Frente de liberación de los enanos de jardín

Sobre el año 1.996 surgió en Francia un grupo autodenominado "Front de Libération des Nains de Jardins" (Frente de liberación de los enanos de jardín), esta asociación, también llamada por algunos afectados grupo terrorista, se dedica a liberar las figuritas de gnomos o enanitos que hay en algunos jardines aduciendo que, en realidad, son enanos de carne y hueso que, por el efecto de alguna maldición, se han quedado inmóviles, hecho que aprovechan los snobs para, sin pensar para nada en los sentimientos de los enanitos, decorar su jardín.

La asociación hace con los enanos "liberados" las cosas más dispares, desde devolverlos a los bosques donde, supuestamente, vivían hasta hacer fotomontajes y enviarselos a los asombrados propietarios, quienes pueden ver al enanito en cuestión vestido de hawaiano en una playa o de visitante en la Torre Eiffel.

El día 4 de Junio del año 2.001 se creó en Oviedo la SH-FLNJ (Sección Hispánica del Frente de Liberación de Enanos de Jardín), con presencia en toda la cornisa cantábrica y Castilla León. La actitud de los propietarios de los enanos "liberados" difiere, los hay desde los que se enfadan terriblemente y denuncian el robo hasta los que, en plan jocoso, envían un correo a la asociación en cuestión advirtiéndoles de que, por ejemplo, pertenecen al "frente de liberación de las escopetas de perdigones".

Existen también las personas que, a pesar de tener enanos de jardín en el suyo, no los soportan, como mi amigo Miguel. Su mujer y él viven en un pueblo de Valencia, hace años se cansaron del bullicio de la capital y vendieron el piso que tenían allí y se compraron un terreno en un pueblecito pequeño donde se construyeron una casa a su gusto con un jardín muy bonito.

Amparo, su mujer, es muy amante de los enanos de jardín y, aunque Miguel insiste en que el que cuida el jardín es él y que son un engorro, ella no desaprovecha ninguna ocasión para comprar un nuevo enanito.

Un día en que estaban su nieta de visita, Miguel, creyendo que Amparo no les veía, se dedicó a enseñar a su nieta a hacer volar enanos de jardín y, claro, cada enano que la niña intentaba hacer volar, enano que aterrizaba y se rompía. Miguel se frotaba las manos pensando que se libraba de los enanos pero no contaba con que Amparo les miraba desde una ventana del piso superior. Y no dijo nada hasta la hora de la comida cuando le dijo: "Miguel, saca el coche que esta tarde nos vamos al Garden Center a hacer unas compras". Como llevan muchos años casados y se entienden perfectamente Miguel lo cazó a la primera y no protesto y luego, cuando vio que Amparo compraba el doble de enanos de los que se habían roto y el doble de grandes, se atrevió a preguntar por qué y ella sólo le dijo: "Muy fácil, Miguel, te estoy haciendo un 2x1". El se calló pero los enanos de su jardín no han vuelto a intentar volar, por si las moscas.

6 comentarios:

scarlet2807 dijo...

María , me haces tanto reír, eres tan simpática y al parecer tus amigas también lo son, me he reído mucho con tu historia , imaginando la cara de Miguel...
Un besote, Scarlet2807

LIA50 dijo...

María me encantó, jajaja como Miguel hubiese hecho volar los enanos, escribes precioso.Un beso Lía.

SalvaX dijo...

Hace años un periódico inglés publicó que hay dos tipos de personas en las que no se puede confiar: Las que conducen un Volvo y las que tienen enanos en el jardín.
¡Nunca comprendí lo del Volvo!
Los enanos ni me gustan ni me dejan de gustar, si hay niños en la casa es un detalle simpático, si no es así, puede resultar un tanto hortera.
Posiblemente lo mejor para los enanos es llevarlos de viaje como en la película Amelie.
Un saludo.

Mayte® dijo...

Yo tengo varios enanos y algunas estatuas más en el jardín, espero que no sepan nada de emancipación o se me largan.

Un besote niña.

* Inés * dijo...

Delicioso texto, el que nos relatas, con tu primor manifiesto.
Me conmueve y me hace sonreir, pensar en los enanos volando.
Me convences y sigues sorprendiendo con tus elecciones tan variopintas, como originales.
Eres grande María, aquí o en Houston.
Un beso, amiga mía.
Gracias siempre.

BONBOM dijo...

Caramba María lo que a ti no se te ocurra, mira que enanos voladores jajajaja ( de jardín)en fín muy divertido y original.

Un besazo