8 de agosto de 2010

Despertar

Abro los ojos lentamente, miro,
te busco, tranquila, sé que estás aquí
giro mi mirada, es que te sentí
se cruzan nuestros ojos y sonrío

insinúas tu sonrisa acariciando
siento calor, alegre cosquilleo
acércate, dice mi parpadeo
me miras, casi como venerando

te acercas, sin llegar a decir nada
deslizas sólo un dedo por mis labios
un dulce frío me recorre toda

te digo todo sin tan siquiera hablar
es la elocuencia de nuestros silencios
avisándonos de que es la hora de amar

10 comentarios:

scarlet2807 dijo...

María , que bello...
Bello como escribes, y me alegro que seas tan félíz, te lo mereces nena.
Así me gustaría despertar a mí.
Un besote , Scarlet2807

wppa. dijo...

Relajantes y desperezados amaneces de noches de amor.
Riptus de sonrisas e insinuaciones que invitan a comenzar el ritual de nuevas pasiones.
Precisos despertares.
Un beso
wppa.

Fibonacci dijo...

Que decirte que no te haya dicho ya.
Un besote casto.

Mayte® dijo...

Nena... Me da que está haciendo mucha calor por ahí.

Un besote

María dijo...

No pasa nada May, ahora escribo de la fenología del loro barranquero o de la fitofenología de las patatas y compenso, jajaja.

Besos

Anónimo dijo...

María, me ha gustado especialmente tu poema. Creo que has reflejado muy bien la sensualidad llena de dulzura. Dicen que es el amor cuando ha logrado desarrollarse a plenitud...
Un beso grande.
Madeira

LIA50 dijo...

María María, que pasión tienes niña.Besos Lía.

BONBOM dijo...

María, como me gusta leerte , tan enamorada siempre.

Un beso guapa

*Inesperada* dijo...

Qué sensualidad desprenden tus cuartetos.
Cómo intuyes en el primer terceto, lo que resolverás en el segundo de ellos.
Es como que nos llevas despacito, saltando de verso en verso, con el primor que le pusiste, en tu despertar, soñando.
Gracias, siempre.

D'MARIE dijo...

Detras esta mujer,tan sensible.Hay tanto amor que lo desprendes con mucha pulcritud..buenisimo!!
Besis

Callad, por Dios, ¡Oh buñuelo!.

(La foto es de otro día, los de hoy los haré esta tarde que no me ha dado tiempo) Callad, por Dios, ¡oh buñuelo! Que no podré resisti...