11 de agosto de 2010

Fenología del loro barranquero

Por mi mala cabeza y porque siempre cumplo mis promesas y mis amenazas me veo otra vez escribiendo de algo de lo que no tengo ni idea, la fenología del loro barranquero (la "amenaza" viene de un comentario a mi soneto "Despertar").

Así que he echado mano del Google y me he enterado de que el loro barranquero, también llamado "Cotorra de la Patagonia", es un animalito que vive en zonas secas, como a 1.000m. de altitud, que anida en cuevas en los barrancos y que no aprende a hablar pero que hace un ruido de mil demonios.

De lo del ruido doy fe, yo conocí un loro barranquero (eso no se lo había puesto a Mayte en la "amenaza" porque yo en realidad no pensaba escribir de la fenología del loro, sino que pensaba hacerlo del loro de Manolo).

Manolo es el marido de una de mis primas, ellos pasan el verano en un chalet que tienen en el campo, y una mañana se levanta Manolo el primero, se va a echarle de comer a los animalitos y se encuentra subido en un árbol a un loro y se dijo: "total por un bicho más me lo quedo" (he de decir que a su chalet le llamamos cariñosamente en la familia "La Granja San Francisco" porque tienen gatos que aparecen por allí y se quedan, perros con pedigree, otros adoptados de la perrera, el conejo "Rufi" que pesa como 10kg. y que es de no se qué raza rara, hamsters, peces, tortugas, pollos, gallinas, conejos normales, una iguana, un hurón, periquitos, canarios, etc., que se me olvida alguno fijo).

Se las ingenió para atrapar al loro y lo metió en una de las pajareras que tienen como 3m. de altas en el susodicho jardín. De día bien, el loro se portó, estuvo comiendo y bebiendo sin ningún problema y Manolo todo el día de la casa a la pajarera diciéndose: "mira qué bonito que es el loro y encima me ha salido gratis". Pero luego llegó la noche y el loro, por lo visto, era noctámbulo y se dedicó a hacer un ruido infernal durante toda la noche, tanto ruido hacía que el jardín tiene 5.000 m2 (es el mínimo legal para edificar en la zona) y los vecinos no durmieron en toda la noche por el ruido del loro. Manolo, mi prima y sus hijos tampoco durmieron, claro está. La noche siguiente la misma historia y a la mañana siguiente nuevas quejas de los vecinos, se imponía una solución y, aunque la de Manolo era hacerse con una gran lona para tapar la pajarera y que el loro no viera luz y durmiera, mi prima le dijo:"Manolooooooo, vete con el loro y si vuelves que sea sin él y si no ni te molestes".

Así que, ni corto ni perezoso y con más cara que espalda, se fue con el loro a una pajarería de la que son clientes y le contó una película al dueño. Le dijo sin inmutarse que el loro lo habían comprado en el Carrefour por un capricho de su hija, que lo tenían en el piso en la ciudad y no dejaba dormir a nadie y que, por favor, se quedara con el loro y, si lo vendía, pues que le diera una parte. El de la pajarería, al ser cliente y no sospechar de él, sacó de la caja 150€ y le pagó el loro en el acto. Manolo, sin saber que estos loros son baratos, aún tuvo la cara dura y el aguante de decirle sin reírse: "mira tú por donde el caprichito de la nena me ha costado más de 100€, porque el loro me costó casi 300€".

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Jajjaja María, le quedaba venderlo o alguna receta con arroz.
Un beso.
Madeira

María dijo...

Madeira, encima se quejaba de que era un loro "vulgar" y valía poco, jajajaja, es un caso perdido este Manolo.

Besos

D'MARIE dijo...

JAJAJA..EN FIN EL MANOLO CON SUS MANIAS NO QUERRA VER MAS UN LORO EN SU VIDA...QUE GRACIOSO!!
bESIS

scarlet2807 dijo...

María, que bien me hace leerte, he llorado de risa, eres estupenda...

Un beso, Scarlet2807

*Inesperada* dijo...

Eres deliciosa, contándonos historias cercanas a tí.
Me encanta leerte, ya sabes que cuando lo hago, es como si me lo contaras de lante de un café, contigo.
Me maravillas, te haces querer, a través de tus relatos y por ser como eres.
Te quiero, María, mucho, ya lo sabes.
Un abrazo, estoy muy orgullosa de tí.
¡¡Jo que me emociono!!

wppa. dijo...

Joe , que morro le hecho tu amigo,me he reido un monton, hizo bien en sacarle provecho , por las noches en vela .
Un beso
wppa.

Fibonacci dijo...

Bonita historia y un morro que lo pisa el tal manolo, pero hizo bien, este mundo es de listos.
Un beso casto

BONBOM dijo...

Maria, eres unica,jajjaja me has reir un monton, y anda que tu amigo tambien lo arreglo jajajaj.

Un besazo guapa

Carmen dijo...

Eres lo que yo llamaría un "Enfant terrible", tremendamente innovadora y versátil.

Un beso

Mayte® dijo...

La lexe que te dieron

jajajajajja

Eres tremenda

Un besoo

Anónimo dijo...

Acabo de caer aqui por casualidad y esta hitoria me parece de lo màs pátetica...
El baranquero efectivamente es un loro ruidoso. Pero haber empezado por no sacarlo de dónde estaba.
Este hombre se ha metido a un animal de un día para el otro en una jaula sin el menor conocimiento de psitacidas (compartamiento, alimentación...) y ademàs tiene la cara dura de sacar provecho vendiendolo cuando no està ni registrado y acabará siendo vendido a cualquiera, metido en una jaula diminuta, y dónde los compradores lo terminaran abandonando por ruidoso, y esto cruzando los dedos para que no desarolle picaje...
No le veo la gracia a esta historia...
Los ánimales deben de ser rescatados, pero no un objeto de comercio...
Antes de jugar con una vida, primero INFORMARSE sobre los cuidados del animal y sus costumbres... Los baranqueros como las cotorras argentinas siempre son el objeto de compras compulsivas de gente "ignorante" y cuando se dan cuenta de que no solo abren el pico para repetir chorradas pues terminan siendo abandonados...
Me parece triste... MUY TRISTE

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...