3 de agosto de 2010

VIDAS ROTAS, FINAL


Cuando M. José se marchó fue un escándalo, esto es un pueblo donde prácticamente nos conocemos todos y su marido, al ser constructor, era muy conocido, por otra parte cuando la persona que sufre malos tratos durante años lo oculta, sea cual sea el motivo (sentimiento de culpa, de vergüenza, etc.), cuando da el paso nadie se pone de su parte, todos la tacharon de loca (los que la dejaron mejor parada).

Pero la verdad es que la palabra era puta, pues hasta sus padres y hermanas lo decían.

Fue muy duro, también reconozco que no fue la mejor manera de hacer las cosas, pero yo no la puedo juzgar, no puedo ponerme en su piel, ni ahora después de diez años cuando tranquilamente hablamos del tema soy capaz de decir “ yo habría hecho esto o aquello”.

Cuando Ramón estaba ingresado para hacerle las pruebas tenia que quedarse cuatro noches, cuando estaban ya dos, ella le pidió a su hermana que se quedase una noche para descansar, y aprovechó para armarse de valor, coger su ropa e irse con Miguel.

Pero no pensó con la cabeza fría, no habló con sus hijos primero, fue como un pájaro al que se olvidan de cerrar la jaula, simplemente él no estaba en casa y no la podía detener.

Tenían un apartamento en la playa y es donde se marchó, quiso acondicionarlo primero pues era invierno, y luego ir a por sus hijos, no pensó que al no ir al hospital esa noche ni al otro día él sospecharía, pidió el alta voluntaria y le puso una denuncia por abandono de hogar.

Después, con su hijo que ya tenia dieciséis años y un cuñado fueron a la playa, pues es donde él pensaba que estaría, el problema fue que los “pillaron” en la cama, y con tan mala suerte que estaba su hijo.

Es muy complicado explicar todo lo que pasó ,fue a ella a la que se acusó de puta, a la que denunciaron por abandono de hogar, la que perdió casi todo, pero sobre todo el cariño de sus hijos, el respeto de los vecinos, de sus padres, fue brutal.

Hubieron “amigas” que dejaron de hablarle a ella y, aunque no os lo creáis, a mí también por seguir apoyándola.

Aún hoy sigue en tratamiento psiquiátrico aunque de mantenimiento, deciros que como se suele decir detrás de la tormenta llega la calma.

Las pruebas de Ramón resultaron ser cirrosis con metástasis murió a los dieciséis meses de todo el lío.

M. José fue madre de un precioso niño con Miguel, que este año hizo la primera comunión, que siguen juntos y son felices,

Y, quizás lo más importante, es que recupero a sus hijos mayores, algo que parecía imposible, y que es lo que prácticamente a conseguido que se deje las pastillas.

Yo como amiga me siento orgullosa de que lo consiguiera, ella dice que nunca lo habría conseguido sin mi ayuda, no creo, pero creo en LA AMISTAD así con mayúsculas, como se dice en mi tierra para comer paella todos somos buenos, para los malos momentos es cuando se necesitan a los amigos.

Cuando me dijo el cirujano que podía no salir de la operación, yo escribí una carta para cada una de las personas que quería para decirles cuanto las quería, y que nadie se sintiera mal por aconsejarme que me operara.

Cuando M. José estaba como loca agarrada a mi cuello diciendo mi hijo me vio acostada con Miguel, y me llamaba puta, nunca me perdonará, yo le dije: "escríbele un diario o una carta, pero todos los días unas líneas para tus dos hijos, explícales cuanto los quieres, que son tu vida, que es lo que querías hacer, cuéntales la verdad de tu relación con su padre, pero cuida de no decirles que era un mal padre, si no un mal marido, pídeles perdón todos los días y termina con un te quiero".

La fuerza de la sangre es muy grande, verás como antes o después lo conseguirás, y lo consiguió. La primera en aceptar el diario fue su hija por medio de una amiga, pues no se hablaba con ella y no quería saber nada, al leerlo se lo dio al hermano y aunque tardaron mucho en decirle nada un día recibió una llamada de teléfono de su hija, después una cosa trajo la otra.

Hoy son otra vez una familia, yo me alegro mucho por ellos y, si en algo les ayudé,  pues aún me alegro más de haber podido hacer algo bueno.

FIN

Besos

8 comentarios:

scarlet2807 dijo...

Bonbom, Dios mío, que historia más triste, pero, afortunadamente con final felíz.
Y claro que ayudaste cielo, si eres uh sol de mujer, tu amiga tuvo suerte de contar contigo...
Pobrecilla, lo pasó tan mal, porque generalmente las víctimas callan, ocultan, tapan, pero en fin...Dios se ocupó de poner todo en su lugar, dale un beso de mi parte ¿si?
Y para tí, un besote y todo mi cariño y admiración, me siento muy orgullosa y afortunada de contar con tu amistad.
Scarlet2807

Miranda dijo...

Bonnn:

De los males el menor y lo mejor de todo fue que siempre creíste en M. José y le brindaste tu apoyo.

Abrazos afectuosos, cariños sinceros y besitos a la distancia para ti y tu amiga.

Fibonacci dijo...

Por desgracia así es la vida en una gran mayoria de personas y seguira pasando,una veces por cobardia y otras por miedo.
Lo que nunca se debe hacer es irse nunca por la puerta de atrás,pese a lo que pese y a quien le pese, siempre por delante,ocultar las cosas solo traen problemas, es mejor las cosas claras desde el primer momento,al final todo se sabe.
Un besote para tí y otro grandote para tu amiga.

María dijo...

Es fácil juzgar a clavo pasado y decir que no hizo bien en irse con sus hijos pero habría que ver la angustia y la desesperación que ella tenía en esos momentos, fue la única forma que ella encontró de liberarse y se lanzó a ella. Lo del pájaro y la jaula lo define muy bien.

Me alegro infinitamente de que todo le vaya bien ahora, dale un abrazo muy fuerte de mi parte.

Besos, para ambas.

María dijo...

Perdón, puse con sus hijos cuando quería decir sin sus hijos.

LIA50 dijo...

He seguido tu relato atentamente, una historia dramática de vida como por desgracia hay muchas, lo has hecho tan claramente, y con tanta expresividad.Te felicito por tu hermosa amistad eso habla de lo que eres como persona...Besotes Lía.

Anónimo dijo...

Bonbom, me alegro infinitamente que esté bien tu amiga, que haya recuperado a sus hijos (sin ellos sería imposible..) y que consiguiese rehacer su vida.
Qué orgullosa tiene que estar de tener una amiga como tú ¡¡¡
Un beso inmenso para las dos.

Madeira

Carmen dijo...

Afortunadamente final feliz, aunque imagino por todo lo que pasó.

Un beso

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...