21 de agosto de 2010

Paloma herida

Vi a una paloma llorar
por sus alas destrozadas
se las rompieron palabras
que nunca debió escuchar

se las rompieron las voces
de animales sin moral
y el motivo fue ancestral
tan viejo como los bosques

tan duro como el metal
el motivo fue la envidia
la fuente de todo el mal

mirando sus feas patas
las ratas de alcantarilla
le envidiaban sus alitas

y decidieron vengarse
sin causa a la que vengar
pero eso no es que importase

lo importante era dañar
a aquella pobre paloma
porque ella podía volar

expandieron mil mentiras
en el bosque que habitaban
inventaron mil afrentas

se creyeron sus mentiras
se invistieron de justicia
y la atraparon por detrás

sujetándola entre varias
le destrozaron sus alas
aquellas ratas malditas

dejándola malherida
la creyeron acabada
desolada y abatida

la palomita lloraba
y miraba sus alitas
dolorida y agotada

pensó en nunca más volar
pero ganarían las ratas
y sacó fuerzas de amar

de saberse bien querida
y aparecieron sus armas
y con ellas revivida

las lágrimas que vertía
le curaron las heridas
y supo que volaría

por encima de los bosques
y a salvo de la maldad
e invisible a los ataques

luego llegó la mañana
y con ella el nuevo sol
la paloma renacida

empezó a mover las alas
al principio le dolían
terminó por dominarlas

alzó su vuelo exultante
rumbo a su nido de amor
allí estaba ya impaciente

su palomo mensajero
angustiado por la ausencia
la acarició con esmero

la cubrió de mil caricias
la envolvió en un tierno abrazo
y mientras daba las gracias

por tenerla ya en su nido
juró protegerla siempre
del ataque incomprendido

7 comentarios:

scarlet2807 dijo...

María, me has emocionado...
Solo decirte que las ratas no descansarán en su empeño, la maldad y la envidia, no descansan, pero como bién dices en tu poema, el amor es más fuerte, y no pueden contra el.
Un beso muy fuerte, scarlet28017

SalvaX dijo...

¡Que razón tienes!
y, por desgracia..
¡Con que rapidez proliferan las ratas, en todos los ámbitos!

Brindemos para que las palomas vuelen cada vez mas alto, camino de la libertad, la equidad y la luz y a las ratas "que les dén morcilla".
Saludos.

Manases dijo...

Desde mi retiro vacacional no he podido dejar de seguir leyendo este nuestro querido blog, pensaba que ya lo había leído todo y me encuentro con tu escrito mi querida maría, no pensaba escribir nada hasta mi vuelta, pero no me he podido resistir escribirte algo:

Cuando un judío del sur de Francia “confesó” bajo tortura que quienes habían causado la epidemia envenenando los pozos eran los judíos, aquella noticia evidentemente falsa se difundió como una verdad. Enseguida se masacraron por completo comunidades hebreas de España, Francia y Alemania. Al parecer, nadie prestó atención a las auténticas culpables: las ratas, y muy pocos se fijaron en que la peste también causaba bajas entre los acusados……. Muchos besos María

Madeira dijo...

Mariiña, estos días dopada hasta la orejas (me he empeñado en haceros la competencia a Scarlet y a tí), no estoy demasiado lúcida para explicarme, por ello, el comentario va a ser muy simple: cualquier persona tiene que prestar atención a sus propias exigencias y prescindir de la maledicencia ajena. Ya sé, ya sé que duele y es díficil...
Un beso inmenso

María dijo...

¿Qué te pasa Madeira? No sabia que estabas mal, guapa, mejórate muy pronto.

Muchos besitos.

*Inesperada* dijo...

Creo saber el trasfondo de la paloma, guapisima por cierto y de las ratas, malas ellas, muy malas.
Quizás me equivoque, pero "ratas de esas" hay muchas en la vida. Envidian, por sistema y levantan falacias, queriendo demostrar su buen juicio e intentando manipular a delicadas (y cultas eso sí) palomas que vuelan sin molestar a nadie.
Nada mejor que volar más alto y no verlas cuando pasan ante nuestra vista.
Me has sobrecogido, mucho.
Felicidades.

Soñador dijo...

Paloma de alas renacidas y garras aprendidas, afiladas contra las ratas,las ratas corrieron cobardes al ver el vuelo de nuevo del ave, magestuosa y orgullosa de tan valiente y aprendida batalla.Un abrazo

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...