al infierno, y otras simplemente "tire" lo que me molestaba y segui como si nada.

Como siempre muy buen articulo.

Besos

Anónimo dijo...

Los gusanos se alimentan de manzanas sanas, a veces la pudren entera.
Si es figurado el ejemplo como planteas, gusanos lejos, gusanos nunca, lo mejor es una manzana, sin gusanos, lozana y que nos nutra.
Es cuestión de acertar, con juicio y cautela, qué manzana no tendrá dentro un gusano devorador.
Me has hecho pensar muchas cosas, Manasés.
Y eso, siempre es bueno.
Saludos cordiales.
Inés.

Viriato dijo...

Demos una nueva oportunidad a la manzana y a la vida. Yo tiraría el trozo con el gusano y continuaría con el resto de la manzana.