19 de agosto de 2010

DUDAS Y MAS DUDAS


Hace tiempo que tenía pensado escribir sobre algo que siempre me ha causado muchas dudas, Pero ante todo quiero dejar bien claro, que soy católico, apostólico y romano, además, siento temor cuando no me comporto como un buen cristiano, quiero hacer constar que no acudo a menudo a la iglesia, tan solo lo hago en algún evento importante y cuando estoy de vacaciones, al gustarme visitar los lugares sagrados por ser un enamorado de ellos, aunque he de dejar claro, que me sé la misa entera y hasta en latín si se tercia.

No sé por donde comenzar, dejaré atrás el Viejo Testamento y los llamados evangelios apócrifos, de estos ya me gustará debatir en otra ocasión. Hoy quiero centrarme en el Nuevo Testamento, que a pesar de haber leído mucho sobre el, no lo entiendo y me dan a veces vueltas en la cabeza produciéndome dudas y zozobras.

¿Qué sabemos sobre Jesús?
Desde que llegó la estrella guiando a los Reyes Magos hasta Belen, rindiéndole pleitesías al recién nacido y hasta los treintas años que reapareció en el rio Jordan junto a su primo San Juan Bautista que estaba bautizando, y al verlo exclamo esa frase de “Aquí esta El Mesías”.

No sabemos nada de su vida durante todo ese intervalo de tiempo, tan solo sabemos que era feliz con sus padres, cosa normal en cualquier niño.

A raíz de que su primo fué detenido y ejecutado en tiempos de Herodes, es cuando comenzó con sus andaduras predicando la palabra de Dios, tal como este le había comunicado a Abrahán que vendría su hijo.

Toda esta historia viene recogida en lo que llamamos “Nuevo Testamento” es decir:
Los cuatros Evangelios Canónicos, los Hechos de los Apóstoles, las Epístolas y el Apocalipsis de San Juan.

Los Evangelios tienen las autorías de:
Marcos, Mateo, Lucas y Juan, que eran Apóstoles y seguidores de Jesús, pues bien, esto evangelios en realidad no los escribieron ellos, los autores reales adoptaron sus nombres para darles veracidad a los escritos, ya que ni tan siquiera llegaron a conocerlos.

El evangelio más antiguo es el de Marcos, reza como que él fue el autor, cuando en realidad fué un tal “Juan de Jerusalén” que era ayudante de “Pablo de Tarso” para posteriormente unirse a “Pedro” para ser su intérprete de Griego, este evangelio se escribió entre los años setenta y cinco y ochenta del siglo I, es decir, cuarenta años después de la muerte de Jesús.

El de Lucas es de final del siglo I y lo escribió un tal “Lucano de Alejandría”, médico de Pablo.

El evangelio de Juan, es el que más tarde se escribió, y fue un tal “Anciano o Juan El Presbítero”, se comenta que transcribió las palabras de otro “Juan” el discípulo amado de Jesús.

Todos los evangelios fueron escritos entre cuatro y siete décadas después de la muerte de Jesús y lejos de Palestina, por personas que no lo habían conocido y otra salvedad, en esos tiempos se hablaba “Arameo” y los textos están escritos en su mayoría en griego.

Sobre los “Hechos de los Apóstoles” estos forman parte de Lucas, y también son de la misma época y mismo autor que los evangelios “Lucano de Alejandría”.

Las Epístolas son las más antiguas, se escribieron sobre el cincuenta y uno y el sesenta y tres del siglo I, la mitad de ellos son falsos y escritos por “Pablo de Tarso” que no conoció Jesús.

Vamos ahora por el Apocalipsis de San Juan, escrito por “Juan El Prebístero” al finales del siglo I.

Con esto quiero decir que todas estas historias estan contadas de segundas o terceras manos, por tradiciones o procedentes de fuentes que nadie sabe.

El manuscrito más antiguo con contenidos del Nuevo testamento es el papiro de Rylands, que se redacto sobre el año 130 DC, los “Magdallen, Bodmer y Chester Beatty”, están escritos en griego y todos ellos muy fragmentados, el único casi completo es el “Codex Vaticanus” a este le faltan diecisiete páginas y fué copiado sobre mediados del siglo IV.

Es decir que sólo conocemos copias de copias que cualquiera sabe lo que cada uno ha interpretado o ha querido transcribir. Al Evangelio de San Marcos le falta el final, alguien lo eliminó y puso uno apócrifo (dudas y más dudas).

Sobre el año 120 después DC, un tal “Suetonio” habla de los judíos que instigados por los seguidores de un tal Chrestus fueron expulsados de Roma por sus hábitos fuera de lugar en esa época y todos pensaron que era Cristo, aunque esa palabra en latín significa: bobo, simple y también esclavo, esto es todo y ya hasta mediados del siglo segundo, no hay más referencia de Jesús.

No soy historiador, ni antrópologo, ni protestante, tan solo una persona curiosa que le gusta leer, recopilar y analizar, por lo tanto estos datos son sacados de mis lecturas y las dudas por supuesto mias.

"Omne verum, a quocumque dicatur, a Spiritu Sancto est"

Y cómo dijo alguien que no recuerdo, aunque creo que fue Alfonso USIA.

“SOY ATEO Y DIOS LO SABE”

5 comentarios:

*Inesperada* dijo...

Fibo, me gustó y mucho.
Ya sabes lo que significa reconocer con orgullo tu religión, sea cual fuere.
Yo digo ésto:
Prefiero creer en Dios que no creer en Nada.
Lo dicho,gracias me gusta mucho tu forma de escribir.
Un beso.

scarlet2807 dijo...

Fibo ¿le estás haciendo la competencia a mi guardaespaldas?
jajajajajajaja
Ahora en serio, te agradezco que traigas éste tema, porque me declaro absolutamente ignorante, soy creyente, pero, "a mi manera", creo que partí siendo católica, y ahora ya voy en "solo creyente"...

Un gran beso, y sigue disfrutando, Scarlet2807

María dijo...

Yo creo en Dios, por encima de todo, y tengo muy claro que, en muchas ocasiones, de no haber sido por El no hubiera podido seguir.

Besos

SalvaX dijo...

Este es un tema muy interesante del que podríamos hablar horas y horas (Y no llegar a ninguna conclusión, pos eso mismo es apasionante).
Comparto contigo que estos libros considerados sagrados son copias de copias de traducciones y relatos orales, por ello, es muy posible que en todos estos procesos hubiera interpretaciones y cada copista o traductor pusiera algo de su propia cosecha -pensemos simpre que con buena intención-.
Es dificil aceptar las ideas de los que siguen las escrituras al pie de la letra sin cambiar una coma, sin plantearse todo lo anterior.
Alguien dijo "soy ateo grácias a Dios", pero es un contrasentido, al ateo defiende y argumenta que Dios no existe (Nietzsche) mientras el que tiene un resquicio de duda es solo agnóstico.
Mi posición es de este último tipo, como decía Kant, no puedo demostrar que Dios existe, pero tampoco que no existe.
Si leemos las 5 vías de Santo Tomás y algunas obras de San Agustín nos hacen reflexionar y deducir que ha de haber un principio de todas las cosas, un ser necesario, etc. etc.
En definitiva, hasta los científicos que describen en "Big Bang" no saben cual fué la fuerza primigenia que dió el primer "papirotazo" desencadenante ni quien fabricó la materia original.
Me gusta pensar que hay una inteligencia superior que dió origen a este mundo, pero tambien creo que habrá creado otros muchos mundos distintos y que todo esto desborda nuestra inteligencia que es muy limitada.
Como Unamuno, quiero creer, pero me cuesta y esto me lleva a la angustia vital, por motivos distintos de los de los existencialistas.
(SIENTO EL ROLLO MACABEO, PERO HOY TENIA EL CUERPO DE JOTA)
Un saludo a todos.

LIA50 dijo...

Todos nos planteamos alguna vez estas dudas, pero pesar de ellas seguimos creyendo Un besote Fibo Lía.

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...